Los Agustinos Recoletos comienzan la celebración del 400º aniversario de su primer capítulo general

Se conmemoran los cuatro siglos de este importante hecho en el mismo lugar donde tuvo lugar: en el Biblioteca Nacional Española, levantada sobre el terreno en el que se encontraba el Convento de los Agustinos Recoletos de Madrid. Este 30 de noviembre, en la fecha en que concluyó el histórico capítulo, se celebra una eucaristía solemne de acción de gracias y apertura del centenario. Tendrá lugar en la iglesia del Real Monasterio de la Encarnación, de Agustinas Recoletas, y será presidida por el Prior general, Miguel Miró.

Los Agustinos Recoletos celebran el 400º aniversario del primer capítulo general, celebrado entre el 19 y el 30 de noviembre, y que supuso un punto de inflexión para la expansión del carisma en todo el mundo. Los actos de apertura inician un año relevante para la Orden en el que se celebrará el 56º Capítulo general y los capítulos de las cuatro provincias agustinas recoletas.

 

Hito fundamental

En el mismo lugar, el mismo día, a la misma hora. La Orden de Agustinos Recoletos ha dado inicio al año de celebración y acción de gracias por el 400º aniversario de primer capítulo general en un sencillo acto conmemorativo la Biblioteca Nacional de España, levantada sobre los terrenos en los que se situó hace más de 130 años el histórico convento de los Agustinos Recoletos en Madrid. El acto ha recordado los orígenes y la historia que los religiosos han ido escribiendo a lo largo de los siglos. Uno de los pasos más importantes del camino fue el primer capítulo general de la entonces congregación de los Agustinos Recoletos -celebrado entre el 19 y el 30 de noviembre de 1621- y que decidió la creación de cuatro provincias religiosas.

«Este primer Capítulo general es uno de los hitos fundamentales de la historia de los Agustinos Recoletos», ha dicho el Prior general al comienzo del evento. En la primera intervención, Miguel Miró ha recordado la importancia que tuvo el capítulo y el convento en el que se celebró. «Como retoño de olivo que absorbe la sabia de la misma raíz y crece a la sombra del árbol grande y fecundo, la Recolección fue forjando su identidad en el seno de la Orden de San Agustín», ha indicado.

Sin embargo, Miró no ha querido únicamente mirar al pasado sino mirar al futuro con el impulso de la historia ya escrita. Lo ha dicho refiriéndose a los cinco capítulos que celebrarán los Agustinos Recoletos en 2022 y que serán los hitos principales de este año. «Porque estamos, sí, arraigados en la historia, pero, confiando en la fuerza del Espíritu, queremos responder a lo que el Señor nos pide, a los signos de los tiempos y a lo que el Pueblo de Dios espera de nosotros», ha dicho. «Este Centenario es una oportunidad para dejar que el Señor toque nuestro corazón y para que caminemos juntos con esperanza y alegría».

Siguiendo su intervención ha sido presentado el III tomo de la Historia de los Agustinos Recoletos, escrito por el historiador agustino recoleto Ángel Martínez Cuesta y presentado por Enrique Gómez, presidente del Instituto de Espiritualidad e Historia. El libro recoge otro de los momentos importantes para los Agustinos Recoletos: el siglo XX, años de expansión y refundación. Los años de guerras y dificultades sociales fueron años importantes para los Agustinos Recoletos: en 1912 fue elevada a orden religiosa y aumentó sus presencias y vocaciones. Enrique Gómez ha destacado el contenido del libro, que  será publicado próximamente.

Amenizaron el acto los cantos de los profesos agustinos recoletos de la casa de formación de Las Rozas, quienes cantaron dos canciones de José Manuel González Durán –Ante Omnia y Descalzos– precisamente bajo la dirección del autor. También se han entregado placas conmemorativas a las provincias, a la Orden de San Agustín, a las congregaciones allegadas, a la Archidiócesis de Madrid y al Cardenal Aquilino Bocos, quien ha cerrado el acto. El Cardenal claretiano, que ha acompañado a los Agustinos Recoletos en su proceso de revitalización, ha agradecido «lo que sois y lo que hacéis». «No es cuestión de caas, de números… es algo mucho más profundo: la búsqueda y el querer vivir en fraternidad».

El acto supone el punto de partida a la celebración de los cuatro siglos del primer capítulo general. Acompañan a este evento la eucaristía de apertura y la celebración del capítulo general y los cinco capítulos provinciales de los Agustinos Recoletos.

 

 

Una mirada de esperanza para el futuro

Con estos dos actos comenzarán los meses de conmemoración que, para los Agustinos Recoletos, serán un recuerdo al pasado y una mirada al futuro. Los principales hitos de este año serán la celebración de un nuevo Capítulo general, que tendrá lugar desde el 1 de marzo de 2022 en Roma, y los cuatro capítulos provinciales a lo largo del año. El centenario concluirá el 5 de diciembre de 2022, en el 434º aniversario de la Recolección agustiniana.

En una carta remitida a los religiosos, el Prior general ha asegurado que “este centenario es una oportunidad para que el Señor toque nuestro corazón”. “Detengámonos todos, hagamos un alto en el camino, echemos un vistazo a estos 400 años y tratemos de extraer propuestas de vida y esperanza para el porvenir”, afirma.

 

La historia del primer capítulo general

El primer capítulo general de los Agustinos Recoletos comenzó el 19 de noviembre de 1621 en el convento de Madrid, conocido posteriormente como de Copacabana y que había sido inaugurado hacía apenas un año. El Capítulo se celebró meses después de que el Papa Gregorio XV hubiera elevado la provincia recoleta, que pertenecía a la Orden de San Agustín, a Congregación religiosa en el breve Militantes Ecclesiae.

Dado que el documento pontificio concedía a la nueva congregación la facultad de organizarse en provincias, el primer Capítulo general de los Agustinos Recoletos decidió la creación de las provincias de Castilla, Aragón, Andalucía y Filipinas. Era la continuación del camino que había comenzado el 5 de diciembre de 1588.

(Agustinos Recoletos)

Agencia SIC
Acerca de Agencia SIC 45585 Articles
SIC (Servicio de Información de la Iglesia Católica), es una agencia de noticias y colaboraciones referidas a la Iglesia en España, creada en noviembre de 1991 por el Episcopado español y dependiente de la Comisión Episcopal de Medios de Comunicación Social (CEMCS).