Carta pastoral de Mons. Rafael Zornoza: «A los pobres los tenéis siempre con vosotros»

El domingo 14 de noviembre celebramos la JORNADA MUNDIAL DE LOS POBRES, una jornada creada por el Papa Francisco, que tiene este año como lema la frase de Jesús: «A los pobres los tenéis siempre con vosotros» (Mc 14,7).

El Papa recuerda la escena de la mujer pecadora que ungió con un carísimo perfume a Jesús, entre las murmuraciones de los demás, que preguntaban. «¿Por qué no se ha vendido este perfume por trescientos denarios para darlos a los pobres?». Eso dijo Judas, que según San Juan era ladrón y no pensaba en los pobres sino en quedárselo. El cristiano está llamado a seguir el ejemplo de Jesús en el amor a Dios y al prójimo, especialmente a los más vulnerables. «Ninguno es tan pobre que no pueda dar algo de sí mismo. Los pobres no pueden ser sólo los que reciben, sino que hay que ponerlos en condiciones de poder dar, porque saben bien cómo corresponder. Con frecuencia los pobres nos enseñan la solidaridad y el testimonio de compartir. (Mensaje para la V Jornada Mundial de los PobresPapa Francisco).

El rostro de Dios que revela Jesús es el de un Padre para los pobres, siempre cercano a ellos. Jesús nos recuerda que el primer pobre es Él, el más pobre entre los pobres, porque los representa a todos, y manifiesta que la pobreza es un signo de su presencia entre nosotros, pues comparte con ellos la misma suerte. Esta es una importante lección para sus discípulos de todos los tiempos. Sus palabras «a los pobres los tenéis siempre con vosotros» indican que su presencia en medio de nosotros es constante, pero no para que nos acostumbremos y nos hagamos indiferentes, sino para involucrarnos con ellos. En nombre de los pobres, de las personas solas, marginadas y discriminadas, el Hijo de Dios aceptó el gesto de aquella mujer.

Los pobres tienen mucho que enseñarnos–dice el Papa—. Para empezar, conocen al Cristo sufriente, puesto que participan en sus propios dolores. Hace falta que nos dejemos evangelizar por ellos y descubrir a Cristo en ellos, prestarles nuestra voz en sus causas, pero también ser sus amigos, escucharlos, interpretarlos y recoger la misteriosa sabiduría que Dios quiere comunicarnos a través de ellos. Muchos santos y santas ejemplares han hecho compartido con los pobres su proyecto de vida.

Los pobres están entre nosotros. Qué evangélico sería si fuesen parte de nuestra vida e instrumentos de salvación, pero no llamarán a nuestra puerta, sino que hemos de encontrarlos en sus casas, en los hospitales y en las residencias asistenciales, en las calles y en los rincones oscuros donde a veces se esconden, en los centros de refugio y acogida.

Que nuestro compromiso no consista exclusivamente en acciones de promoción y asistencia; pues lo que el Espíritu moviliza en nosotros no es puro y simple activismo, sino ante todo una atención puesta en el otro “considerándolo como uno consigo”.

No perdamos nunca de vista la oportunidad que se nos ofrece de hacer el bien. Se trata de abrir nuestro corazón para reconocer las múltiples expresiones de la pobreza y en manifestar el Reino de Dios mediante un estilo de vida coherente con la fe que profesamos. Tengamos iniciativas con los pobres, compartamos nuestros bienes a través de Cáritas Diocesana o parroquial, ayudemos a cuantos atraviesan dificultades económicas y suelen acudir a los centros de caridad. Que no nos acostumbremos a su presencia en medio de nosotros, sin involucrarnos en compartir la vida con ellos. Tenemos que volver la mirada a Jesús y al Evangelio para dejarnos interpelar por su Palabra, y por su forma de vivir y de relacionarse con los más pequeños. Ellos nos abren el camino de una caridad que llega hasta el cielo.

+ Rafael Zornoza

Obispo de Cádiz y Ceuta

Mons. Rafael Zornoza
Acerca de Mons. Rafael Zornoza 357 Articles
RAFAEL ZORNOZA BOY nació en Madrid el 31 de julio de 1949. Es el tercero de seis hermanos. Estudió en el Colegio Calasancio de Madrid con los PP. Escolapios, que simultaneaba con los estudios de música y piano en el R. Conservatorio de Madrid. Ingresó en el Seminario Menor de Madrid para terminar allí el bachillerato. En el Seminario Conciliar de Madrid cursa los Estudios Teológicos de 1969 a 1974, finalizándolos con el Bachillerato en Teología. Ordenado sacerdote el 19 de marzo de 1975 en Madrid fue destinado como vicario de la Parroquia de San Jorge, y párroco en 1983. Impulsó la pastoral juvenil, matrimonial y de vocaciones. Fue consiliario de Acción Católica y de promovió los Cursillos de Cristiandad. Arcipreste del Arciprestazgo de San Agustín y miembro elegido para el Consejo Presbiteral de la Archidiócesis de Madrid desde 1983 hasta que abandona la diócesis. Es Licenciado en Teología Bíblica por la Universidad Pontificia Comillas de Madrid, donde también realizó los cursos de doctorado. Preocupado por la evangelización de la cultura organizó eventos para el diálogo con la fe en la literatura y el teatro e inició varios grupos musicales –acreditados con premios nacionales e internacionales–, participando en numerosos eventos musicales como director de coros aficionados y profesor de dirección coral. Ha colaborado además como asesor en trabajos del Secretariado de Liturgia de la Conferencia Episcopal. En octubre de 1991 acompaña como secretario particular al primer obispo de la de Getafe al iniciarse la nueva diócesis. Elegido miembro del Consejo Presbiteral perteneció también al Colegio de Consultores. Inicia el nuevo seminario de la diócesis en 1992 del que es nombrado Rector en 1994, desempeñando el cargo hasta 2010. Ha sido profesor de Teología en la Escuela Diocesana de Teología de Getafe, colaborador en numerosos cursos de verano y director habitual de ejercicios espirituales. Designado por el S.S. el Papa Benedicto XVI obispo titular de Mentesa y auxiliar de la diócesis de Getafe y fue ordenado el 5 de febrero de 2006. Hay que destacar en este tiempo su dedicación a la Formación Permanente de los sacerdotes. También ha potenciado con gran dedicación la pastoral de juventud, creando medios para la formación de jóvenes cristianos, como la Asociación Juvenil “Llambrión” y la Escuela de Tiempo Libre “Semites”, que capacitan para esta misión con la pedagogía del tiempo libre, campamentos y actividades de montaña. Ha impulsado además las Delegaciones de Liturgia, Pastoral Universitaria y de Emigrantes, de importancia relevante en la Diócesis de Getafe, así como diversas iniciativas para afrontar la nueva evangelización. Pertenece a la Comisión Episcopal de Seminarios de la Conferencia Episcopal Española –encargado actualmente de los Seminarios Menores– y a la Comisión Episcopal del Clero. Su lema pastoral es: “Muy gustosamente me gastaré y desgastaré por la salvación de vuestras almas” (2Cor 12,13). El 30 de agosto de 2011 se ha hecho público su nombramiento por el Santo Padre Benedicto XVI como Obispo electo de Cádiz y Ceuta. El 22 octubre ha tomado posesión de la Diócesis de Cadiz y Ceuta.