RENOVA+: la Iglesia está cambiando su forma de ver las cosas

El papa Francisco junto a los fundadores de la Red Global de Laicos Misioneros, RENOVA+.

«Nosotros sentimos que la Iglesia está cambiando su forma de ver las cosas, la Iglesia está mutando hacía una realidad más dinámica, y menos estática».

“El encuentro con el papa Francisco, la importancia de crear redes para impulsar procesos, la misión de los laicos en la evangelización de la Iglesia”, son algunos de los temas al centro de la entrevista con los Fundadores de la Red Global de Laicos Misioneros, RENOVA+.

“El papa Francisco siempre nos alienta a que sembremos, a que iniciemos procesos siguiendo el soplo del Espíritu Santo, y es esto lo que hace RENOVA+, crear redes para fomentar ese dinamismo que uno necesita para impactar en diferentes lugares con el mensaje del Señor, transformar corazones y a la vez comenzar un camino de acompañamiento”, lo dijeron Diego Solano y Andrés Castillo, fundadores de la Red Global de Laicos Misioneros, RENOVA+, comentando el recientemente encuentro que tuvieron con el papa Francisco, quien los animó a seguir entregando herramientas de ayuda a las Iglesias locales, con la finalidad de que cada Comunidad conozca y ponga en acción sus Carismas, revitalizando espacios que sean semillas para una Misión Permanente.

El encuentro con el papa Francisco

En este mes misionero, los laicos argentinos visitaron la Santa Sede y tuvieron una audiencia con el papa Francisco, a quien presentaron los avances e iniciativas de evangelización de RENOVA+ en diferentes partes del mundo donde esta presente la Red. “En esta oportunidad, el encuentro con el Papa fue diferente a los demás – señalan los fundadores de RENOVA+ – porque nosotros a menudo vamos contándole a él a la distancia, a través de su secretario, cómo vamos avanzando, y en uno de los correos que le enviamos decía: ‘y algunos temas que se nos hace difícil resolver sin tu dirección’. Entonces, cuando vino la respuesta, él dijo: ‘me parece oportuno que vengan a verme para poder recomenzar esos aspectos que no se pueden resolver’. El diálogo comenzó desde ese lugar, de donde era que nos habíamos frenado, o a donde sentíamos que necesitábamos su dirección. Lo importante de esta reunión fue que, se asombro mucho, porque nosotros veníamos viéndolo una vez o dos veces por año y con la pandemia no lo pudimos vernos y aunque le íbamos contando, se ve que lo presencial es otra cosa”.

Entonces, cuando le he contado el gran avance que habíamos tenido dentro de la pandemia, a los lugares que habíamos podido servir y ser de ayuda para la Iglesia, se ponía muy contento. Y él nos preguntaba algunos detalles, y así fuimos construyendo un poco ese camino. Lo esencial es que, nosotros hemos tenido como aperturas y pedidos desde África y Oceanía, que son dos continentes en los cuales no habíamos tenido presencia hasta este momento. La pregunta que fue madre de toda la reunión fue: ¿te parece que avancemos? ¿algún consejo sobre lo que deberíamos hacer, qué no deberíamos hacer, cómo deberíamos estar? Y ahí empezó una catarata de cosas de ida y vuelta, pero básicamente esa fue la pregunta.

¿Cuáles son las orientaciones, los consejos, que el papa Francisco les ha dado para poder promover la Red Global de Laicos Misioneros?

Él insiste siempre con que sembremos. Y esta vez agrego, a modo de pregunta, una frase muy argentina: ¿Y les da el cuero? Es decir, ¿Y lo van a poder hacer? Esto de expandirnos a África. Entonces, nuestra respuesta fue inmediata: “no sabemos”. Porque la verdad no sabemos como se presentarán las cosas, hay un choque cultural muy grande entre África y América que debemos aprender, conocer, y lo demás. Lo mismo pasaría en Oceanía, pero, por ahí con nuestra presencia en Estados Unidos tal vez es un poco más similar. Entonces él dijo: “a mí me parece muy bien que vayan siguiendo el Espíritu Santo, me parece muy bien que, si el Espíritu Santo empieza a soplar en ese lugar, que puedan ir. Pero – dijo – fíjense si pueden dar respuesta. Yo prefiero que sí ven que no pueden responder a los pedidos que les hacen, prefiero que se queden en donde están y no sigan avanzando, a que avancen y después no puedan dar respuesta”.

¿Cuál es la importancia de crear estas redes para la evangelización de los pueblos?

