Monseñor Julián Barrio: «estamos viviendo esta visita ad Limina con espíritu sinodal»

Continúa en Roma la visita ad Limina de los obispos españoles. Se prolongará hasta mañana. Este primer grupo que ha viajado está formado por 24 obispos; de las provincias eclesiásticas de Santiago de Compostela, Oviedo, Burgos, Pamplona y Tudela y Zaragoza. Ayer tuvieron un encuentro de dos horas con el Papa Francisco en el que se pudo dialogar abiertamente sobre muchísimos temas. Después de la visita, el Arzobispo de Santiago, Monseñor Julián Barrio, compartió sus impresiones con los medios de comunicación. “En esta visita y en este tiempo de Adviento queremos acrecentar la esperanza. Hoy, más que nunca necesitamos avivar nuestra esperanza para mirar al pasado con agradecimiento, para afrontar el presente que nos toca vivir con responsabilidad, y una esperanza que nos lleva a mirar al futuro con confianza porque efectivamente, el futuro está en manos de Dios y son buenas manos”, lo dijo Monseñor Julián Barrio Barrio, Arzobispo de Santiago de Compostela, España, comentando su visita a la Sede Apostólica, junto a los obispos del 1er grupo de Prelados españoles que están realizando la Visita ad Limina Apostolorum.

 

Hacia una Pastoral más afectiva y efectiva

Monseñor Julián Barrio señaló que, la visita ad Limina de los Obispos españoles esta siendo muy intenso, por lo que se refiere al contacto con los distintos Dicasterios de la Curia Romana. “Creo que lo estamos celebrando con ese espíritu, que el Papa Francisco quiere de alguna forma que sea una realidad, un espíritu sinodal, donde nos escuchamos mutuamente, donde efectivamente venimos con esa actitud de escuchar y a la vez de ser escuchados”. El Arzobispo de Santiago dijo que, esta tal vez es la única manera a través de la cual, se puede ayudar a afrontar las situaciones que se están viviendo en las diócesis y que desde aquí, desde el Vaticano, desde los distintos Dicasterios , se pueden orientar en todos los aspectos para tener una pastoral mucho más afectiva y efectiva que sirva realmente a la Iglesia.

 

 

Le llevamos al Papa las preocupaciones de una Iglesia en salida

Mons. Barrio señaló que los obispos han presentado al Papa las inquietudes y preocupaciones de una Iglesia que quiere ser una Iglesia en salida, y que trate de responder a las inquietudes y a las preguntas que nos está haciendo el hombre de nuestros días. “A mí, hay una cosa, que me preocupa mucho y es que estemos dando respuestas a preguntas que nadie nos hace. Entonces claro, es difícil mantener esa esa conexión con aquellas personas que tenemos encomendada, por eso la necesidad de escuchar y efectivamente invitar también a que nos escuchen en esa preocupación de hacer cada día más presente el reino de Dios en medio de nuestra sociedad”.

 

 

El Año Santo Compostelano se vio afectado por la pandemia

El Arzobispo de Santiago también comento como se esta viviendo el Año Santo Compostelano que, inició el 31 de diciembre de 2020 y fue prorrogado hasta el 31 de diciembre de 2022. Un Año Santo que se vuelve a celebrar 11 años después de la última edición. “Las celebraciones de este Año Santo Compostelano – afirmó Monseñor Barrio – lo habíamos preparado con mucha ilusión, con mucha esperanza, sabiendo que la respuesta que íbamos a tener por tantas y tantas personas que deseaban peregrinar a Santiago de Compostela iba a ser muy positiva”. Pero, hemos tenido la cuestión de la pandemia que de una u otra manera, ha influido hasta el punto de que, podemos decir, que prácticamente hasta mediados de junio de 2021 los peregrinos que llegaron a Santiago fueron en un número muy pequeño.

 

Han llegado peregrinos como en otros Años Santos

Sin embargo, señaló Mons. Barrio, gracias a Dios a partir de mediados de junio hasta prácticamente noviembre, el numero de peregrinos se ha incrementado. Comparativamente con otros Años Santos podemos decir que han venido tantas personas como pudieron venir el anterior Año Santo Compostelano, de hecho, han llegado 165,000 peregrinos que sepamos, que han hecho los 100 km y lógicamente se les ha dado lo que se llama la “Compostela”, el certificado de la peregrinación. Pero a parte de esto han venido muchos grupos de jóvenes, han venido muchas familias, muchas personas. Lógicamente, venir al Año Santo es cuidar y cuidarnos y esto lo hemos tenido muy presente a lo largo de toda esta celebración, que yo espero que ya en el próximo año, aunque parece que ahora la pandemia ha vuelto a revivir un poco, espero que ya en el próximo año cuantitativamente sea mejor la celebración del Año Santo Compostelano.

 

Qué es una visita ad limina

La visita ad limina es la visita que todos los obispos católicos deben hacer, cada cinco años, a Roma. Comprende la peregrinación a las tumbas de los apóstoles Pedro y Pablo como expresión de comunión eclesial y el encuentro con el Pontífice como sucesor de san Pedro. Incluye también informar sobre la situación de la Iglesia en la diócesis que cada obispo tiene encomendada.

El papa Francisco se había visto obligado a suspender estas visitas a causa de la  situación provocada por la pandemia de la Covid-19. Este mes de septiembre ha vuelto a retomar sus encuentros con los obispos de todo el mundo.

 

(Vatican News/ Agencia SIC)