Carta pastoral de Mons. Ángel Pérez Pueyo: San Ramón obispo, el gran desconocido (I)

El día 21 es la fiesta de San Ramón obispo, nuestro patrono, el gran desconocido para muchos diocesanos. A medida que he buceado por su inquebrantable corazón no sólo he llegado a quererlo, admirarlo y valorarlo sino que cada día me siento más orgulloso de ser su indigno sucesor, a quien me gustaría imitar y parecerme. Un santo, como afirma la subdirectora del Museo Diocesano, María Puértolas, cuyos valores siguen siendo un referente para todos los hijos del Alto Aragón. Un modelo a seguir y, aunque casi nos separen 1000 años, una figura y un legado únicos, que están todavía vigentes.

Raimundo Guillermo nació en Durban (Francia) hacia1055. Su distinguido origen familiar le permitió recibir una formación rigurosa y concienzuda, y aunque comenzó la carrera de armas, pronto se apartó de este camino, renunció a sus privilegios de nobleza y se dedicó por completo al estudio de las Sagradas Escrituras y a la meditación. Se consagró en cuerpo y alma a la predicación y a ayudar a los menesterosos. Una atractiva personalidad que, unida a sus excelentes virtudes y noticias de santidad le llevaron a ser elegido prior de san Saturnino de Toulouse.

La fama de este excelente orador y su ejemplo traspasaron montañas y, a la muerte de Poncio, primer obispo de la recién instaurada diócesis de Barbastro-Roda, fue nombrado obispo de nuestra diócesis. Su labor fue inmensa. Encontró un territorio fragmentado, geográficamente disperso, pobre, sin guía espiritual, una amalgama de culturas y creencias, un pueblo receloso al que supo ganarse con paciencia y perseverancia pero sobre todo con una fe tenaz. Se dedicó por completo a la restauración del culto divino, la revitalización de la fe, a la predicación y conversión de muchos sarracenos, fomentando la construcción y consagración de muchas iglesias, a las que dotó de medios para que pudieran celebrar el culto con dignidad: Alquézar, Roda, Monasterio de Alaón, iglesias de santa María y san Clemente de Tahull, Aler, Fornillos…

Un hombre de temple humilde, frugal en la mesa, de trato amable, cuyas rentas reparaban y adornaban las casas de Dios y cubrían y alimentaban a menesterosos e indigentes. Un ejemplo de talante conciliador y dialogante, fuerte de espíritu, que supo combatir por la vía del derecho y la razón la violencia que algunos obispos usaban en la época. Así solventó los problemas con Odón, obispo de Urgel, quien ocupó sin autorización varias iglesias al obispado de Roda- Barbastro. Más tarde el obispo Esteban de Huesca, ansioso por poseer gran parte del territorio de su diócesis, lo arrojó por la fuerza de Barbastro y tuvo que retirarse a Roda. A su muerte, el historiador Aínsa dice que su mayor prodigio fue el reconocimiento por parte del rey Alfonso I, ante varios obispos y religiosos, de su pecado al despojar de modo totalmente injusto a Ramón de su silla de Barbastro.

