Carta pastoral de Mons. Luis Ángel de las Heras: «Testigos de la luz»

Queridos hermanos y hermanas:

La segunda mitad del mes de junio de 2021 nos trae dos acontecimientos relevantes por medio de los cuales los diocesanos de León podemos ser más “Testigos de la Luz” en la Iglesia para el mundo. Sendos eventos colorean singularmente este año las festividades de san Juan y san Pedro, que habrán de celebrarse con las precauciones sanitarias debidas. El 24 de junio celebraremos la ordenación presbiteral de los diáconos Adrián, Daniele y Thierry. El día 29 se inaugurará la vigésima quinta edición de la exposición de las Edades del Hombre con el título «Lux», que nosotros albergamos en Sahagún, donde se emplazarán dos de las cinco sedes previstas para esta edición.

Los tres nuevos presbíteros son motivo de gozo y agradecimiento. Nuestra Iglesia diocesana recibe el don de sus personas al servicio de Dios y de su pueblo fiel y santo. Son tomados de entre los discípulos misioneros de Jesús para ser partidos y repartidos a través del ministerio ordenado como el mismo Jesucristo, Pan de Vida, Sumo y Eterno sacerdote. Su sacerdocio ministerial es posible porque han aprendido a escuchar la voz del Buen Pastor, que llama a quien quiere. No basta con querer ser sacerdote, porque incluso dicho deseo ha de venir sellado con el de Dios, que siempre nos primerea: es el Señor quien elige; nosotros, quienes le buscamos, le deseamos, le respondemos. La solemnidad del nacimiento de san Juan Bautista, en la que recibirán la ordenación presbiteral, nos ayuda a entender que están destinados a señalar al Cordero de Dios que quita el pecado del mundo y allanar los caminos que llevan a Él. Así, muchos podrán alegrarse de una manera nueva y profunda por el conocimiento y el encuentro con Jesucristo a través de los sacramentos y del acompañamiento de estos hombres que configuran su corazón con el del Buen Pastor.

En cuanto al otro evento mencionado, tenemos que decir que la Iglesia particular de León se goza ofreciendo las sedes del santuario de la Virgen Peregrina y la iglesia de san Tirso, edificios mudéjares en la villa de Sahagún, donde admiraremos los próximos meses la exposición «Lux» en la XXVª edición de Las Edades del Hombre en este Año Santo Compostelano. Antes de nosotros, muchos testigos acogieron y guiaron a otros tantos buscadores de la Luz que caminaban hacia Santiago de Compostela por tierras leonesas. Los diocesanos de León hoy podemos seguir haciendo nuestra ofrenda de hospitalidad y guía a cuantos peregrinos atraviesen la diócesis en busca de “Luz” para sus vidas, mientras nosotros igualmente la procuramos encontrar. Prevalece en este discurrir hermoso la «Lux» orante de la Virgen del Camino. Andariega del Reino, ella camina y ora con nosotros en una comunidad que atesora veredas y vidrieras anhelando que haya, como en nuestra Pulchra leoninamás cristal que piedra, más luz que cristal y más fe que luz.

La fe cristiana brilla disipando todas las tinieblas. Lo hace en sus pastores y en sus peregrinos, en quienes hospedan y quienes son hospedados. Seamos, pues, todos testigos de la Luz que no ciega, sino que ilumina, dando a conocer a Jesucristo y preparando el camino de un gozoso encuentro con Él, que da vida en abundancia.

Con mi afecto y bendición.

✠ Luis Ángel de las Heras, cmf

Obispo de León

Mons. Luis Ángel de las Heras Berzal
Acerca de Mons. Luis Ángel de las Heras Berzal 42 Articles
Nació en Segovia el 14 de junio de 1963. A los 14 años ingresó en el seminario menor de los claretianos de Segovia. En 1981 comenzó el año de noviciado en Los Negrales (Madrid), donde hizo su primera profesión el 8 de septiembre de 1982. Este mismo año inició los estudios filosófico-teológicos en el Estudio Teológico Claretiano de Colmenar Viejo, en Madrid, (afiliado a la Universidad Pontificia Comillas). Emitió la profesión perpetua el 26 de abril de 1986, año en que concluye la Licenciatura en Estudios Eclesiásticos. Al concluir la formación inicial, fue destinado al Equipo de Pastoral Juvenil de la provincia claretiana de Castilla, a la vez que cursó estudios de Licenciatura en Ciencias de la Educación en la Universidad Pontificia Comillas. Recibió la ordenación sacerdotal el 29 de octubre de 1988. Inició su ministerio sacerdotal, en 1989, en las parroquias que los claretianos tienen encomendadas en el barrio madrileño de Puente de Vallecas (Santo Ángel de la Guarda y Nuestra Señora de la Aurora). Un año más tarde, en 1990, con otros claretianos y algunos laicos de la Parroquia, fundó la Asociación “Proyecto Aurora” (dedicada a la atención y acogida de drogodependientes en coordinación con “Proyecto Hombre”) y la dirigió durante seis años. Participó también durante 9 años en la animación de Justicia, Paz e Integridad de la Creación (JPIC) de la antigua provincia claretiana de Castilla. En septiembre de 1995 es nombrado auxiliar del prefecto de Estudiantes en el Seminario de Colmenar Viejo. Después fue formador de postulantes, superior y maestro de novicios en Los Negrales (Madrid). En Colmenar Viejo ejerce también como consultor, vicario provincial y prefecto de los seminaristas Mayores. En la Confederación Claretiana de Aragón, Castilla y León fue delegado de formación del Superior de la Confederación, de 2004 a 2007. Este último año fue elegido prefecto de Espiritualidad y Formación de la Provincia claretiana de Santiago. Durante el sexenio 2007-2012 fue también vicario provincial y prefecto de Estudiantes y Postulantes en Colmenar Viejo, así como profesor en el Instituto Teológico de Vida Religiosa y en la Escuela Regina Apostolorum de Madrid. El 31 de diciembre 2012 fue elegido Superior Provincial de los Misioneros Claretianos de la Provincia de Santiago. El 13 de noviembre de 2013 presidente de CONFER. El 16 de marzo de 2016 se hace público su nombramiento como obispo de Mondoñedo-Ferrol y toma posesión de la diócesis el día 7 de mayo de 2016. OTROS DATOS DE INTERÉS En la Conferencia Episcopal Española es actualmente miembro de la Comisión Episcopal para la Vida Consagrada, Comisión a la que se incorporó en la Plenaria de noviembre de 2016.