Seis meses de oración por la familia en la diócesis de Ciudad Real

El pasado 24 de julio, en la Natividad de San Juan Bautista, el obispo de la diócesis de Ciudad Real presidió la última de las oraciones de las familias por la familia en la catedral de Ciudad Real.

En enero, Mons. Gerardo Melgar comenzó esta actividad con la que la Iglesia de Ciudad Real ha rezado, cada último jueves de mes, por las necesidades de las familias.

En la programación pastoral para el curso 2020-2021, Mons. Gerardo Melgar anunció el ofrecimiento de «celebraciones de oración por las familias y la vocación al matrimonio». En el mismo documento, se marcaron los últimos jueves de mes, a partir del comienzo de 2021, para que la Iglesia de Ciudad Real rezara, reflexionando y pidiendo, por «la realidad actual de las familias y los matrimonios y la misión que tienen en el planteamiento vocacional de sus hijos».

De este modo, con la vocación y la familia como petición al Señor en la oración, se comenzó la actividad en la catedral en enero de 2021. Desde entonces, durante seis jueves, Mons. Gerardo Melgar presidió estas oraciones, que se pudieron seguir en directo a través de los canales de Facebook y de Youtube de la diócesis.

En la presentación de las oraciones, el obispo explicó que el esfuerzo evangelizador debe ir dirigido preferentemente a las familias. Por dos razones, escribió el obispo diocesano: por un lado, porque la institución familiar es donde se han producido los cambios más radicales en la sociedad. Por otro lado, porque la familia tiene una «misión imprescindible como vehículo normal de transmisión de valores humanos y cristianos».

«Es urgente recuperar el talante cristiano de nuestras familias si queremos lograr una auténtica evangelización del mundo actual; unas familias en las que se respire un aire creyente; unas familias en las que tenga lugar una experiencia fuerte de Dios y de valoración de la fe; unas familias en las que se rece juntos y se tenga a Dios presente en todos los momentos de la vida», explicó el obispo de Ciudad Real al presentar la iniciativa de oración.

Del mismo modo, animó a todos los sacerdotes a ofrecer esta oración a todas las familias, para que rezaran «por su propia familia y por las de los demás». Así, además de la catedral, otros templos acogieron durante los pasados meses estas oraciones por toda la provincia.

Separadas por meses, cada una de las oraciones tuvo un tema sobre el que predicó Mons. Melgar durante la exposición del Santísimo.

La oración de enero la dedicó a hablar sobre «lo que es y lo que debe ser la familia en cuanto a la fe», insistiendo en que la familia era el cauce normal a través del que se transmitía la fe y en que «sin la familia no es posible la nueva evangelización».

En febrero, se refirió a la institución familiar como la primera «transmisora de valores humanos» como el respeto a los demás, la libertad, vivir en la verdad procurando no mentir y la generosidad. Además, explicó que en la familia se aprende a dar a Dios el puesto que le corresponde.

En marzo, el obispo dedicó la oración a las vocaciones, explicando que la familia debe ser la promotora de la vocación en los hijos. «La familia de Nazaret fue el primer seminario», dijo, en un mes en el que se celebró el Día del Seminario.

Como «transmisora de la fe» presentó en el mes de abril a la familia, insistiendo sobre cómo se está perdiendo la transmisión de la fe entre los miembros de la familia, algo que hace tan solo unos años era mucho más habitual: «La familia enseñaba desde muy pequeño al niño que Dios era el creador de todas las cosas, que a nosotros nos había creado el Señor, que todo lo bello y bonito que existe había sido creado por Dios».

Mayo es un mes que dedicamos a María, y el obispo de la diócesis también dedicó la oración a María y a todas las madres. Describió las actitudes de María en su relación con Dios y con la Sagrada Familia, mostrándola como modelo para todas las madres.

La última oración, en el pasado junio, se dedicó a rezar por las «necesidades de la familia actual». Mons. Gerardo Melgar resumió las necesidades como horizonte hacia el que caminar en las familias: el diálogo, la escala de valores, el sacrificio, la fidelidad, la vivencia de la fe, la alegría y la esperanza.

En todas las oraciones participó la Delegación de Pastoral Familiar. Fue especialmente importante la oración de petición, siempre en la línea del tema presentado cada día.

(Diócesis de Ciudad Real)

Agencia SIC
Acerca de Agencia SIC 45196 Articles
SIC (Servicio de Información de la Iglesia Católica), es una agencia de noticias y colaboraciones referidas a la Iglesia en España, creada en noviembre de 1991 por el Episcopado español y dependiente de la Comisión Episcopal de Medios de Comunicación Social (CEMCS).