La Catedral de Santiago de Compostela recibe la luz de la paz del Belén

El domingo 12 de diciembre la Catedral de Santiago de Compostela acogerá el acto central de la llegada de la Luz de la Paz de Belén a España. Una ceremonia que este año recae en la ciudad gallega que celebra el 120 Año Santo Compostelano, un hecho que la convierte en capital espiritual del mundo y principal lugar de peregrinación cristiana. Aunque el deseo de los scouts era desplazarse a Viena, donde escultistas católicos de todo el mundo acuden cada año a recoger la llama de la esperanza, el repunte de la pandemia ha hecho que fuera imposible. Así, la Luz de la Paz de Belén se recogerá en la parroquia de Santa María de Figueiras, en Santiago de Compostela, donde la Luz ha seguido brillando desde que llegase a Galicia el pasado año.

La tradición marca que cada año, desde 1986, una niña o niño prenda la llama en la cueva del Nacimiento de Jesús en Belén, en Cisjordania. Desde allí parte a Viena donde empieza su peregrinar a manos de scouts que llevan, junto a la Luz, un mensaje de educación por la paz y generan con su misión una amplia red de cooperación. El Movimiento Scout Católico español participa, desde 1999, de esta iniciativa que este año se celebra bajo el lema “El resurgir de la Luz” tras la oscuridad y la tristeza en la que la covid-19 ha sumido al mundo.

Una vez en la Catedral de Santiago de Compostela, en un acto oficiado por el Arzobispo Julián Barrio, la Luz se repartirá entre las interdiocesanas que forman parte de Scouts MSC para que llegue al mayor número de rincones del país. Así, partirá de Galicia para alumbrar parroquias, hogares, hospitales, residencias de ancianos, prisiones y asociaciones de pueblos y ciudades de todo el territorio nacional. Una labor que no sería posible sin el compromiso de las más de 25000 personas que forman Scouts MSC, que se encargan de trasladarla allá donde hace más falta.

(Movimiento Scout Católico)