Carta pastoral de Mons. Sebastià Taltavull: Las «peticiones» urgentes del papa Francisco

Mientras avanzamos en el itinerario que nos propone la celebración del Sínodo, el papa Francisco nos sorprende con un videomensaje dirigido a los movimientos populares, a los que califica de Poetas Sociales y les agradece haber vivido durante la COVID como propio el dolor de los demás. Un mensaje que bien vale la pena leer entero por la valentía que suponen las peticiones urgentes que contiene y que se orientan hacia una renovación a fondo de aspectos clave de nuestra sociedad de hoy. El estilo es de «petición» realizada «en nombre de Dios». Presento una lista para que, al menos, tengamos noticia de ellas y hagamos nuestra su intención.

Pide a los laboratorios, que tengan un gesto de humanidad y permitan que cada país, cada pueblo, cada ser humano tenga acceso a las vacunas; a los grupos financieros, que permitan a los países pobres garantizar las necesidades básicas de su gente y que les sean condonadas las deudas tantas veces contraídas contra los intereses de los propios pueblos; a las grandes corporaciones extractivas mineras, petroleras, forestales, inmobiliarias, agronegocios, que dejen de destruir los bosques, humedales y montañas, contaminar los ríos y mares, y dejen de intoxicar a los pueblos y alimentos; a las grandes corporaciones alimentarias, que dejen de imponer los monopolios de producción y distribución que hinchan los precios; a los fabricantes y traficantes de armas, que cesen totalmente en su actividad que fomenta la violencia y la guerra; a los gigantes de la tecnología, que dejen de explotar la fragilidad humana para obtener ganancias, sin considerar como aumentan los discursos del odio, el grooming, las fake news, las teorías conspirativas, la manipulación política; a los gigantes de las telecomunicaciones, que liberen el acceso a los contenidos educativos y al intercambio con los maestros por internet, para que los niños pobres puedan educarse en contextos de cuarentena; a los medios de comunicación, que acaben con la lógica de las fake news y la fascinación enfermiza por el escándalo y la suciedad, que contribuyan a la fraternidad humana y a la empatía con los más vulnerables.

Añade aún, junto a los pobres de la tierra, una petición a los gobiernos en general y a los políticos de todos los partidos, que representen a sus pueblos y trabajen por el bien común. Que tengan el coraje de mirar a los ojos de la gente y el valor de saber que el bien del pueblo es mucho más que un consenso entre las partes; a los líderes religiosos, que nunca usen el nombre de Dios para fomentar guerras y golpes de Estado. Puestos al lado de los pueblos, de los trabajadores, tenemos que extender puentes de amor para que la voz de la periferia con sus lamentos, pero también con su canto y su alegría, no provoque sino empatía con el resto de la sociedad. Creo que el papa Francisco nos invita a tener claras las prioridades del Evangelio y, por tanto, a una conversión personal y social.

+ Sebastià Taltavull

Obispo de Mallorca

Mons. Sebastià Taltavull Anglada
Acerca de Mons. Sebastià Taltavull Anglada 141 Articles
Mons. D. Sebastià Taltavull nace en Ciutadella de Menorca (Baleares), el 28 de enero de 1948. Después de los primeros estudios en la Compañía de Maria y en el Colegio salesiano, el año 1959 ingresa en el Seminario diocesano de Menorca y cursa los estudios de Humanidades, Filosofía y Teología. El 23 de septiembre de 1972 recibe la ordenación sacerdotal en la Catedral de Menorca, después de cursar estudios en la Facultad de Teología de Cataluña y obtener la Licenciatura en Teología dogmática. CARGOS PASTORALES El mismo día de la ordenación sacerdotal es nombrado Director de la Casa diocesana de Espiritualidad de Monte-Toro (1972-1984) y Delegado diocesano de Juventud (1972-1989). Dos años después, Rector del Santuario Diocesano de la Virgen de Monte-Toro, Patrona de Menorca (1975-1984). Es elegido Secretario del primer Consejo Diocesano de Pastoral (1973-1977) y Secretario del Consejo del Presbiterio y Colegio de Consultores (1983-1989). Fue Consiliario del Movimiento de Jóvenes Cristianos, de grupos de Revisión de Vida del MUEC y de Escultismo entre 1977 y 1989. Recibe el encargo de Formador (1977-1984) y Profesor de Teología dogmática (1977-1994) del Seminario y del Instituto Diocesano de Teología. Fue Rector del Seminario Diocesano de 1995 a 2002. El año 1984 es nombrado Párroco de San Rafael de Ciutadella, cargo que ejerce hasta 1992, año en que es nombrado Consiliario del Centro Catequístico de San Miguel (1992-2005). El 23 de septiembre de 1989 es nombrado Vicario General de la Diócesis de Menorca y Moderador de la Curia, cargos que ejerce hasta el año 2002, año en que es nombrado Párroco de Ntra. Sra. del Rosario de la Catedral y de San Francisco de Asís de Ciutadella y elegido Deán-Presidente del Cabildo y Penitenciario de la Catedral (2002-2005). Le es asignada la tarea de Moderador de la Asamblea Diocesana de Menorca celebrada entre los años 1996-1998. Además de trabajar en el Secretariado Diocesano de Catequesis en los Departamentos de Catequesis de adolescentes y jóvenes (1973-1995) es nombrado Delegado Diocesano de Catequesis (1989-1995) y forma parte del Secretariado Interdiocesano de Catequesis de Cataluña y Baleares (SIC), dedicándose especialmente a la catequesis de adolescentes, jóvenes y catequesis familiar. Como Consiliario ha trabajado en los Equipos de Matrimonios de Nuestra Señora (1988-2005) y se ha dedicado a la preparación y formación de catequistas (1973-1998) y de los matrimonios-catequistas de grupos de Catequesis familiar (1998-2005). Para los años 2002-2005 fue nombrado Delegado Diocesano de Medios de Comunicación Social y para las Relaciones Institucionales. Fue nombrado Obispo Auxiliar de Barcelona por Benedicto XVI el 28 de enero de 2009 y recibió la Ordenación episcopal el 21 de marzo de 2009. Es administrador apostólico de Mallorca desde el 8 de septiembre de 2016. OTROS DATOS DE INTERÉS En la CEE es miembro de la Comisión Episcopal de Medios de Comunicación Social y Pastoral Social. Anteriormente, fue miembro del Consejo Asesor de la Subcomisión de Catequesis y desde junio de 2005 Director del Secretariado de la Comisión Episcopal de Pastoral de la Conferencia Episcopal Española hasta su nombramiento como Obispo. Desde 2009 hasta 2011 fue miembro de dicha comisión. En 2011, fue elegido Presidente de dicha Comisión.