Carta pastoral de Mons. Rafael Zornoza: Inmaculada

La Virgen María está especialmente presente en el tiempo de la preparación para celebrar el nacimiento del Señor. En el seno de la Virgen María se encarnó el Hijo de Dios, Jesús, por obra del Espíritu Santo. El gran modelo es María, que esperaba con todo su corazón la venida del Salvador, aunque no podía ni imaginar como sería aquella venida. El Evangelio de San Lucas nos muestra el anuncio de Dios a través del arcángel y su respuesta, que fue un acto de confianza y obediencia total: “He aquí la esclava del Señor; hágase en mi según tu palabra”. De este modo se convirtió en la puerta por la que Dios entró en nuestra historia y habitó entre nosotros. María fue su morada y su templo, antes que nadie. María, primer sagrario de la tierra; una mujer que, sin conocer a varón, se fía de los planes de Dios.

El Señor pide el consentimiento de María para entrar en nuestro mundo. Llama a la puerta, quiere que le dejemos entrar. Tampoco quiere entrar a la fuerza en nuestras vidas, viene a nosotros pidiendo que le dejemos entrar para llenarnos de alegría y de esperanza. Imitando a María, no dejemos que pase de largo. Aprovechemos la gracia del Adviento para abrirle de verdad nuestros corazones. Cuando Dios tocó a la puerta de su juventud, ella le acogió con fe y con amor. El evangelio nos ayuda a entender que para Dios nada hay imposible, que para nosotros no hay meta que no se pueda alcanzar porque con Dios todo es posible. Es posible para el que tiene fe, el que se deja guiar por la voluntad de Dios, como esa mujer de Nazaret lo hizo. Esto es lo que queremos aprender de nuevo para preparar los caminos para que venga Dios a nosotros, allanar los senderos de su venida, eliminar los obstáculos que impiden que haga morada en nosotros.

La solemnidad de la Inmaculada Concepción de la Virgen María, el próximo 8 de diciembre, la fiesta mariana más importante del Adviento, es un tiempo de gracia que nos habla de una presencia siempre nueva del Señor entre nosotros. En Ella resplandece de una manera singular la santidad y la Gracia. Dios ha puesto sus ojos en esa virgen humilde. María fue elegida y concibió por su humildad.  El Señor “ha mirado la humildad de su sierva”, dice el Magníficat. Es una virgen santa, sencilla, obediente. En la humildad y en la virginidad se manifiesta la plenitud de su santidad. Por eso Ella nos indica el camino para que el Señor, cuando llame a nuestra puerta, pueda entrar: el camino de la sencillez y de la humildad.

Con este espíritu, la Inmaculada Concepción nos atrae por su belleza, reflejo de la gloria divina, para que “el Dios que viene” encuentre en cada uno de nosotros un corazón bueno y abierto, que Él pueda llenar con sus dones. Nos conviene contemplar a María Santísima y ponernos en camino espiritualmente junto a ella hacia la gruta de Belén. Ella es modelo de fidelidad, abriéndole paso al Espíritu Santo para que vaya alumbrando el camino a seguir, Maestra de oración incansable, Madre de todos los que siguen a su Hijo.

¡Qué alegría inmensa tener por madre a María Inmaculada! Cada vez que experimentamos nuestra fragilidad y la sugestión del mal, podemos dirigirnos a Ella, y nuestro corazón recibe luz y consuelo. Es la “llena de gracia”, es decir colmada por la gracia y creada por la gracia, y así revela el nombre nuevo que Dios le ha dado. Ella es el único “oasis siempre verde” de la humanidad, la única “incontaminada, creada inmaculada para acoger plenamente, con su ‘sí’, a Dios que venía al mundo para iniciar, de este modo, una historia nueva” (cf. Papa Francisco, 8.12.2017). Miremos con alegría a la llena de gracia para suplicarle que nos ayude a permanecer jóvenes, diciendo ‘no’ al pecado, y a vivir una vida bella, diciendo ‘’ a Dios. No hay mejor modo de preparar el camino al Señor, nada tan eficaz para vivir la alegría de su venida.

+ Rafael Zornoza

Obispo de Cádiz y Ceuta

Mons. Rafael Zornoza
Acerca de Mons. Rafael Zornoza 357 Articles
RAFAEL ZORNOZA BOY nació en Madrid el 31 de julio de 1949. Es el tercero de seis hermanos. Estudió en el Colegio Calasancio de Madrid con los PP. Escolapios, que simultaneaba con los estudios de música y piano en el R. Conservatorio de Madrid. Ingresó en el Seminario Menor de Madrid para terminar allí el bachillerato. En el Seminario Conciliar de Madrid cursa los Estudios Teológicos de 1969 a 1974, finalizándolos con el Bachillerato en Teología. Ordenado sacerdote el 19 de marzo de 1975 en Madrid fue destinado como vicario de la Parroquia de San Jorge, y párroco en 1983. Impulsó la pastoral juvenil, matrimonial y de vocaciones. Fue consiliario de Acción Católica y de promovió los Cursillos de Cristiandad. Arcipreste del Arciprestazgo de San Agustín y miembro elegido para el Consejo Presbiteral de la Archidiócesis de Madrid desde 1983 hasta que abandona la diócesis. Es Licenciado en Teología Bíblica por la Universidad Pontificia Comillas de Madrid, donde también realizó los cursos de doctorado. Preocupado por la evangelización de la cultura organizó eventos para el diálogo con la fe en la literatura y el teatro e inició varios grupos musicales –acreditados con premios nacionales e internacionales–, participando en numerosos eventos musicales como director de coros aficionados y profesor de dirección coral. Ha colaborado además como asesor en trabajos del Secretariado de Liturgia de la Conferencia Episcopal. En octubre de 1991 acompaña como secretario particular al primer obispo de la de Getafe al iniciarse la nueva diócesis. Elegido miembro del Consejo Presbiteral perteneció también al Colegio de Consultores. Inicia el nuevo seminario de la diócesis en 1992 del que es nombrado Rector en 1994, desempeñando el cargo hasta 2010. Ha sido profesor de Teología en la Escuela Diocesana de Teología de Getafe, colaborador en numerosos cursos de verano y director habitual de ejercicios espirituales. Designado por el S.S. el Papa Benedicto XVI obispo titular de Mentesa y auxiliar de la diócesis de Getafe y fue ordenado el 5 de febrero de 2006. Hay que destacar en este tiempo su dedicación a la Formación Permanente de los sacerdotes. También ha potenciado con gran dedicación la pastoral de juventud, creando medios para la formación de jóvenes cristianos, como la Asociación Juvenil “Llambrión” y la Escuela de Tiempo Libre “Semites”, que capacitan para esta misión con la pedagogía del tiempo libre, campamentos y actividades de montaña. Ha impulsado además las Delegaciones de Liturgia, Pastoral Universitaria y de Emigrantes, de importancia relevante en la Diócesis de Getafe, así como diversas iniciativas para afrontar la nueva evangelización. Pertenece a la Comisión Episcopal de Seminarios de la Conferencia Episcopal Española –encargado actualmente de los Seminarios Menores– y a la Comisión Episcopal del Clero. Su lema pastoral es: “Muy gustosamente me gastaré y desgastaré por la salvación de vuestras almas” (2Cor 12,13). El 30 de agosto de 2011 se ha hecho público su nombramiento por el Santo Padre Benedicto XVI como Obispo electo de Cádiz y Ceuta. El 22 octubre ha tomado posesión de la Diócesis de Cadiz y Ceuta.