Mundialmente nosotros sentimos que la Iglesia está cambiando su forma de ver las cosas, la Iglesia está mutando hacía una realidad más dinámica, y menos estática. El hecho de ser una red te da ese dinamismo que uno necesita para impactar en los lugares con el mensaje del Señor, transformar corazones y a la vez comenzar un camino de acompañamiento. Si nosotros fuéramos un movimiento o una organización que lleva adelante todo el proceso, seria muy difícil para nosotros poder ayudar en varios lugares a la vez. Pero siendo una red, a nosotros nos permite en el dinamismo poder ir ayudando en cada uno de los lugares, en definitiva, nosotros somos iniciadores de procesos y quién continúa en esos procesos en las mismas personas en cada una de sus comunidades, entonces es trabajo en red nos facilita poder avanzar transversalmente en los lugares donde necesitan ayuda y ofrecer el acompañamiento mientras el equipo va trabajando. La red es un paradigma diferente de ser Iglesia, y Francisco lo entiende así y eso es lo que él nos promueve que sigamos haciendo.

¿Cómo nace esta Red Global de Laicos Misioneros?

R.- Bueno, nace en Buenos Aires, veníamos misionando, evangelizando, junto con Andrés Castillo, cada uno por su lado primero y después de manera conjunta veníamos haciendo eventos de evangelización. En aquel tiempo nos recibía el Cardenal Bergoglio en el Arzobispado de Buenos Aires. Luego de mucho tiempo de discernimiento, en el año 2016, 2017, ya con Francisco en el papado fuimos descubriendo algunas cuestiones que veíamos que, en la Iglesia de Buenos Aires, podía ser de ayuda. En concreto, veníamos estudiando el documento de Aparecida, luego aparece Evangelii Gaudium que trae un montón de respuestas y decíamos, necesitamos de verdad promover en nuestra Iglesia este tiempo de formación de discípulos misioneros. Escuchamos a cuatro Obispos de Buenos Aires, a decenas de sacerdotes, a cientos de laicos y veníamos intercambiando mails con Su Santidad, nos daba un saludo, su bendición y nos animamos a pedirle una audiencia privada, y para nuestra sorpresa, en el año 2017 nos dijo que nos esperaba aquí en Roma. Tuvimos una audiencia privada el 30 de junio en Santa Ana, no terminamos de dialogar y nos dijo, vengan mañana a Santa Marta, así que estuvimos dos días seguidos con Su Santidad.

“Quiero pedirles un favor…”

En definitiva, nosotros veníamos con tres cosas. Cuando le contamos de qué era algo que nosotros pensábamos para la región Buenos Aires y demás, él pensó y dijo “nadie me ha traído esto, me parece que esto es de Dios y – dijo – quiero pedirles un favor, cómo decirle que no a Su Santidad, y cuando hablo dijo quiero que lleven esto a España, quiero que vayan a Estados Unidos, quiero que vayan a México, Alemania, Holanda, Suecia, Bélgica y empezó a nombrar un montón de países”. Nuestra idea era la región Buenos Aires y allí nace desde su propio pedio sencillo con “quiero pedirles un favor…”, esta misión que hoy es global y que esta presente en el mundo. Así que nos embarcamos en esto con la premisa de saber que esto es parte de lo que Dios quiere, depositándolo en la mano de Dios, en Su providencia y hoy esto es una realidad.

El carisma de los Laicos misioneros de RENOVA+

Los laicos misioneros de la Red Global, RENOVA+, buscan a través de una estrategia de evangelización que involucra el Liderazgo como verdadero llamado, el Kerygma como punto de partida, la Formación como continuidad de Camino de Santidad y Discipulado, y el Trabajo Local como campo de acción; RENOVA+ optimiza cada situación local y deja establecida las bases para una proyección local como Iglesia Universal Misionera. Además, la Red tiene el propósito de aportar desde una ayuda concreta de Evangelización, Formación y Misión a la Iglesia Universal desde un plano Parroquial, con jurisdicción Diocesana. Lograr un impacto de revitalización transversal en las diferentes Pastorales. Contribuir a la Parroquia y la Diócesis con herramientas y equipos de personas comprometidas para el camino de Servicio Local. Despertar Carismas de Misión Permanente para que este trabajo se expanda a nivel Global. RENOVA+ siente un llamado, de parte de Dios, a llevar adelante este Propósito Global. Encuentra en la realización de su llamado un regalo que atesora como camino de Santidad y realización de su existencia.

(Renato Martinez – Ciudad del Vaticano, Vaticannews.va)

Agencia SIC
Acerca de Agencia SIC 45153 Articles
SIC (Servicio de Información de la Iglesia Católica), es una agencia de noticias y colaboraciones referidas a la Iglesia en España, creada en noviembre de 1991 por el Episcopado español y dependiente de la Comisión Episcopal de Medios de Comunicación Social (CEMCS).