Carta pastoral de Mons. Ginés García Beltrán: Día de la Iglesia diocesana 2021

«Todos los bienes que tenemos, el Señor nos los da para hacer que el mundo progrese, para que la humanidad progrese, para ayudar a los demás» (Papa Francisco, Meditación cotidiana en Santa Marta del 21 de octubre de 2013)

La celebración del Día de la Iglesia Diocesana nos impulsa una vez más a reflexionar sobre la necesidad de la conversión pastoral de todas las comunidades que forman nuestra diócesis de Getafe, a la vez que nos anima a renovar nuestro sentido de pertenencia a esta porción del Pueblo de Dios que peregrina en el Sur de Madrid.

Seguimos inmersos en esta pandemia que ha desafiado nuestra forma de vida y que está provocando tantas situaciones complicadas en la vida de las personas, no solo a nivel social y económico, ya que está produciendo tensiones familiares y dificultades personales. La comunidad diocesana ha salido al encuentro de todas estas personas a través de las Cáritas parroquiales, los comedores sociales, el Centro de Orientación Familiar, la Delegación de Migraciones, y tantas iniciativas de las parroquias, colegios y comunidades religiosas que han multiplicado esfuerzos en una situación sin precedentes. Afrontar este desafío ha sido posible gracias a la oración, compromiso y ayuda económica de tantos que, conscientes de su responsabilidad, han sabido dar lo mejor de si mismos, en ocasiones con un gran esfuerzo personal. Queremos dar las gracias a todos y animaros a continuar con generosidad dando respuesta a tantas necesidades que requieren de nuestra entrega.

En estos momentos, en que parece que la situación sanitaria está más controlada, no podemos olvidar que las necesidades de tantas personas no solo no han disminuido, sino que se han agravado especialmente en la demanda de escucha, acompañamiento y apoyo personal, familiar y social, y en nosotros pueden y deben encontrar la acogida y compañía que les descubra la presencia del Señor en sus vidas, a la vez que se hace
cargo de sus necesidades más inmediatas.

En esta Jornada un aspecto importante es la cuestión de la economía, permitiéndonos dar cuentas de la gestión realizada en la Diócesis. Es necesario señalar que nuestras cuentas se han visto afectada por la situación provocada por la pandemia, pero se ha seguido dando respuesta, con creatividad y austeridad, a tantas demandas de ayuda a la vez que afrontando los gastos ordinarios que han crecido por el aumento de precio de
los suministros.

En los próximos años tenemos que afrontar la construcción de la residencia para nuestros sacerdotes mayores, una grave carencia que arrastrábamos y que por fin vamos a poder atender, junto a la construcción de algunos nuevos templos en zonas densamente pobladas y que necesitan de la presencia cercana de la parroquia. Junto a esto, en nuestras parroquias, asociaciones y comunidades religiosas tenemos que hacer crecer la cultura de la corresponsabilidad, de la transparencia administrativa y de la ayuda a las necesidades de la Iglesia en las comunidades parroquiales, en este sentido las normativas que se van realizando tratan de ser una ayuda eficaz para ello, pero ante todo es importante reconocernos cada uno de nosotros como piedras vivas de la Iglesia, partícipes de su misión evangelizadora y misionera, a la vez que de su sostenimiento.

Os agradezco a todos vuestra generosidad y os animo a que juntos afrontemos los desafíos de nuestro tiempo confiados en la fuerza del Señor que se manifiesta en nuestra debilidad.

Con mi afecto y bendición.

