Carta pastoral de Mons. Julián Ruiz Martorell: “Cuenta lo que has visto y oído”

Queridos hermanos en el Señor:

Os deseo gracia y paz.

Quienes viven y trabajan en territorios de misión saben que es muy importante contar con la vida lo que se ha visto y oído, dar testimonio creíble, desde la propia experiencia, de lo que se ha vivido personalmente. Lo que se ha visto con los propios ojos, lo que se ha oído en primera persona, se narra con la propia existencia, se hace relato vivencial, incluso silencioso, pero eficaz; se traduce en acciones, en gestos, en presencia y cercanía.

Quien sabe contar, narrar, transmitir, también puede cantar con los labios y expresar el contenido de su testimonio a través de palabras vivas, directas y diáfanas.

El Papa Francisco escribe en su “Mensaje para la Jornada Mundial de las Misiones 2021”: “Con Jesús hemos visto, oído y palpado que las cosas pueden ser diferentes. Él inauguró, ya para hoy, los tiempos por venir recordándonos una característica esencial de nuestro ser humanos, tantas veces olvidada: “Hemos sido hechos para la plenitud que sólo se alcanza en el amor”” (n. 3).

El libro de los Hechos de los Apóstoles “recoge cómo el perfume del evangelio fue calando a su paso y suscitando la alegría que solo el Espíritu nos puede regalar” (ibíd., 5).

En la Jornada Mundial de las Misiones “recordamos agradecidamente a todas las personas que, con su testimonio de vida nos ayudan a renovar nuestro compromiso bautismal de ser apóstoles generosos y alegres del Evangelio” (ibíd., 9).

Nuestra Diócesis ha sido bendecida con vocaciones misioneras. Ahora, en muchas ocasiones y en diversos lugares, el relevo resulta apremiante e imprescindible. El Papa Francisco nos advierte en “Evangelii gaudium”: “¡No nos dejemos robar el entusiasmo misionero!” (n. 80). Y nos anima: “A veces perdemos el entusiasmo por la misión al olvidar que el Evangelio responde a las necesidades más profundas de las personas, porque todos hemos sido creados para lo que el Evangelio nos propone: la amistad con Jesús y el amor fraterno” (EG 265).

Las personas que se han encontrado con Jesús desean que este encuentro repercuta también en la vida de los demás. En realidad, es Jesús quien sale al encuentro de todos, pero el Señor sigue solicitando la mediación de corazones generosos dispuestos a contar y cantar lo que han visto y oído.

Tenemos que responder a esta invitación: “La misión necesita, siempre, tu oración; si el Señor te llama, tu vida; y, en lo que puedas, tu ayuda económica”.

Recibid mi cordial saludo y mi bendición.

+ Julián Ruiz Martorell

Obispo de Jaca y Huesca

Mons. Julián Ruiz Martorell
Acerca de Mons. Julián Ruiz Martorell 413 Articles
D. Julián RUIZ MARTORELL nació en Cuenca el 19 de enero de 1957. Desde pequeño vive en Zaragoza. Realizó los estudios eclesiásticos en el Seminario Metropolitano de Zaragoza, siendo alumno del Centro Regional de Estudios Teológicos de Aragón (CRETA). Fue ordenado sacerdote en Zaragoza el 24 de octubre de 1981. Encargos pastorales desempeñados: 1981-1983: Ecónomo de Plasencia de Jalón y Encargado de Bardallur; 1983: Encargado de Bárboles, Pleitas y Oitura; 1983-1988: Durante sus estudios en Roma, Capellán de las Religiosas "Battistine"; 1988-1993: Adscrito a la Parroquia de Santa Rafaela María, en Zaragoza; 1991-2005: Director del Instituto Superior de Ciencias Religiosas "Nuestra Señora del Pilar"; 1994-2010: Capellán de la comunidad religiosa del Colegio Teresiano del Pilar; 1998-2005: Director del Centro Regional de Estudios Teológicos de Aragón; 1999-2005: Director del Centro de Zaragoza del Instituto Superior de Ciencias Religiosas a distancia "San Agustín"; 2007-2010: Delegado de Culto y Pastoral de El Pilar. Fue nombrado obispo de Huesca y de Jaca el 30 de diciembre de 2010. En ese momento desempeñaba los siguientes cargos y tareas: Profesor de Sagrada Escritura del Centro Regional de Estudios Teológicos de Aragón (1988), del Instituto Superior de Ciencias Religiosas "Nuestra Señora del Pilar" (1988) y del Centro de Zaragoza del Instituto Superior de Ciencias Religiosas a distancia "San Agustín" (1988); Miembro del Consejo Diocesano de Pastoral (1993); Miembro del Consejo Presbiteral (1998); Canónigo de la Catedral Basílica "Nuestra Señora del Pilar" de Zaragoza (2004); Miembro del Colegio de Consultores (2005) y Secretario del Consejo Presbiteral; y Vicario General de la Archidiócesis (2009). Fue ordenado obispo en la S. I. Catedral de Huesca el 5 de marzo de 2011. Tomó posesión de la diócesis de Jaca al día siguiente en la S. I. Catedral de esta diócesis.