La comunidad católica griega, testimonio de unidad, ejemplo de fraternidad y compromiso ecuménico

El Papa a su llegada a Grecia

Tras la visita a Chipre, la segunda etapa del viaje del Papa comienza ahora en Atenas. En la capital helénica, Francisco confirmará a los católicos en la fe y los animará como miembros de la Iglesia católica universal. Monseñor Dimitrios Salachas: no nos sentimos una minoría, sino herederos de una historia gloriosa

A las 11.10 hora local (10.10 hora de Roma), el avión de Aegean que transportaba al papa Francisco aterrizó en Atenas, la capital de Grecia, tras dos horas de vuelo desde Chipre. El Papa fue recibido por cuatro niños, además de representantes de las autoridades.

La visita a Chipre, primera etapa del viaje apostólico del Pontífice, había concluido a las 8.00 horas de esta mañana, con la ceremonia de despedida celebrada en el aeropuerto internacional de Larnaca. «Profunda gratitud» por la «cálida acogida y hospitalidad» expresó Francisco a la nación chipriota en su telegrama de despedida de este país, al que aseguró «oraciones por la paz y la prosperidad». Ahora comienza la segunda etapa de este 35º Viaje Apostólico.

En Atenas, la jornada del Papa incluye una visita de cortesía a la Jefa de Estado, Katerina Sakellaropoulou, y encuentros con las autoridades, la sociedad civil y el cuerpo diplomático. Por la tarde, el Papa verá a Ieronymos II, arzobispo ortodoxo de Atenas y de toda Grecia, y se reunirá con obispos, sacerdotes, religiosos y religiosas, seminaristas y catequistas en la catedral de San Dionisio. Finalmente, por la tarde, se reunirá en privado con sus hermanos jesuitas en la Nunciatura.

Una peregrinación a las fuentes de la fraternidad y la humanidad, una visita a los pueblos de Grecia y Chipre, «magníficas tierras bendecidas por la historia, la cultura y el Evangelio». Esta fue una de las formas en que Francisco describió su viaje que lo verá en estos dos países hasta el 6 de diciembre. Tanto en el videomensaje, enviado a los habitantes antes del viaje, como en la audiencia de la víspera de su partida, el Papa habló siempre de la importancia de esta peregrinación tras las huellas de los apóstoles Pablo y Bernabé: Una visita a una humanidad herida, la que tiene el rostro de los emigrantes, y un encuentro con los hermanos católicos de Grecia y Chipre, «pequeños rebaños» amados por el Señor, a los que Francisco transmite «con afecto el aliento de toda la Iglesia católica», como confirmó monseñor Dimitrios Salachas, obispo titular de Grazianopoli, exarca apostólico emérito de Grecia:

Monseñor Salachas, ¿qué palabras esperan los católicos de Grecia del Papa Francisco?

En su videomensaje, el Santo Padre, dirigiéndose a los fieles católicos reunidos en estas tierras en pequeños rebaños, recuerda las palabras de Jesús: «No temáis, pequeño rebaño». Por ello, viene a Grecia para llevar a nuestro pequeño rebaño el aliento de toda la Iglesia católica. En las últimas décadas, el número de católicos en el país ha aumentado debido a la inmigración masiva de personas procedentes, sobre todo, de Oriente Medio, los Balcanes, Europa Central y Oriental y América Latina. En este nuevo contexto social, la Iglesia católica está presente con sus diversas instituciones eclesiales y actividades pastorales, caritativas y educativas. En comparación con los 10 millones de habitantes, la mayoría de los cuales son ortodoxos, los católicos son por tanto una pequeña minoría multinacional. El estímulo que los católicos de Grecia esperan del Santo Padre consiste, en primer lugar, en confirmar a este pequeño rebaño en la fe y en la plena comunión con la Sede Apostólica de Roma y su obispo sucesor de Pedro. Es un estímulo espiritual y pastoral para sentirse miembros de la Iglesia católica universal. Los greco-católicos, refugiados e inmigrantes, pertenecientes a las distintas tradiciones: latina, greco-católica, ucraniana, armenia-católica, sirio-católica, caldeo-iraquí, no se sienten una minoría, sino plenamente católicos. De hecho, sabemos que la Iglesia de Cristo, santa, católica y apostólica, no es ni oriental ni occidental, ni griega ni latina, sino que es católica. En este sentido, la Iglesia católica de Grecia no se siente como un pequeño rebaño, como una minoría, sino como parte de la Iglesia universal, de la gran Iglesia apostólica.

