La Institución Teresiana peregrina este domingo a Covadonga

Camino Cañón es miembro de la Institución Teresiana. Ha sido profesora de la Universidad Pontificia de Comillas y directora del Foro de Laicos, entre otras responsabilidades. En esta entrevista nos habla sobre la peregrinación a Covadonga que tendrá lugar este domingo, por parte de la Institución Teresiana

¿Por qué tiene lugar todos los años esta peregrinación de la Institución Teresiana a Covadonga?

Así recordamos y hacemos presente una promesa que hizo Pedro Poveda a la Virgen de Covadonga, de que la Institución Teresiana se acercaría cada año a dar gracias porque ha nacido allí. Él decía que mirando a la Santina se gestó la idea de la Institución Teresiana, y la inició en Covadonga.

¿Quiénes van a acudir al acto?

En su formato actual, el gobierno de la Institución invita a una serie de personas, miembros de la Institución Teresiana, varones y mujeres, de distintas partes del mundo, a venir como oferentes al acto. En este momento los oferentes vienen de España. Alguno acude desde Andalucía y hay una persona joven que procede de Guinea, y que está con una beca de la Institución. Vienen representantes de la línea de la educación  en España de la propia Institución.

Además,  hay  dos  personas  de  tierras  lejanas que, a causa de la pandemia no van a poder estar presentes físicamente: una de Brasil, que dirige allí una revista nuestra, y otra de Taiwan, que es la primera persona china que se vinculó a la Institución Teresiana. Otra persona de las que vienen representa a una gran asociación europea de jóvenes, que tiene ya 25 años de vida, y otra es médico de Familia, y tuvo un papel destacado en la pandemia, en Barcelona. Además, este año viene también, como amigo de la Institución Teresiana, el cardenal Carlos Osoro, arzobispo de Madrid.

¿Cuál será el formato del encuentro?

El sábado hay un encuentro con todos los asistentes con la directora general de la Institución, y por la noche nos reunimos en una oración, que siempre era en la Santa Cueva, pero que ahora por motivos de aforo tiene lugar en la Basílica. El domingo por la mañana hay un acto en la Basílica, en el que cada una de esta personas da cuenta, de alguna manera, de su trayectoria, realizando la misión de la Institución Teresiana en su vida profesional, personal o familiar. A las 12 h es la eucaristía, en la que, al finalizar, se hace la expresión concreta de la oración que escribió Pedro Poveda para este momento.

San Pedro Poveda fue canónigo durante siete años en el Santuario de Covadonga, ¿cómo fue la gestación de la Institución?

Sí, estuvo desde 1906 hasta 1913. Él siempre decía que siete años en este lugar dan mucho de sí, y él durante esos años por supuesto cumplió con sus deberes como canónigo, atendió a los peregrinos, etc. Pero además, venía de Guadix, de tocar una realidad muy pobre, y se daba cuenta de que cualquier proceso de reconstrucción de la dignidad de esas personas pasaba por la educación. En Covadonga estudió, tomó también contacto con las realidades de Gijón y Oviedo, principalmente, y tras reflexionar, dio el paso de crear algo que inicialmente fue la Obra de las Academias, que posteriormente se llamó la Institución Teresiana. Lo inició con personas de la Universidad de Oviedo y de la Escuela Normal de Oviedo, de entonces. Estaba orientado a la formación de mujeres maestras, con posterioridad se abrió a la Universidad y en tiempos más recientes, se abre a varones y mujeres. En este momento, la concepción de la educación se ha abierto mucho y esa es la mediación fundamental, la presencia de la cultura y la dignificación de las personas a través de ella. En este sentido para nosotros Covadonga es un lugar simbólico.

La Casina se ha reformado. ¿Qué planes hay para ella?

Al recrear la estructura interior de la casa, se quiso recrear también las dos líneas fundamentales de Poveda, que quiso que esa casa fuera lugar de oración, y a la vez de educación. Esas son las dos grandes líneas que va a tener el proyecto de la Institución en Covadonga: una, tiene que ver con acompañar procesos de reconstrucción de vida interior, y otra, promover movimientos. En este momento estamos con un movimiento que llamamos Jóvenes por la Educación, para ofrecer la tradición educativa de Pedro Poveda a personas que se han formado y tienen vocación educativa en la línea que sea y en el contexto que quieran trabajar. Y es que San Pedro Poveda tenía una mirada especial en los jóvenes, de quienes nos decía “para ellos os dio Dios la vocación”. 

O sea que a partir de ahora acogerá a grupos de personas que quieran formarse en el espíritu de la Institución Teresiana.

Será una casa de acogida, pero a la vez un foco de salida, porque queremos que desde ahí se ofrezcan las actividades que plantearemos. Eso sí, la estancia de las personas que acudan tendrá que ser en la Casa de Ejercicios, por una cuestión de espacio, aunque luego las actividades tengan su foco en la Casina, que no tiene tamaño para hacer cosas grandes, aunque sí lo tiene para personas que quieran venir unos días en plan de retiro espiritual, unos ejercicios acompañados o un tiempo de estudio. La Casina será más un lugar familiar, pero la actividad residencial o de hospedaje tendrá lugar en la Casa de Ejercicios. La Casina es el único lugar que está en el recinto, que no es propiedad del Santuario. Fue un gesto que tuvieron los canónigos en tiempo de Pedro Poveda, y nosotros lo queremos mantener.

(Archidiócesis de Oviedo)

Agencia SIC
Acerca de Agencia SIC 44780 Articles
SIC (Servicio de Información de la Iglesia Católica), es una agencia de noticias y colaboraciones referidas a la Iglesia en España, creada en noviembre de 1991 por el Episcopado español y dependiente de la Comisión Episcopal de Medios de Comunicación Social (CEMCS).