Con mi afecto y bendición,

+ Ángel Pérez Pueyo

Obispo de Barbastro-Monzón

Mons. Ángel Pérez Pueyo
Acerca de Mons. Ángel Pérez Pueyo 129 Articles
- Mons. Ángel Javier Pérez Pueyo, natural de Ejea de los Caballeros (Zaragoza), nace el 18 de agosto de 1956. Es el segundo hijo del matrimonio (+) Rodrigo Pérez Fuertes (1.III. 1924 – 1.III.2012) y (+) Carmen Pueyo (21.II.1929 – 19.IV-2005). Su hermana, (+) Mª Concepción (19.V.1954 – 27.VII.1998), se queda paralítica cuando tenía catorce meses como consecuencia de una poliomielitis aguda. - A los 10 años de edad ingresa en el Seminario Metropolitano de Zaragoza. De 1966 a 1971 cursa sus estudios de bachillerato en el Seminario Menor. En 1972 pasa al Seminario Mayor donde estudia COU y como es demasiado joven para iniciar los Estudios Eclesiásticos los formadores le recomiendan que inicie la Etapa Introductoria y estudie Magisterio en la Escuela Universitaria de Formación del Profesorado de Educación General Básica “Virgen del Pilar” que se hallaba ubicada en el mismo edificio del Seminario. En 1974 inicia sus Estudios Eclesiásticos en el Centro Regional de Estudios Teológicos de Aragón (CRETA). - En 1977 va a Salamanca al Aspirantado “Maestro Ávila”, ¾casa de formación que los Sacerdotes Operarios tienen en España¾, donde cursa los tres últimos años de Teología en la Universidad Pontificia de Salamanca. Posteriormente realiza estudios de licenciatura en Filosofía y Ciencias de la Educación en la Universidad Civil de Salamanca. - A los 23 años, el día 19 de marzo de 1980, es ordenado sacerdote por Mons. Antonio Vilaplana Molina en Plasencia (Cáceres) donde había sido enviado por los Superiores de la Hermandad para realizar la Etapa de Pastoral como formador y profesor en el Seminario Menor de dicha Diócesis. - Al finalizar el curso 1979/80 es destinado al Seminario de Tarragona. Desde 1980 a 1985 desempeña su labor formativa en el Seminario Menor como responsable de los seminaristas y como tutor y profesor del Colegio-Seminario. - En 1985 es nombrado Rector del Aspirantado Menor de Salamanca. Colabora como profesor y tutor en el Colegio “Maestro Ávila” impulsando el trabajo de pastoral juvenil y vocacional con los alumnos y profesores del mismo colegio. - En julio de 1990, en la XVIII Asamblea General, es elegido miembro del Consejo Central y se le responsabiliza de la Coordinación Pastoral de la Hermandad. Durante este tiempo coordina la preparación y dirección de los Cursos para Formadores de Seminarios que se impartieron en Buenos Aires (Argentina), en Caracas (Venezuela), en Lima (Perú); colaboró en el diseño del Curso para Formadores de Seminarios organizado por la Comisión Episcopal de Seminarios y Universidades de la Conferencia Episcopal Española que se viene celebrando durante el verano en Santander; y colabora como profesor en el Curso para Formadores de Seminarios de lengua española-portuguesa, organizado por la Congregación para la Educación Católica, que se imparte en el Pontificio Colegio Español de San José y en el que participan formadores de diferentes países Lati­noamericanos. En 1994 participa en Itaicí (Brasil) en el I Congreso Continental Latinoame­ricano de Vocaciones. - En julio de 1996, en la XIX Asamblea General es elegido Director General de la Hermandad de Sacerdotes Operarios hasta el año 2002. En 1997 participa en el Congreso sobre secularidad del presbítero diocesano organizado por la Comisión Episcopal del Clero de la Conferencia Episcopal Española. – En julio de 2002, en la XX Asamblea General, celebrada en el Pontificio Colegio Español de San José de Roma (Italia) es reelegido por mayoría absoluta en primera votación. −El pasado 22 de mayo de 2008 la Hermandad ha recibido de la Santa Sede la aprobación como Asociación Sacerdotal de Derecho Pontificio, tal como soñó desde el comienzo Mosén Sol. Y en julio de 2008, por coincidir con el 125 aniversario de la Fundación de la Hermandad y el I Centenario de la muerte del Beato Manuel Domingo y Sol, se celebrará en Tortosa la XXI Asamblea General. – En septiembre de 2008, al concluir su mandato como Director General, es nombrado Director del Secretariado de la Comisión Episcopal de Seminarios y Universidades de la Conferencia Episcopal Española. – El 2 de agosto de 2013 es nombrado Rector del Pontificio Colegio Español de San José en Roma por la Congregación del Clero. – El 27 de diciembre de 2014 es nombrado por el Papa Francisco Obispo de Barbastro-Monzón.