Carta pastoral de Mons. Ginés García Beltrán: 30 AÑOS DE GRACIA

El pasado 12 de octubre celebramos los 30 años del nacimiento de nuestra Diócesis de Getafe. Ese día, en 1991, con el
comienzo del ministerio pastoral del que fuera el primer obispo, D. Francisco Pérez Fernández-Golfín, nacía una nueva Iglesia particular para atender las necesidades pastorales del cada vez más grande sur de la Comunidad de Madrid. El santo Papa Juan Pablo II erigía esta Diócesis desmembrándola, junto con la de Alcalá, de la de Madrid.

La nueva Diócesis nació con gran impulso misionero, facilitado por una población joven y dinámica –durante años, Getafe ha sido la Diócesis con más jóvenes de Europa–, junto al ardor pastoral del obispo, que fue trazando el camino del presente y del
futuro. Hoy, después de 30 años, hemos de reconocer y agradecer esta herencia que recibimos como un don de Dios y que
hemos de continuar en el hoy de nuestra historia.

Al primer obispo le sucedió Mons. Joaquín María López de Andújar, que durante tantos años ha guiado la marcha de esta Iglesia con sabiduría, humildad y entrega, ayudado por sus obispos auxiliares, Mons. Rafael Zornoza y Mons. José Rico Pavés; por el presbiterio diocesano, por los consagrados y por el pueblo santo de Dios. Pero hay que reconocer que la labor ha sido posible no solo gracias a las instituciones exclusivamente vinculadas a la figura del obispo diocesano, sino que estos 30 años ponen de manifiesto la importancia de que el obispo haya confiado y trabajado con asociaciones, movimientos eclesiales e institutos de vida consagrada.

La promoción de la familia y de la vida han sido uno de los ejes de estas tres décadas. Muchas han sido las iniciativas tanto parroquiales como de diversos movimientos y de familias religiosas y diocesanas para ello. Quiero destacar la creación del Centro de Orientación Familiar (COF).

Las vocaciones al sacerdocio y a la vida consagrada han sido otros de los esfuerzos que la Diócesis ha puesto en marcha a lo largo de este tiempo. Hemos sido bendecidos con la llamada al sacerdocio en la vida religiosa de multitud de jóvenes. y también para el clero diocesano. El Seminario Diocesano fue unas de las primeras instituciones que se pusieron en marcha en la Diócesis y cuyos frutos pueden contemplarse con la perspectiva de este tiempo.

No podemos olvidar el despliegue de la caridad en la Diócesis en estos 30 años: Cáritas, hospitales, cárceles, inmigrantes, pastoral obrera, etc.

La caridad cristiana se convierte así en un medio de evangelización y, por consiguiente, de desarrollo de la humanidad entre los más desfavorecidos. Estos, que pueblan nuestras a veces envejecidas poblaciones, ven de esta manera en la Iglesia no solo un lugar donde se sacian las necesidades básicas, sino también un referente para la construcción de una nueva sociedad.

Finalmente, la Diócesis ha cooperado con las diversas instituciones públicas –en especial con los ayuntamientos– y privadas.
En todo momento se ha querido lograr siempre el bien común, que es uno de los servicios que la Iglesia debe prestar a
la sociedad.

Esta es nuestra historia, breve pero llena de vida y de perspectivas. Ahora, el Señor ha puesto el presente de la evangelización en nuestras manos y nos invita: “Id también vosotros a mi viña”.

Vivimos un tiempo nuevo con grandes desafíos, y también grandes oportunidades. Unos y otros los asumimos con gran confianza en el Señor, renovando nuestro compromiso para que Jesucristo sea conocido y amado por todos.

Queremos construir una Iglesia que sea hogar para los que se acercan, pero no una Iglesia encerrada en sí misma y en sus problemas, sino una Iglesia abierta, que sale al encuentro del hombre; que quiere ser samaritana para curar las heridas
del corazón del humano.

Ahora emprendemos con toda la Iglesia un camino sinodal. Caminamos juntos, somos pueblo en camino hacia el Cielo, que es nuestra meta, nuestra patria definitiva.

Getafe es una Diócesis mariana. Son muchas las advocaciones que se veneran en nuestra geografía, y es la Virgen de los Ángeles su patrona, a la que encomendamos nuestro presente y nuestro futuro.

A todos os saludo con afecto, al tiempo que os bendigo.