+ Ginés García Beltrán

Obispo de Getafe

Mons. Ginés García Beltrán
Acerca de Mons. Ginés García Beltrán 94 Articles
S. E. R. Mons. Ginés Ramón García Beltrán, nació en Lorca (Murcia), siendo natural de Huércal-Overa (Almería), el día 3 de octubre de 1961. Después de cursar estudios de Enseñanza Media en el Instituto de Huércal-Overa de 1975 a1979, ingreso en el Seminario Conciliar de San Indalecio, de Almería. Cursó estudios de Teología en la Facultad de Teología de la Compañía de Jesús en Granada. Tras obtener la graduación de Bachiller en Teología en 1984, es ordenado sacerdote el 20 de septiembre de 1985. Licenciado en Derecho Canónico por la Pontificia Universidad Gregoriana de Roma en 1986. En 1987 cursó estudios de doctorado en Derecho Canónico en la misma Universidad, y especialización en derecho matrimonial en la Congregación para el Culto Divino y la Disciplina de los Sacramentos. Ha desempeñado el ministerio sacerdotal como párroco de Mojácar (1987-1989), Rioja (1993-1994), «Santa María de los Ángeles», de la Capital (1994-996). Capellán de las Religiosas de la Inmaculada Niña «Divina Infantita» (1993-1994) y de las Religiosas Siervas de los Pobres, Hijas del Sagrado Corazón de Jesús (1990-1992 y 2004 -2005). Arcipreste en la Capital (1994-1996). En 1996 Mons. D. Rosendo Álvarez Gastón le nombra Vicario General y Moderador de Curia, cargos en los que es confirmado en 2002 hasta 2005, por Mons. Adolfo González Montes, quien le nombra Canónigo Doctoral en 2003. Administrador parroquial de La Cañada y Costacabana (2005-2006); y de nuevo párroco de la importante parroquia de San Sebastián de la Capital de Almería, desde 2006. De 1989 a 1992 ejerció como Vicerrector del Seminario, Formador y Director espiritual en los Seminarios Mayor y Menor de Almería. Defensor del Vínculo y Promotor de Justicia (desde 1989). Delegado Episcopal en el Colegio Diocesano de San Ildefonso (1991-1994). Profesor (desde 1990) y Rector en el «Instituto Teológico San Indalecio» para la formación teológica y pastoral diocesana (1993-1997). Delegado Episcopal del IV Sínodo Diocesano (1996-1999). En el «Centro de Estudios Eclesiásticos» del Seminario Conciliar (afiliado a la Facultad de Granada) ha sido Jefe de Estudios (1996-2003), Profesor de Teología (1997-2003), y es actualmente Profesor Ordinario de Derecho Canónico (desde 2005). En el «Instituto Superior de Ciencias Religiosas de Almería» (adscrito a la Universidad Pontificia de Salamanca), ha sido Profesor de Derecho Canónico y Síntesis teológica (2007-2008). Entre otros cargos que ha desempeñado, el Obispo de Guadix fue durante años Profesor de Religión en diversos Institutos de Enseñanza Media (1989-1994). Responsable de Formación Espiritual de grupos de matrimonios. Como miembro del Tribunal Eclesiástico, ha sido en diversas causas Juez instructor y «ad casum»; entre ellas en la Causa de los Mártires de Almería (2003). Representante del Obispado de Almería en Unicaja (2001-2007). Miembros del Consejo Presbiteral (1995-2006), Consejo Pastoral Diocesano (1995-2006), Colegio de Consultores (desde 1995), Consejo Diocesano de Asuntos Económicos (2003-2005) y Consejo Diocesano de Arte y Patrimonio (1997-2005). El 3 de diciembre Su Santidad el Papa Benedicto XVI nombró a Mons. Ginés Ramón García Beltrán como nuevo obispo de Guadix. El 27 de febrero de 2010 fue consagrado obispo en la Plaza de Las Palomas, de la ciudad accitana. En la Conferencia Episcopal Española es miembro de la Comisión Permanete y Presidente de la Comisión Episcopal de Medios de Comunicación Social, desde el 12 de marzo de 2014. Anteriomente había sido miembro de la CEMCS y de la Comisión Episcopal de Patrimonio, desde 2010 a 2014. En la Asamblea de Obispos del Sur de España es el Obispo delegado para los Medios de Comunicación Social. El 13 de julio de 2016 fue nombrado miembro de la Secretaría para la Comunicación de la Santa Sede.