Pastoral Penitenciaria lanza ‘Minutos de esperanza’ por Navidad

Isabel Escartín y José Antonio Calvo durante la presentación de la campaña «Minutos de Esperanza».

Pastoral Penitenciaria de Aragón lanza la quinta edición de ‘Minutos de esperanza’, una campaña para que todos los reclusos de Teruel, Zuera y Daroca puedan felicitar la Navidad a sus seres queridos.

El objetivo es reunir 10.000 euros antes del próximo 20 de diciembre, con los que Pastoral Penitenciaria adquiriría 2.000 tarjetas telefónicas, con cinco euros de saldo cada una, que repartiría entre los reclusos.

Los interesados en colaborar, pueden hacer su donativo a través de la cuenta: ES57 2085 0138 3303 3063 6058.

 

Felicitar la Navidad

Las seis diócesis aragonesas han iniciado la campaña ‘Minutos de esperanza’ cuyo objetivo es repartir una tarjeta telefónica en Navidad a cada una de las personas que se encuentran internas en los tres centros penitenciarios que hay en la Comunidad Autónoma: Zuera y Daroca, en la provincia de Zaragoza, y Teruel.

A través de la campaña, Pastoral Penitenciaria ofrece a los presos la posibilidad de que puedan felicitar la Navidad a sus seres queridos y puedan “oír la voz de sus hijos, de sus padres, de sus gentes y puedan decirles: Feliz Navidad y un os quiero”. Así lo ha explicado en rueda de prensa la delegada de Pastoral Penitenciaria en la Archidiócesis de Zaragoza y coordinadora de la iniciativa, Isabel Escartín.

En esta campaña las personas interesadas en colaborar pueden hacer su donativo en el siguiente número de cuenta: ES57 2085 0138 3303 3063 6058. Con el dinero recaudado (la meta es alcanzar los 10.000 euros), Pastoral Penitenciaria adquirirá las tarjetas. El año pasado consiguieron recaudar 11.500 euros. Isabel Escartín ha explicado que “las tarjetas ya no existen como tal, pero han elaborado unas tarjetas con un código con el que los internos podrán llamar”.

Según Escartín, las restricciones por la pandemia del Covid-19 han sido muy duras para los encarcelados. Durante ese tiempo, los presos han permanecido aislados durante semanas y se les ha privado de sus visitas familiares, pero este año “podemos acompañarlos, llevarles un dulce, una felicitación, pero sobre todo hacerles saber que nosotros, la sociedad y la Iglesia no les olvidamos y no les abandonamos”. Escartín explica que ya han empezado a trabajar en las cárceles con los programas de ayudas y con los voluntarios.

Además, según Escartín, este año celebrarán la Navidad en las tres cárceles de Aragón: Zuera, Daroca y Teruel, con los obispos de cada una de las diócesis. “Les felicitaremos compartiendo con los internos no solo la ansiada tarjeta, también nuestro cariño y cercanía y les diremos que Aragón no les olvida”.

Escartín ha terminado agradeciendo a todas las personas que les quieran ayudar, a los funcionarios de las prisiones que ha definido como “ángeles custodios que están no solo poniendo orden, sino aportando esperanza y apoyo”.

 

Curar heridas sociales

El cometido de la campaña se inscribe en “curar, unir y reunir una muestra de amor gratuito a los internos: un gesto trascendente en busca de la reinserción”, ha apuntado el portavoz del Arzobispado de Zaragoza, José Antonio Calvo, durante la rueda de prensa de presentación de la campaña. Calvo también ha hecho hincapié en que esta campaña “solo es una muestra y un signo visible del servicio continuado que realizan desde Pastoral Penitenciaria” los 365 días del año.

En su intervención, José Antonio Calvo ha mencionado el gran esfuerzo que han hecho capellanes y voluntarios tanto “fuera como dentro de las cárceles y la labor que realiza Pastoral Penitenciaria en los pisos de acogida para facilitar la reinserción en la sociedad”.

Por su parte, el obispo coordinador de la Pastoral Penitenciaria en Aragón, monseñor Ángel Pérez Pueyo, ha remitido un videomensaje de agradecimiento por la respuesta generosa e inmediata que año tras año tiene esta campaña. En su mensaje, el prelado aragonés ha mostrado su agradecimiento por todas las personas que colaboran y que regalan “Minutos de Esperanza” y también ha agradecido a todos los profesionales de comunicación que hacen visible esta campaña solidaria.

El mensaje del obispo coordinador de la Pastoral Penitenciaria en Aragón, monseñor Ángel Pérez Pueyo, para la campaña de este año.

 

La vida después de la cárcel

Como explica Isabel Escartín, delegada de Pastoral Penitenciaria de la archidiócesis de Zaragoza, para los internos la salida de la cárcel es una de las principales dificultades a la que tienen que enfrentarse. “Les supone un gran reto afrontar una vida nueva y desconocida”, comenta.

Este hecho se concreta en que muchos presos abandonan la cárcel sin dinero, sin trabajo, sin documentación, sin familiares que les esperen o países que les acojan y sin un hogar donde alojarse. Por ello, el trabajo de los voluntarios como Isabel consiste en acogerles en la salida y en animarlos a comenzar de nuevo.

Otro de los proyectos en los que participa Escartín es dar cobijo a las personas que abandonan los centros penitenciarios en pisos y en casas de acogida. En la actualidad, Pastoral Penitenciara cuenta con 70 voluntarios dispuestos a ayudar en las tres cárceles de Aragón, en el Centro de Menores y en el hospital cuando sea necesario.

(Oficia)

Agencia SIC
Acerca de Agencia SIC 45541 Articles
SIC (Servicio de Información de la Iglesia Católica), es una agencia de noticias y colaboraciones referidas a la Iglesia en España, creada en noviembre de 1991 por el Episcopado español y dependiente de la Comisión Episcopal de Medios de Comunicación Social (CEMCS).