Los obispos piden a los jóvenes escuchar la sabiduría y experiencia de los mayores

«Ayudemos a nuestros jóvenes a valorar a las personas mayores, a que dediquen parte de su tiempo a acompañarlas, a escuchar sus historias llenas de sabiduría. Hagamos posible que nuestros mayores puedan transmitir el precioso legado de la fe, aquilatada por su larga experiencia de vida». Así lo piden los obispos españoles en su mensaje de este año 2021 para la Jornada Mundial de los abuelos y personas mayores.

El próximo 26 de julio la Iglesia en España celebra por primera vez la Jornada Mundial de los abuelos y personas mayores. Una jornada instaurada por el papa Francisco en torno entorno a la festividad de San Joaquín y Santa Ana. El tema elegido para este año es, «Yo estoy contigo todos los días» (cf. Mt 28, 20).

¿Cuál es el mensaje de los obispos?

El tema escogido por el papa Francisco expresa en primer lugar la cercanía del Señor en la vida de cada persona mayor. Los obispos españoles, resaltan que, Jesucristo es el amigo que nunca falla, el que siempre está presente en nuestras vidas. De manera especial en este difícil momento de pandemia, estas palabras tienen eco en el corazón de tantas personas mayores que han experimentado la soledad y el miedo durante este periodo.

JORNADA MUNDIAL DE LOS ABUELOS Y PERSONAS MAYORES

«Yo estoy contigo todos los días» (cf. Mt 28, 20) 26 de julio de 2021

Celebramos por primera vez la Jornada Mundial de los Abuelos y Personas Mayores. El tema elegido por el santo padre para la Jornada es «Yo estoy contigo todos los días» (cf. Mt 28, 20).

1.-La cercanía del Señor

Las palabras «Sabed que yo estoy con vosotros todos los días» forman parte de lo que se llama el «envío misionero». Estas palabras constituyen una especie de inclusión en el evangelio de san Mateo. En efecto, al inicio de su evangelio llama a Jesús «Enmanuel», título que significa ‘Dios-con-nosotros’. Y al final, aparece esta misma idea. Es este un procedimiento retórico muy propio de los judíos, que crea una idea dominante: «Jesucristo está siempre con nosotros». También en Mt 18, 20 aparece la misma idea: «Donde dos o tres están reunidos en mi nombre, allí estoy yo en medio de ellos». Podemos afirmar que insistentemente san Mateo nos repite que mediante la encarnación Dios se hace presente, Dios entra dentro de la historia.

Por lo tanto, este lema escogido por el papa Francisco expresa en primer lugar la cercanía del Señor en la vida de cada persona mayor. Verdaderamente, Jesucristo es el amigo que nunca falla, el que siempre está presente en nuestras vidas. De manera especial en este difícil momento de pandemia, estas palabras tienen eco en el corazón de tantas personas mayores que han experimentado la soledad y el miedo durante este periodo.

De ahí que cobre tanta importancia…

Anunciar la presencia de Cristo a las personas mayores. La evangelización debe apuntar al crecimiento espiritual de cada edad, ya que la llamada a la santidad es para todos, también para los abuelos. No todas las personas mayores han encontrado ya a Cristo y, aunque lo hayan hecho, es indispensable ayudarlas a redescubrir el sentido de su bautismo en una fase especial de la vida (Pontificia Academia para la Vida: «La vejez: nuestro futuro. La condición de los ancianos después de la pandemia»).

2.-La cercanía entre jóvenes y mayores

«Yo estoy contigo todos los días» es también una promesa de cercanía y esperanza que jóvenes y mayores pueden expresarse mutuamente. De hecho, no solo los nietos y los jóvenes están llamados a estar presentes en la vida de las personas mayores, sino que las personas mayores y los abuelos tienen también una misión de evangelización, de anuncio, de oración y de guía de los jóvenes a la fe.

