Nuncio Apostólico en Ucrania: «La cercanía del Papa conforta los ánimos»

Encuentro de las delegaciones de Rusia y Estados Unidos en Ginebra (Suiza)

En una entrevista concedida a los medios de comunicación del Vaticano, monseñor Visvaldas Kulbokas, nuncio apostólico en Ucrania, habla de la situación de crisis del país sobre la que se cierne el «fantasma del conflicto»: la gente está agradecida a Francisco, «saber que no están solos y olvidados es una gran ayuda».

Es el momento de la diplomacia, que busca desactivar en la mesa de negociaciones el drama que se produciría si se recurre a las armas. Mientras Occidente y Rusia tratan de mediar en una crisis que dura ya años, desde el conflicto de «baja intensidad», como lo definen los analistas, que estalló en 2014 en el este de Ucrania, hasta los actuales vientos de guerra, para la población ucraniana son horas de tensión y suspenso.

«El riesgo de una posible escalada del conflicto se vive con más coraje», señala el nuncio apostólico en el país, el arzobispo Visvaldas Kulbokas. En entrevista a los medios de comunicación del Vaticano, el prelado informa del conforto generado por la cercanía mostrada una vez más por el papa Francisco, el pasado domingo en el Ángelus.

– ¿Cómo fue recibido el llamamiento del Papa en Ucrania?

Aquí en Ucrania, el papa Francisco es una de las personalidades religiosas más respetadas por la población local, por lo que este llamamiento del Papa tras el rezo del Ángelus del pasado domingo fue recibido inmediatamente como una noticia muy importante, que alivia el corazón, expresa cercanía y solidaridad, y en momentos de dificultad como los que se viven en Ucrania, saber que no estás solo y olvidado ya es una gran ayuda.

– ¿Qué clima se percibe en la población?

En este período de mi misión como nuncio está la guerra, que dura desde hace ocho años en las regiones orientales del país, y ciertamente ha creado muchos problemas -hay quienes han perdido a sus seres queridos y también he conocido personalmente a varias personas que han sido duramente golpeadas-, hay quienes han perdido su salud, su casa, su trabajo, pero todo esto ha hecho a los ucranianos más fuertes ante las dificultades. El riesgo de un posible empeoramiento del conflicto se vive con más coraje.

Hay preocupación, pero al mismo tiempo he notado mucho amor por la patria y también una gran decisión de poner de su parte si hay dificultades. Como muchos saben, aquí hay ucranianos nativos, también hay regiones donde predomina la lengua rusa y otras en las que hay una importante presencia de la lengua polaca, pero en este mes he podido apreciar el amor por parte de todos. No digo que no haya dificultades, pero en general el conflicto parece haber aumentado la cohesión en todo el país.

– ¿Cómo vive la Iglesia local esta situación?

Respondo principalmente haciendo referencia a los católicos de Ucrania, pero también están las iglesias ortodoxas y otras iglesias. Como sabemos, en las iglesias greco- católicas y también en las de rito latino desde 2014, año en que comenzó el conflicto, durante todas las celebraciones eucarísticas y también en otros momentos de oración, siempre hay un momento de oración por la paz.

En estas últimas semanas la oración por la paz está aún más presente, más fuerte, y lo será ​especialmente el próximo miércoles 26 de enero, por invitación del papa Francisco y en unión con él y con todos los hombres de buena voluntad.

– ¿Qué importancia tiene la oración para el pueblo ucraniano en estos momentos?

Me he hecho esta pregunta muchas veces y mi conclusión es que debemos considerar sobre todo nuestra vocación como creyentes en Cristo y nuestra vocación como seres humanos. Como hemos visto, incluso el papa Francisco en el llamamiento del pasado domingo subrayó que no somos dignos de llamarnos hombres y mujeres si no consideramos a los demás como nuestros hermanos y hermanas.

El profeta Isaías dijo: «Dios no escuchará tu oración si no te conviertes, si no vives la justicia, si no vives la misericordia». Por lo tanto, esta oración que vivimos, la vivimos por la paz, pero el sentido de esta oración es sobre todo que nos convirtamos, para vivir la fidelidad a Dios y vivir la fraternidad y la misericordia hacia todos, con humildad, con valentía, con creatividad, para decir al Señor: «ahora encomiendo todo en tus manos».

(Svitlana Duckhovych – Ciudad del Vaticano, Vaticannews.va)

Agencia SIC
Acerca de Agencia SIC 45646 Articles
SIC (Servicio de Información de la Iglesia Católica), es una agencia de noticias y colaboraciones referidas a la Iglesia en España, creada en noviembre de 1991 por el Episcopado español y dependiente de la Comisión Episcopal de Medios de Comunicación Social (CEMCS).