El obispo de Bilbao asume el reto de decir y hacer propuestas significativas para el mundo

El obispo de Bilbao Mons. Joseba Segura ha hecho un llamamiento a renovar mensajes y testimonios,  buscando mondos y maneras de que el mensaje del Evangelio llegue a nuevas personas. Lo ha dicho durante la toma de posesión como nuevo obispo de la diócesis.

La ceremonia de toma de posesión del obispo de Bilbao ha tenido lugar el pasado 3 julio en la catedral de Santiago. Con el aforo permitido del 60%, 300 personas han participado en la celebración en el templo. Además, ha sido seguida en directo por más de una docena de medios acreditados y se ha emitido por esta web diocesana, las emisoras Radio Popular y Bizkaia Irratia y TRECE . Mons. Segura ha estado acompañado por más de 25 obispos, arzobispos y cardenales, 60 sacerdotes, y diáconos en representación del clero diocesano y el ministerio ordenado y varias personas que representaban a los diferentes estamentos diocesanos: laicado, religiosos, organizaciones, etc.

También han participado varios miembros de diferentes confesiones religiosas y una representación política encabezada por el alcalde de Bilbao, Juan María Aburto. La capilla de Música de la Catedral ha acompañado toda la celebración. Son muchos los titulares que ha dado el séptimo obispo de Bilbao en la celebración de su toma de posesión. Algunos, en la homilía, invitando a los creyentes a “no ser uno más”: `Pongámonos en el último banco, dispuestos a servir desde allí a los que necesitan afecto o cualquier tipo de apoyo´`Quien sigue a Cristo nunca podrá juzgar a nadie y menos, sentirse superior´; `No es posible ser uno más y vivir en actitud orante y agradecida, cuando muchos ya no saben lo que es rezar´… Otros titulares han llegado en el capítulo de agradecimientos, que el nuevo obispo de Bilbao ha comenzado recordando cómo se conocieron sus padres, precisamente, “a 300 metros de esta catedral”.

Se ha vivido un día intenso en la Iglesia de Bizkaia. Algunos prelados llegaron en la jornada de ayer y otros, han salido hoy desde sus Diócesis para acudir al punto de encuentro: la casa de espiritualidad de Begoña. Allí les esperaban dos mini autobuses que les han trasladado hasta la puerta principal de Santiago. Mons. Segura ha acudido al templo con el Nuncio, hacia las 10:30 h. y tras el recibimiento del Cabildo Catedralicio y el Deán, le han ofrecido el `Lignum Crucis´ para su veneración y el agua bendita con la que se ha asperjado a sí mismo y a los presentes. Posteriormente ambos se han dirigido al interior para orar, en la capilla del Santísimo Sacramento.

La celebración ha comenzado con las palabras del Nuncio dirigidas a Mons. Segura y a la Asamblea. Tras la lectura de las letras apostólicas, el obispo de Bilbao se ha sentado en su cátedra y ha recogido el báculo de madera que perteneció al obispo auxiliar del ahora cardenal Ricardo Blázquez, Mons. Carmelo Etxenagusia. Una representación de los diversos ministerios y grupos comunitarios se ha acercado al obispo para mostrarle su adhesión. Es de destacar la presencia en este momento de una familia latinoamericana y una mujer de la comunidad africana, dos realidades cada vez más notorias en la Diócesis de Bilbao.

Homilía centrada en la autoridad de Cristo

Ha comenzado su homilía saludando a la comunidad cristiana de Bizkaia “que, en su gran diversidad, en la riqueza de sus ministerios y carismas, me acoge hoy con afecto como su obispo” y también al Nuncio del Santo Padre, Bernardito Auza, presente en la Toma de posesión “y, a través suyo, al Santo Padre, a mis hermanos obispos presentes y ausentes, a las autoridades aquí reunidas, mi agradecimiento más cordial que también se extiende a los representantes de las denominaciones cristianas hermanas que nos acompañan”.

Mons. Segura ha proseguido su intervención defendiendo que “No es posible defender hoy que esta vida, a pesar de su belleza y trascendencia, no es sino la antesala de otra más grande más allá de la muerte” y que quien comparte la autoridad de Cristo “no se enreda en análisis negativos sobre la situación social o sobre las debilidades de otras personas o grupos. Hace propuestas y las hace con convicción. Y pone su vida por delante. No pongamos demasiada energía en señalar las contradicciones y debilidades que observamos en otros, los signos de ignorancia, la desintegración de convicciones humanistas y los peligros varios que algunos análisis destacan”.

Con un mensaje positivo ha pedido que asumamos el reto de decir y hacer propuestas significativas para el mundo; con convicción, con autoridad, “busquemos modos y maneras de que nuestro mensaje llegue a nuevas personas”. También ha dicho que ‘cuando del dicho al hecho va un trecho’, se pierde credibilidad, “gastémonos entre la gente, -ha pedido- sin dar lecciones a nadie».

