Carta pastoral de Mons. Ángel Pérez Pueyo: Virgen de la Merced: ruega por los que están privados de libertad o encerrados en sí mismos.

«Cierto día un joven fugitivo, tratando de ocultarse del enemigo, llegó a una pequeña aldea. La gente fue amable con él y le ofreció un lugar donde quedarse. Pero cuando los soldados preguntaron dónde lo habían escondido, todo el mundo sintió miedo. Los soldados amenazaron con quemar la aldea y matar a todos si el joven no aparecía antes del alba. La gente acudió al rabino para preguntarle qué hacer. El rabino se retiró a escrutar la Escritura. De madrugada encontró la respuesta: “es mejor que un hombre muera antes que perezca el pueblo entero”. El rabino cerró la Biblia, llamó a los soldados y les dijo dónde estaba escondido el muchacho.

Cuando los soldados se llevaron al fugitivo para matarlo se celebró una gran fiesta en la aldea porque el rabino les había salvado la vida. El rabino, sin embargo, no participó en la celebración. Una niebla profunda inundó su alma. Aquella noche sintió la voz de un ángel que le preguntaba: “¿Qué has hecho?”. “He entregado al fugitivo” “Pero ¿no te has dado cuenta que al que entregaste fue al Mesías?” —le replicó el ángel— . “Pero, ¿cómo podía saberlo?” —dijo consternado el rabino— Si lo hubieras visitado una vez y le hubieras mirado a los ojos lo habrías reconocido de inmediato.

Este antiguo cuento talmúdico puede ayudarnos a descubrir la dignidad y el auténtico valor de cada ser humano si al mirar a las personas logramos descubrir el verdadero rostro de Dios. Más allá de la justicia, está la misericordia, la ternura de Dios que esponja el alma de cada ser humano la transforma. Tal vez hubiera bastado el hecho de saber que se trataba de un hijo amado de Dios para no haberlo entregado al enemigo. Y tratar de rehabilitarlo humana y espiritualmente. No sólo a los que están privados de libertad sino también a aquellos que se hallan encerrados en sí mismos por no saber qué hacer con su propia vida.

Una sociedad —decía el Papa Francisco en el Instituto Correccional de Filadelfia en septiembre de 2015— que no siente en sus entrañas el dolor de sus hijos está condenada a estar «presa» de sí misma, «presa» del sufrimiento, de la soledad, del egoísmo, de la mentira, de las intrigas, del odio, de la envidia, de la injusticia, de la mezquindad, de la violencia…

La rehabilitación (restauración) —decía el Papa Francisco en el Centro Penitenciario de Ciudad Juárez en febrero de 2016— no comienza dentro (en la cárcel) sino afuera en las calles de nuestra ciudad, creando un sistema de salud social. La rehabilitación comienza restaurando la dignidad de todos nuestros hijos en las familias, en las escuelas, en trabajos dignos.

Mi oración y mi felicitación en el día de la Merced a nuestra Delegada, a cada uno de los capellanes, a todos los voluntarios de la pastoral penitenciaria, al equipo de dirección y funcionarios, a cada uno de los internos de nuestras cárceles de Zuera, Daroca y Teruel Gracias por acordarte, por rezar y hacer visible durante esta semana de la Merced a todos los que la sociedad ignora u oculta.

