Las Hijas de la Caridad se despiden del barrio de Basozelai después de 36 años

El pasado domingo, la parroquia de San Pedro de Basauri, acogió la misa de despedida y acción de gracias por la presencia de las Hijas de la Caridad durante 36 años en el barrio bilbaíno de Basozelai. «Su presencia en el barrio,-explica el seminarista Jaime Pizarro-, comenzó para dar respuesta a la petición del entonces párroco de Basozelai, Enrique Espino, en un primer momento se encargaron de la catequesis parroquial y de Caritas. Con el tiempo fueron viendo que había más ámbitos donde podían aportar su granito de arena, como el acompañamiento de ancianos y enfermos que se encontraban solos, ayudándolos en lo corporal y espiritual».

Otro momento importante de la presencia de las religiosas en el barrio de Basozelai fue el de la apertura del centro de día -de lunes a viernes de 8:00 a 19:30-. Este se mantuvo abierto durante 13 años, hasta que se abrieron dos centros públicos con asistencia profesional.

Tras el cierre del centro de día pasaron a colaborar con diferentes actividades de la Unidad Pastoral (UP) como los proyectos de Cáritas (acogida y recepción; proyecto de infancia…), la Pastoral de la Salud, los grupos de Vida Ascendente, los coros de la Virgen de la Medalla Milagrosa.

Desde la UP San Fausto de Basauri se les ha agradecido la entrega de su vida, «como decía alguno, haciendo presente el Reino de Dios en medio de nosotros».

(Diócesis de Bilbao)