Carta pastoral de Mons. Luis Ángel de las Heras: «Es la hora de todos»

Queridos diocesanos:

Con vosotros en la mente, en el corazón y en la oración, os saludo cordialmente y comparto mis mejores deseos para todos en este curso 2021-2022. Al inicio de un nuevo tiempo, nos disponemos a continuar caminando. Nos acompañan esperanzas e incertidumbres derivadas de la pandemia del Covid-19, de un cambio de responsables diocesanos en la Iglesia particular de León, de una Iglesia universal en proceso de salida y conversión misionera y sinodal. Todas ellas resuenan en nosotros y se
enmarcan en lo que venimos denominando desde hace tiempo «un cambio de época».

Ante esta realidad y sus consecuencias, queremos y debemos actuar, evitando la indiferencia y la inhibición. Para ello, hemos de mirar y escuchar cuanto nos rodea y aquello que late en nuestro interior; hemos de discernir lo que encontremos poniéndolo
como pueblo creyente ante la luz del Espíritu Santo y, finalmente, hemos de definir lo que hay que cambiar y los caminos nuevos que se han de abrir.

Tal y como publicamos en junio pasado, hemos dado un paso en la reorganización de la coordinación y animación pastoral de la diócesis. Las antiguas delegaciones y secretariados se han agrupado en tres delegaciones episcopales (comunión fraterna,
evangelización misionera y misión samaritana) con el fin de vivir y trabajar como equipos de animación misionera. A su vez, las áreas pastorales que forman parte de cada delegación contarán con sus propios equipos de coordinación.

En una feliz coincidencia, viene en ayuda de nuestro esfuerzo la XVI Asamblea General Ordinaria del Sínodo de los Obispos que ha convocado el papa Francisco con un proceso sinodal que comienza su fase diocesana en octubre. Su lema y propósito es Por una Iglesia sinodal: comunión, participación y misión. El Papa nos invita a preguntarnos sobre la sinodalidad, considerándolo un tema decisivo para la vida y misión de la Iglesia.

Y no solo: precisamente se cumple ahora el veinticinco aniversario de la promulgación del “Libro Sinodal” fruto del sínodo diocesano de esta Iglesia particular de León celebrado entre 1993 y 1995. Su recuerdo nos muestra el notable valor del camino sinodal.

Así pues, se abre ante nosotros un curso idóneo para descubrir, interiorizar y practicar la sinodalidad como el modo habitual de proceder de nuestra Iglesia particular de León, su «específica forma de vivir y obrar» que plasma la comunión fraterna en el caminar juntos y en el compromiso personal y comunitario de la evangelización misionera y la misión samaritana. Con este telón de fondo, se presenta el ser y la misión de cada una de las tres nuevas delegaciones en la XX Semana de Pastoral —con el lema Pueblo de Dios en salida— para ayudarnos a comprender y adquirir este modo eclesial de ser, vivir y actuar. Como es natural, cuanto nos proponemos exige actitud de continua conversión, con perseverancia en la oración, la reflexión y el discernimiento personal y comunitario bajo la acción del Espíritu Santo.

Tenemos, en consecuencia, razones y motivaciones múltiples para procurar una amplia participación de todos los bautizados y fomentar una comunión dinámica, abierta y misionera. Aunque, como advierte el papa Francisco, el objetivo «no será principalmente la organización eclesial, sino el sueño misionero de llegar a todos»1. Sea, pues, el sueño misionero de llegar a todos el objetivo de cada diocesano, con el corazón puesto cada vez más en Jesucristo, experimentando la alegría del encuentro con Él que nos impulsa a evangelizar y comprometernos con la transformación de este mundo en un orden nuevo según la voluntad de amor y salvación de Dios Padre, Hijo y Espíritu Santo.

(sigue…)

✠ Luis Ángel de las Heras Berzal, CMF
Obispo de León

Mons. Luis Ángel de las Heras Berzal
Acerca de Mons. Luis Ángel de las Heras Berzal 46 Articles
Nació en Segovia el 14 de junio de 1963. A los 14 años ingresó en el seminario menor de los claretianos de Segovia. En 1981 comenzó el año de noviciado en Los Negrales (Madrid), donde hizo su primera profesión el 8 de septiembre de 1982. Este mismo año inició los estudios filosófico-teológicos en el Estudio Teológico Claretiano de Colmenar Viejo, en Madrid, (afiliado a la Universidad Pontificia Comillas). Emitió la profesión perpetua el 26 de abril de 1986, año en que concluye la Licenciatura en Estudios Eclesiásticos. Al concluir la formación inicial, fue destinado al Equipo de Pastoral Juvenil de la provincia claretiana de Castilla, a la vez que cursó estudios de Licenciatura en Ciencias de la Educación en la Universidad Pontificia Comillas. Recibió la ordenación sacerdotal el 29 de octubre de 1988. Inició su ministerio sacerdotal, en 1989, en las parroquias que los claretianos tienen encomendadas en el barrio madrileño de Puente de Vallecas (Santo Ángel de la Guarda y Nuestra Señora de la Aurora). Un año más tarde, en 1990, con otros claretianos y algunos laicos de la Parroquia, fundó la Asociación “Proyecto Aurora” (dedicada a la atención y acogida de drogodependientes en coordinación con “Proyecto Hombre”) y la dirigió durante seis años. Participó también durante 9 años en la animación de Justicia, Paz e Integridad de la Creación (JPIC) de la antigua provincia claretiana de Castilla. En septiembre de 1995 es nombrado auxiliar del prefecto de Estudiantes en el Seminario de Colmenar Viejo. Después fue formador de postulantes, superior y maestro de novicios en Los Negrales (Madrid). En Colmenar Viejo ejerce también como consultor, vicario provincial y prefecto de los seminaristas Mayores. En la Confederación Claretiana de Aragón, Castilla y León fue delegado de formación del Superior de la Confederación, de 2004 a 2007. Este último año fue elegido prefecto de Espiritualidad y Formación de la Provincia claretiana de Santiago. Durante el sexenio 2007-2012 fue también vicario provincial y prefecto de Estudiantes y Postulantes en Colmenar Viejo, así como profesor en el Instituto Teológico de Vida Religiosa y en la Escuela Regina Apostolorum de Madrid. El 31 de diciembre 2012 fue elegido Superior Provincial de los Misioneros Claretianos de la Provincia de Santiago. El 13 de noviembre de 2013 presidente de CONFER. El 16 de marzo de 2016 se hace público su nombramiento como obispo de Mondoñedo-Ferrol y toma posesión de la diócesis el día 7 de mayo de 2016. OTROS DATOS DE INTERÉS En la Conferencia Episcopal Española es actualmente miembro de la Comisión Episcopal para la Vida Consagrada, Comisión a la que se incorporó en la Plenaria de noviembre de 2016.