+ Ginés García Beltrán

Obispo de Getafe

Mons. Ginés García Beltrán
Acerca de Mons. Ginés García Beltrán 94 Articles
S. E. R. Mons. Ginés Ramón García Beltrán, nació en Lorca (Murcia), siendo natural de Huércal-Overa (Almería), el día 3 de octubre de 1961. Después de cursar estudios de Enseñanza Media en el Instituto de Huércal-Overa de 1975 a1979, ingreso en el Seminario Conciliar de San Indalecio, de Almería. Cursó estudios de Teología en la Facultad de Teología de la Compañía de Jesús en Granada. Tras obtener la graduación de Bachiller en Teología en 1984, es ordenado sacerdote el 20 de septiembre de 1985. Licenciado en Derecho Canónico por la Pontificia Universidad Gregoriana de Roma en 1986. En 1987 cursó estudios de doctorado en Derecho Canónico en la misma Universidad, y especialización en derecho matrimonial en la Congregación para el Culto Divino y la Disciplina de los Sacramentos. Ha desempeñado el ministerio sacerdotal como párroco de Mojácar (1987-1989), Rioja (1993-1994), «Santa María de los Ángeles», de la Capital (1994-996). Capellán de las Religiosas de la Inmaculada Niña «Divina Infantita» (1993-1994) y de las Religiosas Siervas de los Pobres, Hijas del Sagrado Corazón de Jesús (1990-1992 y 2004 -2005). Arcipreste en la Capital (1994-1996). En 1996 Mons. D. Rosendo Álvarez Gastón le nombra Vicario General y Moderador de Curia, cargos en los que es confirmado en 2002 hasta 2005, por Mons. Adolfo González Montes, quien le nombra Canónigo Doctoral en 2003. Administrador parroquial de La Cañada y Costacabana (2005-2006); y de nuevo párroco de la importante parroquia de San Sebastián de la Capital de Almería, desde 2006. De 1989 a 1992 ejerció como Vicerrector del Seminario, Formador y Director espiritual en los Seminarios Mayor y Menor de Almería. Defensor del Vínculo y Promotor de Justicia (desde 1989). Delegado Episcopal en el Colegio Diocesano de San Ildefonso (1991-1994). Profesor (desde 1990) y Rector en el «Instituto Teológico San Indalecio» para la formación teológica y pastoral diocesana (1993-1997). Delegado Episcopal del IV Sínodo Diocesano (1996-1999). En el «Centro de Estudios Eclesiásticos» del Seminario Conciliar (afiliado a la Facultad de Granada) ha sido Jefe de Estudios (1996-2003), Profesor de Teología (1997-2003), y es actualmente Profesor Ordinario de Derecho Canónico (desde 2005). En el «Instituto Superior de Ciencias Religiosas de Almería» (adscrito a la Universidad Pontificia de Salamanca), ha sido Profesor de Derecho Canónico y Síntesis teológica (2007-2008). Entre otros cargos que ha desempeñado, el Obispo de Guadix fue durante años Profesor de Religión en diversos Institutos de Enseñanza Media (1989-1994). Responsable de Formación Espiritual de grupos de matrimonios. Como miembro del Tribunal Eclesiástico, ha sido en diversas causas Juez instructor y «ad casum»; entre ellas en la Causa de los Mártires de Almería (2003). Representante del Obispado de Almería en Unicaja (2001-2007). Miembros del Consejo Presbiteral (1995-2006), Consejo Pastoral Diocesano (1995-2006), Colegio de Consultores (desde 1995), Consejo Diocesano de Asuntos Económicos (2003-2005) y Consejo Diocesano de Arte y Patrimonio (1997-2005). El 3 de diciembre Su Santidad el Papa Benedicto XVI nombró a Mons. Ginés Ramón García Beltrán como nuevo obispo de Guadix. El 27 de febrero de 2010 fue consagrado obispo en la Plaza de Las Palomas, de la ciudad accitana. En la Conferencia Episcopal Española es miembro de la Comisión Permanete y Presidente de la Comisión Episcopal de Medios de Comunicación Social, desde el 12 de marzo de 2014. Anteriomente había sido miembro de la CEMCS y de la Comisión Episcopal de Patrimonio, desde 2010 a 2014. En la Asamblea de Obispos del Sur de España es el Obispo delegado para los Medios de Comunicación Social. El 13 de julio de 2016 fue nombrado miembro de la Secretaría para la Comunicación de la Santa Sede.