Los jóvenes de Tarragona acogen la Luz de la Paz de Belén

El viernes día 17 de diciembre, la Iglesia Joven de Tarragona celebró la acogida de la Luz de la Paz de Belén en la parroquia de Cristo Rey, de Reus. El encuentro, con el lema «No hay camino por la paz, la paz es el camino», reunió a más de un centenar de jóvenes.

En el exterior del templo, Mn. Albert Fortuny, párroco de la parroquia, dio la bienvenida a los jóvenes, que se pusieron en camino para ofrecer los corazones al niño Jesús. Una vez en el interior de la iglesia, con la Luz de la Paz y la imagen del Niño presidiendo el altar, se dio inicio a la vigilia de oración. A través de los cuatro Evangelios de los domingos de Adviento, se descubrieron los valores de la sinodalidad: comunión, participación y misión. A medida que avanzaba la vigilia, se iluminaba el templo y se repartían unas huellas a los asistentes.

Al terminar esta primera parte, Mn. Joan Águila, vicario de la pastoral y delegado para la Evangelización, la Catequesis y los Jóvenes, explicó el sentido de esta luz que anualmente los escuchas de Austria encienden en Belén y esparcen por todas partes. Por otra parte, el párroco de la parroquia hizo una breve reflexión sobre cómo Jesús ilumina nuestros pasos. A través de este comentario, los jóvenes escribieron una pequeña oración en las huellas que se les habían repartido y que ofrecieron al Niño Jesús. La celebración finalizó con el canto «Luz de las naciones» y los participantes pudieron recoger la Luz de la Paz para llevarla a casa en estas fiestas navideñas.

(Arzobispado de Tarragona)