Rémi Brague y María San Gil en la segunda jornada del Congreso Católicos y Vida Pública

Este año el 23 Congreso Católicos y Vida Pública se celebra en formato de doble presencialidad desde el pasado viernes y hasta el 14 de noviembre. Este sábado día 13 ha participado el profesor emérito de la Sorbona Rémi Brague en la sesión de la mañana. En la tarde, la vicepresidente de la Fundación Villacisneros, María San Gil, hablaba sobre Corrección política y nuevas ideologías en la vida española (18:00 h.). Posteriormente, a las 19:30 h., el actor y dramaturgo Albert Boadella y el economista Jorge Soley han participado en el acto cultural del Congreso.

El Congreso Católicos y Vida Pública 2021, organizado por la Asociación Católica de Propagandistas y la Fundación Universitaria San Pablo CEU, comenzaba este año el viernes día 12 con una conferencia del filósofo y portavoz en el Parlamento Europeo del Partido Ley y Justicia, Ryszard Legutko.

Este domingo 14 de noviembre se clausura el Congreso con una eucaristía presidida por el cardenal arzobispo de Madrid, monseñor Carlos Osoro, con la ponencia del periodista Bieito Rubido y la lectura del Manifiesto del Congreso.

 

Perdonar para acabar con ‘la cultura de la cancelación’

Remi Brague y Elio Gallego

“Nuestra cultura actual está atrapada en una suerte de perversión del sacramento de la penitencia: tenemos confesiones por doquier y queremos que otros se confiesen y arrepientan. Sin embargo, no hay absolución alguna, no existe el perdón, por lo que tampoco existe ni la esperanza de una nueva vida ni la voluntad de tomar sus riendas. Ojalá podamos recobrar nuestra capacidad para perdonar”. Con estas palabras, el historiador y profesor emérito de la Sorbona, Rémi Brague, ha finalizado su intervención en el 23 Congreso Católicos y Vida Pública, donde ha hablado sobre ‘¿La cultura de la cancelación o la cancelación de la cultura?’. 

En su intervención ha argumentado que lo que está en juego aquí no es solo el problema concreto de la cultura occidental. En líneas más generales, “se trata de nuestra relación con el pasado. Hemos de preguntarnos qué tipo de actitud debemos adoptar ante aquello de lo que somos producto: para empezar, ante nuestros padres, nuestro país y nuestro idioma, entre otros. Debemos elegir entre perdonar o condenar”. 

El también Doctor Honoris Causa de la Universidad CEU San Pablo ha recordado que “el pasado de la humanidad está marcado por los conflictos y las guerras”, por eso, señaló que “una personalidad a la que una cultura A considere un héroe puede representar la encarnación del mal para una cultura B”. A lo que añadió que “únicamente culturas que no existen y puramente imaginarias pueden ser totalmente inocentes” 

En palabras de Brague, lo que se denomina ‘cultura de la cancelación’ puede percibirse a primera vista como un fenómeno contemporáneo y que, por ende, pertenece al ámbito periodístico más que al filosófico”. Pero, ha añadido, “un análisis más detallado nos permite ver que estamos en la última fase (por ahora) de un largo proceso que empezó en la antesala de los tiempos modernos. No estamos viendo sino la espuma de una ola mucho más grande. La idea de hacer tabula rasa se remonta al siglo XVII, con el filósofo francés René Descartes. Este planeó desprenderse de los prejuicios de su infancia para construir un nuevo edificio de conocimiento cimentado sobre un terreno completamente nuevo”. 

Así, el filósofo ha indicado que, “siempre es más fácil destruir que crear algo de la nada”, algo que nos debería enseñar “mostrar una cierta prudencia. Cuando tocamos lo que las generaciones anteriores han construido, deberíamos hacerlo con manos temblorosas. Solo Stalin afirmó que no le temblaría el pulso a la hora de decidir realizar una purga y enviar a la gente al paredón”, ha señalado. 

Ha presentado al profesor Brague el director del Centro de Estudios Formación y Análisis Social (CEFAS) del CEU, Elio Gallego, quien ha señalado que «la conversación actual necesita libertad y verdad, una necesita de la otra». 

 

María San Gil: “es el momento de que nos comprometamos todos en la defensa de nuestros fundamentos cristianos”

“Tenemos un Gobierno, un Frente Popular sin límites que quiere, con su agenda progresista, transformar completamente la sociedad en la que vivimos para conseguir sus intereses”. Así lo ha afirmado la vicepresidente de la Fundación Villacisneros durante su intervención en el 23 Congreso Católicos y Vida Pública que organiza anualmente la Asociación Católica de Propagandistas y la Fundación Universitaria San Pablo CEU. 

En su discurso, San Gil ha señalado su disconformidad con el Partido Socialista actual, “un partido que ha sufrido una metamorfosis total y no le importa apoyarse en el nacionalismo más radical como el de Bildu y Esquerra Republicana”. En este sentido, la ex política ha señalado que el Gobierno de Sánchez ha establecido una línea de demarcación entre lo que es bueno y lo que es malo: “a los que estamos fuera de ese consenso, nos quiere sacar fuera de nuestra sociedad” 

“La corrección política supone hoy que no nos atrevamos a cuestionar la agenda ideológica o los debates que nos propone el Gobierno y los partidos que le apoyan. Quieren censurar a todos los que decimos cosas que les incomodan, molestan o impiden convertir a la sociedad en un rebaño manso, crítico y subvencionado”, ha manifestado. Por este motivo, San Gil ha apelado a defender lo que uno cree y hacerlo con todas las consecuencias. “La defensa de los principios está por encima de cualquier interés. Los políticos tienen que pensar en el bien común, no en lo políticamente correcto” 

La exlíder política ha apelado a la rebeldía y la valentía para decir la verdad. “Tenemos un deber moral de alzar la voz; no debemos quedarnos en la corrección política. Tenemos los principios y las convicciones, pero nos falta poner la rebeldía y el valor”, ha apuntado. “Están destruyendo nuestros pilares de la cultura cristiana y no debemos quedar impasibles. Este Congreso nos motiva, nos impele, nos incita y nos impulsa a saltar esa barrera que hay entre lo cómodo y lo fácil, y ponernos en el terreno de lo correcto pero incómodo”. 

Para concluir, San Gil ha reafirmado que “es el momento de que nos comprometamos todos en la defensa de nuestros fundamentos cristianos”. Y ha enfatizado que “hay esperanza siempre que nos movilicemos y siempre que no nos avergoncemos de remar contracorriente y de ser políticamente incorrectos”. 

(Congreso Católicos y Vida Pública)

Agencia SIC
Acerca de Agencia SIC 45585 Articles
SIC (Servicio de Información de la Iglesia Católica), es una agencia de noticias y colaboraciones referidas a la Iglesia en España, creada en noviembre de 1991 por el Episcopado español y dependiente de la Comisión Episcopal de Medios de Comunicación Social (CEMCS).