Carta pastoral de Mons. Carlos Escribano: Jóvenes, el presente de la Iglesia

Al término de la celebración eucarística en la solemnidad de Cristo Rey, el 22 de noviembre de 2020, el papa Francisco quiso relanzar la celebración de la JMJ en las Iglesias particulares y anunció que, a partir de 2021, esta celebración, que tradicionalmente se vivía en el Domingo de Ramos, se celebrará en el domingo en el que tiene lugar la solemnidad de Cristo Rey.

Así, en nuestra diócesis y acogiendo esta invitación del Papa, la Delegación Diocesana de Pastoral Juvenil y Vocacional, está preparando una Jornada Diocesana de Jóvenes bajo el lema: “¡Levántate!, caminemos”. En ella se invita a participar a los jóvenes y adolescentes de nuestra diócesis en un encuentro festivo de fe. Será el próximo domingo 21 de noviembre, a las 17.00 horas en el Colegio San Agustín de Zaragoza.

Una jornada en la que ellos son los protagonistas, pues los jóvenes no son sólo la Iglesia del futuro, sino que son Iglesia del presente. Su entusiasmo, su fe, su alegría, su capacidad de servir, de encontrarse con los demás, se convierten en un estímulo para toda la comunidad cristiana. Además, la presencia en la jornada de nuestros jóvenes debe servir para sensibilizar a toda la comunidad eclesial –laicos, sacerdotes, personas consagradas, familias, adultos y personas mayores– para que sea cada vez más consciente de su misión de transmitir la fe a las nuevas generaciones. La Asamblea General del Sínodo de los Obispos sobre el tema ‘Los jóvenes, la fe y el discernimiento vocacional’ (2018) recordó que toda la Iglesia, universal y particular y cada uno de sus miembros, debe sentirse responsable de los jóvenes y estar disponible para dejarse interpelar por sus preguntas, sus deseos y sus dificultades. La celebración de estas jornadas de los jóvenes a nivel local, por tanto, es sumamente útil para mantener viva en la conciencia eclesial la urgencia de caminar con los jóvenes, acogiéndolos y escuchándolos con paciencia, anunciándoles la Palabra de Dios con afecto y energía. (Cfr. Documento Final de la XV Asamblea General Ordinaria del Sínodo de los Obispos, 4).

A su vez, la jornada se convierte en un magnífico complemento a nuestros proyectos pastorales con los jóvenes de nuestras parroquias, colegios, movimientos, asociaciones, cofradías, etc.  pues de un modo muy visual y espontáneo son invitados a compartir su fe con otros jóvenes, a hacer experiencia de ser Iglesia, a encontrarse con Jesús como jóvenes que son y a discernir sobre lo que la presencia de Dios significa en sus vidas.

Por todo ello animo a los jóvenes de nuestra diócesis a participar en este encuentro de fe, preparado por otros jóvenes. Y a los acompañantes, catequistas, monitores o responsables de grupos de jóvenes os pido que invitéis a vuestros chavales a participar de este momento de gracia y de encuentro con los hermanos y, sobre todo, con Jesucristo.

 

+ Carlos Escribano Subías

Arzobispo de Zaragoza

Mons. Carlos Escribano Subías
Acerca de Mons. Carlos Escribano Subías 219 Articles
Monseñor Carlos Manuel Escribano Subías nació el 15 de agosto de 1964 en Carballo (La Coruña), donde residían sus padres por motivos de trabajo. Su infancia y juventud transcurrieron en Monzón (Huesca). Diplomado en Ciencias Empresariales, trabajó varios años en empresas de Monzón. Más tarde fue seminarista de la diócesis de Lérida -a la que perteneció Monzón hasta 1995-, y fue enviado por su obispo al Seminario Internacional Bidasoa (Pamplona). Posteriormente, obtuvo la Licenciatura en Teología Moral en la Universidad Gregoriana de Roma (1996). Ordenado sacerdote en Zaragoza el 14 de julio de 1996 por monseñor Elías Yanes, ha desempeñado su ministerio en las parroquias de Santa Engracia (como vicario parroquial, 1996-2000, y como párroco, 2008-2010) y del Sagrado Corazón de Jesús (2000-2008), en dicha ciudad. En la diócesis de Zaragoza ha ejercido de arcipreste del arciprestazgo de Santa Engracia (1998-2005) y Vicario Episcopal de la Vicaría I (2005-2010). Como tal ha sido miembro de los Consejos Pastoral y Presbiteral Diocesanos. Además, ha sido Consiliario del Movimiento Familiar Cristiano (2003-2010), de la Delegación Episcopal de Familia y Vida (2006-2010) y de la Asociación Católica de Propagandistas (2007-2010). Ha impartido clases de Teología Moral en el Centro Regional de Estudios Teológicos de Aragón desde el año 2005 y conferencias sobre Pastoral Familiar en diferentes lugares de España. Finalmente, ha formado parte del Patronato de la Universidad San Jorge (2006-2008) y de la Fundación San Valero (2008-2010). Benedicto XVI le nombró obispo de Teruel y de Albarracín el 20 de julio de 2010, sucediendo a monseñor José Manuel Lorca Planes, nombrado Obispo de Cartagena en julio de 2009. Ordenado como Obispo de Teruel y de Albarracín el 26 de septiembre de 2010 en la S. I. Catedral de Teruel.