En las conclusiones del Congreso «La riqueza de los años» se insistía en que…

La realización de una vida plena y de sociedades más justas para las nuevas generaciones depende del reconocimiento de la presencia y riqueza que los abuelos y las personas mayores constituyen para nosotros, en todos los contextos y lugares geográficos del mundo. Y este reconocimiento tiene su corolario en el respeto, que es tal, si se expresa en la acogida, el cuidado y la valoración de sus cualidades […]. La profunda belleza de esta enseñanza es la que debemos transmitir a las nuevas generaciones, con una nueva e intergeneracional pastoral que sepa incitar a los jóvenes al diálogo, ya desde el catecismo, con las personas mayores de su barrio, de la parroquia, de las calles y de las casas.

Consideramos muy importante crear cauces para que este diálogo intergeneracional pueda llevarse a cabo. Ayudemos a nuestros jóvenes a valorar a las personas mayores, a que dediquen parte de su tiempo a acompañarlas, a escuchar sus historias llenas de sabiduría. Hagamos posible que nuestros mayores puedan transmitir el precioso legado de la fe, aquilatada por su larga experiencia de vida.

Aquí puede resultar evocadora la imagen de Christus vivit, n. 201:

En el Sínodo, uno de los jóvenes auditores, proveniente de las islas Samoa, dijo que la Iglesia es una canoa, en la cual los viejos ayudan a mantener la dirección interpretando la posición de las estrellas, y los jóvenes reman con fuerza imaginando lo que les espera más allá. No nos dejemos llevar ni por los jóvenes que piensan que los adultos son un pasado que ya no cuenta, que ya caducó, ni por los adultos que creen saber siempre cómo deben comportarse los jóvenes. Mejor subámonos todos a la misma canoa y entre todos busquemos un mundo mejor, bajo el impulso siempre nuevo del Espíritu Santo.

3.-La cercanía de la Iglesia

Decía el papa Francisco a los participantes en el Congreso «La riqueza de los años»:

Necesitamos cambiar nuestros hábitos pastorales para responder a la presencia de tantas personas mayores en las familias y en las comunidades. Cuando pensamos en los ancianos y hablamos de ellos, sobre todo en la dimensión pastoral, debemos aprender a cambiar un poco los tiempos de los verbos. No solo hay un pasado, como si para los ancianos solo hubiera una vida detrás de ellos y un archivo enmohecido. No. El Señor puede y quiere escribir con ellos también nuevas páginas, páginas de santidad, de servicio, de oración […]. Hoy quisiera deciros que los ancianos son también el presente y el mañana de la Iglesia […]. Debemos acostumbrarnos a incluirlos en nuestros horizontes pastorales y a considerarlos, de forma no episódica, como uno de los componentes vitales de nuestras comunidades. No solo son personas a las que estamos llamados a ayudar y proteger para custodiar sus vidas, sino que pueden ser actores de una pastoral evangelizadora, testigos privilegiados del amor fiel de Dios.

Queremos acoger esta invitación del papa a tener muy presentes a las personas mayores en la vida de la Iglesia, como parte fundamental del pueblo de Dios y encomendamos esta intención a la Virgen María y a sus padres san Joaquín y santa Ana, patronos de los abuelos, en este día en que celebramos su onomástica.

+ Mons. D. José Mazuelos Pérez, obispo de Canarias Presidente de la Subcomisión Episcopal para la Familia y la Defensa de la Vida

+ Mons. D. Juan Antonio Reig Pla, obispo de Alcalá de Henares

+ Mons. D. Ángel Pérez Pueyo, obispo de Barbastro-Monzón

+ Mons. D. Santos Montoya Torres, obispo auxiliar de Madrid

+ Mons. D. Francisco Gil Hellín, arzobispo emérito de Burgos

 

(Conferencia Episcopal Española)

 

 

 

Agencia SIC
Acerca de Agencia SIC 44520 Articles
SIC (Servicio de Información de la Iglesia Católica), es una agencia de noticias y colaboraciones referidas a la Iglesia en España, creada en noviembre de 1991 por el Episcopado español y dependiente de la Comisión Episcopal de Medios de Comunicación Social (CEMCS).