Sin embargo, en sus relaciones con los ortodoxos, ¿cómo se expresa la Iglesia católica de Grecia en su conjunto? ¿Cómo son las relaciones hoy en día?

Los ciudadanos católicos no sufren por ser una minoría, se sienten plenamente griegos, herederos de una historia gloriosa. Sin embargo, el pasado sigue pesando en la memoria de los griegos, como por ejemplo: el cisma de 1054 entre Roma y Constantinopla; las cruzadas; la toma de Constantinopla por los turcos; el fracaso del Concilio de Florencia; la dominación de Occidente. Todo esto está siempre presente en la psicología de los griegos ortodoxos. Sin duda, llevará tiempo borrar la historia y crear una nueva, para recuperar la confianza. En este proceso, la pequeña comunidad católica, con su jerarquía, su clero, sus religiosos y religiosas y sus fieles, ofrece su contribución de humanidad, cultura y progreso. En medio de sus hermanos ortodoxos, este pequeño rebaño ofrece un testimonio de unidad, un ejemplo de fraternidad y de compromiso ecuménico. De hecho, las relaciones con la jerarquía ortodoxa se limitan a las de cortesía social y no se extienden a iniciativas ecuménicas, como la oración en común. Sin embargo, no faltan las relaciones personales entre obispos, sacerdotes y teólogos, por lo que hay que recordar que la Iglesia ortodoxa de Grecia, así como la de Chipre, participan activamente en el diálogo teológico oficial entre la Iglesia católica y la Iglesia ortodoxa en su conjunto, es decir, los patriarcados y las Iglesias nacionales autocéfalas. Resumiendo, se puede ver que el ecumenismo en Grecia todavía encuentra dificultades y obstáculos, debe ser lento, pero también hay que añadir que, en todos los rincones del país donde viven ciudadanos católicos, especialmente en las islas, las relaciones con los ciudadanos ortodoxos son pacíficas, fraternas, de estima y colaboración. Nuestras escuelas católicas, instituciones educativas, sociales y caritativas, son frecuentadas por una gran mayoría de fieles, especialmente jóvenes ortodoxos, por lo que esto es muy positivo, es un hermoso testimonio.

Lesbos representa un símbolo con la carga de sufrimiento de los migrantes, y el Papa lo visitará de nuevo, con su memoria remontándose a 2016 a cuando fue la primera vez. ¿Esta etapa pretende ser, una vez más, un llamamiento a la comunidad internacional?

Es cierto que por segunda vez el Papa irá a Lesbos, para encontrarse con los refugiados y recordar una vez más a la comunidad internacional este trágico problema de tantas poblaciones desarraigadas de sus tierras, con la esperanza de un destino de vida mejor. Grecia no puede soportar, no puede afrontar todo sola, necesita urgentemente la ayuda de la comunidad internacional para hacer frente a este problema de miles y miles de inmigrantes que llegan cada día a las costas, especialmente a las islas. La Iglesia católica en Grecia, a pesar de sus pocas posibilidades y recursos, trabaja con diligencia para ayudar a estas personas que llegan cada día a través de las islas, pero necesita a la comunidad internacional, no sólo económicamente, sino también en términos de solidaridad humana. Además, la situación sanitaria avanza lentamente en nuestro país, ya sacudido por la crisis económica y migratoria. La Cáritas nacional griega, apoyada por supuesto por las Cáritas de diferentes países, desarrolla una intensa actividad para atender las múltiples necesidades de los miles y miles de inmigrantes que llegan cada día a Grecia, en situaciones a menudo trágicas. Todos sabemos que el Mar Mediterráneo se ha convertido en un cementerio para miles de estas personas. Así pues, cuando el Papa vuelva a Lesbos por segunda vez para encontrarse con los refugiados, retomará el llamamiento urgente a la fraternidad y la solidaridad. Lesbos es realmente un símbolo para todo el mundo. Sin duda, habrá un nuevo y urgente llamamiento a la comunidad internacional. Este es el significado simbólico, pero también real, de la presencia del Papa en Lesbos.

(Vaticannews.va)

Agencia SIC
Acerca de Agencia SIC 45585 Articles
SIC (Servicio de Información de la Iglesia Católica), es una agencia de noticias y colaboraciones referidas a la Iglesia en España, creada en noviembre de 1991 por el Episcopado español y dependiente de la Comisión Episcopal de Medios de Comunicación Social (CEMCS).