Con mi afecto y bendición,

+ Ángel Pérez Pueyo

Obispo de Barbastro-Monzón

Mons. Ángel Pérez Pueyo
Acerca de Mons. Ángel Pérez Pueyo 132 Articles
- Mons. Ángel Javier Pérez Pueyo, natural de Ejea de los Caballeros (Zaragoza), nace el 18 de agosto de 1956. Es el segundo hijo del matrimonio (+) Rodrigo Pérez Fuertes (1.III. 1924 – 1.III.2012) y (+) Carmen Pueyo (21.II.1929 – 19.IV-2005). Su hermana, (+) Mª Concepción (19.V.1954 – 27.VII.1998), se queda paralítica cuando tenía catorce meses como consecuencia de una poliomielitis aguda. - A los 10 años de edad ingresa en el Seminario Metropolitano de Zaragoza. De 1966 a 1971 cursa sus estudios de bachillerato en el Seminario Menor. En 1972 pasa al Seminario Mayor donde estudia COU y como es demasiado joven para iniciar los Estudios Eclesiásticos los formadores le recomiendan que inicie la Etapa Introductoria y estudie Magisterio en la Escuela Universitaria de Formación del Profesorado de Educación General Básica “Virgen del Pilar” que se hallaba ubicada en el mismo edificio del Seminario. En 1974 inicia sus Estudios Eclesiásticos en el Centro Regional de Estudios Teológicos de Aragón (CRETA). - En 1977 va a Salamanca al Aspirantado “Maestro Ávila”, ¾casa de formación que los Sacerdotes Operarios tienen en España¾, donde cursa los tres últimos años de Teología en la Universidad Pontificia de Salamanca. Posteriormente realiza estudios de licenciatura en Filosofía y Ciencias de la Educación en la Universidad Civil de Salamanca. - A los 23 años, el día 19 de marzo de 1980, es ordenado sacerdote por Mons. Antonio Vilaplana Molina en Plasencia (Cáceres) donde había sido enviado por los Superiores de la Hermandad para realizar la Etapa de Pastoral como formador y profesor en el Seminario Menor de dicha Diócesis. - Al finalizar el curso 1979/80 es destinado al Seminario de Tarragona. Desde 1980 a 1985 desempeña su labor formativa en el Seminario Menor como responsable de los seminaristas y como tutor y profesor del Colegio-Seminario. - En 1985 es nombrado Rector del Aspirantado Menor de Salamanca. Colabora como profesor y tutor en el Colegio “Maestro Ávila” impulsando el trabajo de pastoral juvenil y vocacional con los alumnos y profesores del mismo colegio. - En julio de 1990, en la XVIII Asamblea General, es elegido miembro del Consejo Central y se le responsabiliza de la Coordinación Pastoral de la Hermandad. Durante este tiempo coordina la preparación y dirección de los Cursos para Formadores de Seminarios que se impartieron en Buenos Aires (Argentina), en Caracas (Venezuela), en Lima (Perú); colaboró en el diseño del Curso para Formadores de Seminarios organizado por la Comisión Episcopal de Seminarios y Universidades de la Conferencia Episcopal Española que se viene celebrando durante el verano en Santander; y colabora como profesor en el Curso para Formadores de Seminarios de lengua española-portuguesa, organizado por la Congregación para la Educación Católica, que se imparte en el Pontificio Colegio Español de San José y en el que participan formadores de diferentes países Lati­noamericanos. En 1994 participa en Itaicí (Brasil) en el I Congreso Continental Latinoame­ricano de Vocaciones. - En julio de 1996, en la XIX Asamblea General es elegido Director General de la Hermandad de Sacerdotes Operarios hasta el año 2002. En 1997 participa en el Congreso sobre secularidad del presbítero diocesano organizado por la Comisión Episcopal del Clero de la Conferencia Episcopal Española. – En julio de 2002, en la XX Asamblea General, celebrada en el Pontificio Colegio Español de San José de Roma (Italia) es reelegido por mayoría absoluta en primera votación. −El pasado 22 de mayo de 2008 la Hermandad ha recibido de la Santa Sede la aprobación como Asociación Sacerdotal de Derecho Pontificio, tal como soñó desde el comienzo Mosén Sol. Y en julio de 2008, por coincidir con el 125 aniversario de la Fundación de la Hermandad y el I Centenario de la muerte del Beato Manuel Domingo y Sol, se celebrará en Tortosa la XXI Asamblea General. – En septiembre de 2008, al concluir su mandato como Director General, es nombrado Director del Secretariado de la Comisión Episcopal de Seminarios y Universidades de la Conferencia Episcopal Española. – El 2 de agosto de 2013 es nombrado Rector del Pontificio Colegio Español de San José en Roma por la Congregación del Clero. – El 27 de diciembre de 2014 es nombrado por el Papa Francisco Obispo de Barbastro-Monzón.