Cáritas Diocesana de Tenerife coordina la solidaridad ciudadana con La Palma

El pasado 19 de septiembre el volcán de cumbre vieja comienza su erupción. Desde ese domingo los servicios generales de Cáritas Diocesana de Tenerife se pusieron a disposición del arciprestazgo de Los Llanos de Aridane, con el objeto de valorar el estado de la situación y para poder dar continuidad a los proyectos que Cáritas desarrolla en el arciprestazgo. En ese mismo día ya son muchas las personas evacuadas por la proximidad de la erupción.

Entre esos proyectos de Cáritas en el municipio de Los Llanos se encuentra el servicio de día para personas que carecen de hogar, que pudo continuar con su labor a pesar de que varios voluntarios del centro fueron evacuados ese día y no pudieron continuar con su voluntariado, por lo que hubo que realizar un esfuerzo desde otras zonas para reforzarlo. No corrió la misma suerte las formaciones del proyecto de empleo en la zona, que tuvieron que ser suspendidas, ya que muchos de los que reciben esta formación no tenían la posibilidad de poder desplazarse.

Fue el lunes día 20 cuando se comenzó a conocer la gravedad de esta situación. Ya eran varias las personas conocidas en las parroquias y entre el voluntariado de Cáritas que habían perdido su vivienda. Entonces el equipo directivo de Cáritas Diocesana de Tenerife decide reunirse el martes día 21 por la mañana para adoptar estas tres decisiones:

-Constituir un gabinete de crisis conformado por personas de los servicios generales de Cáritas, agentes de Cáritas en La Palma y párrocos de la zona.

-Canalizar el aluvión de muestras de generosidad y donativos a través de una campaña, bajo el lema “cada gesto cuenta”, abriendo un número de cuenta y un bizum, para agilizar la solidaridad de personas, entidades y fundaciones que llamaban para colaborar.

-Coordinar todas actuaciones en la zona y solicitar apoyo a Cáritas Española en la gestión de la emergencia, en el ámbito de la comunicación y en la gestión de la solidaridad y donativos de la confederación de Cáritas Diocesanas.

Un día después, el miércoles 22 de septiembre se celebró una reunión de coordinación con Cáritas Española. Ahí se determinó los criterios principales para afrontar esta emergencia, además de apoyar la canalización de donaciones que también llegaban por su mediación.

Son muchas las Cáritas Diocesanas que han mostrado su solidaridad, tanto directamente haciendo llegar su colaboración económica a esta campaña como facilitando el contacto con donantes de la zona que deseaban colaborar. Con fecha de 28 de septiembre, la campaña cuenta con más de 350.000 euros recibidos, que se utilizarán para paliar esta dramática situación.

Durante la primera reunión del gabinete de crisis tanto los sacerdotes de La Palma como los agentes de la zona explicaron la realidad que se estaba viviendo:

Pérdida de viviendas de muchas familias. Las personas evacuadas no hacen uso de los macro espacios habilitados por las autoridades, sino que están en casa de familiares y amigos. Los sacerdotes de la zona comentan que les empiezan a llegar ofertas de viviendas que algunos particulares ofrecen para las familias evacuadas y son ellos mismos los que ponen en contacto a los donantes con los beneficiarios.

Se habilitan espacios parroquiales para acoger a personas evacuadas. Además, desde Obispado de Tenerife se pone a disposición otras dos viviendas y se continúan recibiendo llamadas de particulares que ponen sus hogares a disposición de los damnificados.

-Se comienza a visibilizar un exceso de donaciones. Es por este motivo que las administraciones de la zona piden que paren las recogidas de ropa y de alimentación básica porque no pueden recibir más. Tanto sacerdotes de la zona como agentes de Cáritas y los servicios generales tienen total coordinación con administraciones públicas y otras entidades. La pretensión es dar una respuesta unificada y derivar a las personas a los servicios de emergencia que están funcionando.

Ante esta realidad se valora, por un lado, seguir atendiendo la emergencia y agilizar las demandas de ayudas básicas solicitadas a la Iglesia de La Palma y, por otro lado, hacer una planificación a medio y largo plazo de esta actuación centrando la problemática en la vivienda, la recuperación económica y el empleo. La experiencia dice que cuando “el foco” sobre la situación se debilite, la solidaridad dejará de llegar tan generosamente, y esta es una crisis que tendrá un calado de muchos años. Será en esa circunstancia, pasados estos momentos de emergencia, cuando deberá prolongarse la actuación de la Iglesia.

El pasado lunes día 27 de enero tuvo lugar una reunión de las comunidades parroquiales de la zona y agentes de Cáritas, en la que también participó Manuel Bretón, el presidente de Cáritas Española. En este encuentro cargado de emoción, las mismas comunidades parroquiales, habiéndolo perdido todo pero sostenidas por su Fe, mostraban su disposición a seguir sirviendo en Cáritas.

El sentimiento de unidad de la Iglesia se mantiene vivo en esta crisis tanto por la Iglesia local, que esta dando una respuesta coordinada y única, como por los innumerables gestos de solidaridad del resto de Diócesis de la mano de la confederación de Cáritas Española.

(Cáritas Diocesana de Tenerife)

Agencia SIC
Acerca de Agencia SIC 45646 Articles
SIC (Servicio de Información de la Iglesia Católica), es una agencia de noticias y colaboraciones referidas a la Iglesia en España, creada en noviembre de 1991 por el Episcopado español y dependiente de la Comisión Episcopal de Medios de Comunicación Social (CEMCS).