Carta pastoral de Mons. Francesc Pardo i Artigas: Tres testigos de Jesús

Durante la próxima semana celebramos la fiesta de tres testigos de Jesús: santa Teresa Benita de la Cruz, san Lorenzo y san Maximiliano María Kolbe.

Recordar brevemente la vida de estos tres mártires nos beneficia a todos nosotros y nos estimula a vivir nuestra fe. Son la verificación del Evangelio de Jesús, el testigo más auténtico de la Iglesia, y ejemplos de vida cristiana.

 

San Lorenzo, mártir (día 10)

San Lorenzo era uno de los diáconos de la Iglesia de Roma, a quien el papa Sixto II había encomendado administrar los bienes de la Iglesia y cuidar de los pobres.

En la persecución del emperador Valeriano I, en el año 258, muchos sacerdotes y obispos fueron martirizados, y los cristianos acomodados fueron privados de sus bienes y enviados al exilio.

Después del martirio del Papa, el prefecto de Roma convoca a Lorenzo y le exige que le traiga todos los tesoros de la Iglesia, pensando que tenía un gran patrimonio.

Lorenzo le responde que para eso necesita algunos días y le pide que le proporcione vehículos para transportar el tesoro. El prefecto, pensando en una gran fortuna, accede y le ofrece transporte.

El día acordado, ante el prefecto, Lorenzo llega con los carros cargados de pobres, lisiados, viudas, huérfanos… a quienes ayudaba en nombre de la Iglesia, y dice al prefecto: “Estos son nuestro tesoro”. El prefecto romano, muy enfadado, lo condenó a morir en una parrilla sobre las brasas.

Lorenzo es un testigo de Jesús como servidor de la Iglesia y de los pobres hasta el martirio.

 

Santa Teresa Benita de la Cruz, religiosa mártir (día 9)

Edith Stein nació en Breslau (Alemania) el 1891 en una familia judía, y fue la más joven de diez hermanos.

Fue una filosofa, mística, defensora del derecho de la mujer al voto, religiosa carmelita descalza y mártir del nazismo.

Pasó por una etapa de ateísmo. Estudiando filosofía fue colaboradora del filósofo Edmund Husserl, fundador de la fenomenología. Vivió una larga evolución intelectual y de investigación espiritual que la condujo a convertirse al catolicismo en 1922. Fue profesora e impartió muchas conferencias. A la vez, desarrolló una teología de la mujer y defendió sus derechos.

Profesó como Carmelita en Colonia, pero para huir de la amenaza nazi fue trasladada a los Países Bajos. Pero allí fue encarcelada e internada en el campo de concentración de Auschwitz, donde murió asesinada en la cámara de gas el 9 de agosto de 1942.

Fue beatificada, canonizada y declarada patrona de Europa por el papa san Juan Pablo II.

 

San Maximiliano María Kolbe, franciscano, mártir (día 14)

Nacido en 1984, fue un fraile franciscano conventual polaco, promotor de la devoción a la Virgen María mediante una asociación llamada “milicia de la Inmaculada”.

Prisionero en el campo de concentración de Auschwitz, se ofreció para ser ajusticiado en lugar del sargento polaco Franciszek Gajowniczek. Este, al ser señalado para morir, exclamó que había perdido a su mujer y que ahora sus hijos quedarían huérfanos. Kolbe, al oírlo, dio un paso adelante, se ofreció a ocupar el lugar del sargento y fue condenado a morir de hambre.

El papa san Juan Pablo II lo canonizó en 1982 en presencia de quien había sido salvado.

Es patrón de los operadores de radio, de los adictos a las drogas, de los presos políticos y del movimiento “pro-vida”.

 

+ Francesc Pardo i Artigas

Obispo de Girona

Mons. Francesc Pardo i Artigas
Acerca de Mons. Francesc Pardo i Artigas 460 Articles
Francesc Pardo i Artigas nació en Torrellas de Foix (comarca del Alt Penedès, provincia de Barcelona), diócesis de Sant Feliu de Llobregat, el 26 de junio de 1946. Ingresó en el Seminario Menor de Barcelona y siguió estudios eclesiásticos en el Seminario Mayor, de la misma diócesis. Se licenció en Teología, en la Facultad de Teología de Cataluña. Es autor de diversos artículos sobre temas teológicos publicados es revistas especializadas. Recibió la ordenación presbiteral en la basílica de Santa María de Vilafranca del Penedès, el 31 de mayo de 1973, de manos del cardenal Narcís Jubany. El 16 de julio del 2008, el Papa Benedicto XVI lo nombró Obispo de Girona. Recibió la Ordenación Episcopal el dia 19 de octubre del 2008 en la Catedral de Girona, tomando posesión de la diócesis el mismo día.