Ha concluido su homilía, resaltando que no quería extenderse demasiado “voy terminando, -ha dicho- no sea que ya en la primera homilía defraude la confianza del Santo Padre, que las pide cortas. Hemos invocado en el salmo al Espíritu de Dios. Acabo mis palabras haciéndolo de nuevo para que sea ese Espíritu el que renueve nuestros mensajes y testimonios, y así podamos reflejar un poco más a aquel Jesús que hablaba con autoridad humilde”.

Acción de gracias

Al concluir la celebración, el nuevo obispo de Bilbao, emocionado, ha hablado de su familia y ha dado gracias a Dios “por tantas mujeres y hombres de generaciones previas, que nos han dado vida y fe, y así nos enseñaron lo que significaba luchar como creyentes, con sencillez y con valores profundos”. También ha transmitido sus sentimientos tras recibir el nombramiento y ha agradecido al Papa Francisco su confianza “en todo caso, el reto de acompañar a esta Iglesia de Bizkaia suena bastante más fácil que el gestionar el Vaticano con espíritu evangélico”.

Recuerdos

“Si tuviera que citar a las personas importantes en mi caminar creyente, no terminaría -ha dicho-, por eso me voy a limitar solo a los obispos que me han precedido en Bilbao y nos acompañan hoy aquí. Mila esker Juan Mari, 15 años auxiliar en esta diócesis que es la tuya, porque en 1975 apareciste en aquella clase de escolapios y, sin que te conociera, me convenciste para que cambiara mis planes y entrara al seminario. Gracias Ricardo: me has dicho recientemente que lo pasaste muy bien en Bilbao; voy a ir a lo seguro y por si acaso no voy a agradecer a Dios por lo bien que lo pasaste, sino por haber olvidado pronto la parte de los sinsabores, y quedarte solo con las cosas buenas. Aquí hay varios presentes, pero tú eres para mí el ejemplo más cercano de cardenal al que no se le nota que lo es y gracias Mario por haber confiado en mí sin conocerme, gran temeridad, y por la cercanía y afecto que me has demostrado cuando finalmente hemos podido compartir tareas. Tal vez hasta tienes algo que ver con lo que celebramos hoy aquí. Ya se sabe: está la voluntad de Dios y están las mediaciones”.

Además de agradecer a sus hermanos obispos el afecto con el que le han acogido ha concluido agradeciendo al Pueblo de Dios en Bizkaia, “hermanos sacerdotes vivos y difuntos, permitidme que recuerde hoy particularmente a Angel Mari cuya memoria está tan viva en el corazón de muchos. Gracias diáconos, religiosas y religiosos, laicos con encomiendas, ministerios y carismas diversos, comprometidos en la vida social, gracias padres y madres de familia, que habéis sido y seguiréis siendo los primeros transmisores de la fe. En vuestra riqueza y diversidad todos vosotros sois el corazón y el cuerpo de Cristo en medio de esta provincia, la sal que da sabor en los distintos ambientes y el medio por el que el Evangelio sigue llegando a mucha gente. Sin vosotros, ningún obispo es nada y nada puede hacer”.

Finalmente ha dado gracias al Señor Jesús “porque inicié mi ministerio presbiteral convencido de que sabía de quién me fiaba, y el tiempo no hace sino confirmar de muchas maneras aquella primera confianza” y a María “al inicio de mi ministerio en Bilbao quiero ponerme bajo su protección, como alguien que, tal vez afectado por los peligros de las muchas letras, pide ayuda a la amatxu de Begoña para recuperar la limpieza de corazón, esa que, como se nos dice en las bienaventuranzas, nos permite ver a Dios y así poder ver, desde Dios, las cosas con mirada fresca, sencilla y confiada”.

También ha agradecido a las autoridades y a todos los que, presentes o de modo virtual, “nos habéis podido acompañar hoy. Cuento con vuestro apoyo y oración”.

La jornada matinal terminará con una comida fraterna en el hotel seminario de Derio. Mañana, Día de San Valentín de Berriotxoa, el obispo de Bilbao presidirá su primera eucaristía como obispo en Elorrio, a las 11:30 h. El prelado ha recordado hoy al santo leyendo un fragmento de una de sus cartas dirigidas a su madre, en la que instaba a rezar a María.

Fotos de la celebración aquí

(Diócesis de Bilbao)

Agencia SIC
Acerca de Agencia SIC 44586 Articles
SIC (Servicio de Información de la Iglesia Católica), es una agencia de noticias y colaboraciones referidas a la Iglesia en España, creada en noviembre de 1991 por el Episcopado español y dependiente de la Comisión Episcopal de Medios de Comunicación Social (CEMCS).