Vacunas anti Covid-19: Expertos sanitarios debaten la conveniencia de liberalizar las patentes

(Fotografía: R. Ripoll)

El Arzobispado de Barcelona ha colaborado con un debate organizado por la Fundación Pablo VI  sobre la necesidad o conveniencia de liberalizar las patentes de las vacunas contra la Covid-19.

En el encuentro han participado el presidente de Médicos Sin Fronteras (MSF), David Noguera; el presidente del Comité de Bioética de EspañaFederico de Montalvo; la responsable de Propiedad Intelectual del Departamento de Medicamentos y Productos de la Organización Mundial de la SaludErika Dueñas; y el director general de FarmaindustriaHumberto Arnés. Un encuentro que ha presidido el Director General de la Fundación Pablo VI, Jesús Avezuela, y ha moderado el coloquio el Jefe de la UCI Pediátrica del Hospital San Juan de Dios y miembro del Instituto Borja de Bioética, Francisco José Cambra.

Cooperación público-privada

Federico de Montalvo ha comenzado el debate abogando por la cooperación público-privada para lograr el objetivo de incrementar la producción y de garantizar el máximo alcance de la vacunación. «Tenemos que ir cooperados, no ir a extremos. Si vamos a extremos no nos vamos a entender y no vamos a conseguirlo» ha afirmado de Montalbo que se ha mostrado partidario de la liberación de patentes pero con un marco y un contexto muy determinado alegando que «necesitamos una respuesta excepcional en un momento excepcional»

Asimismo, el presidente del Comité de Bioética de España ha cuestionado la idoneidad de vacunar a los menores de los países occidentales y ha puesto sobre la mesa si no sería «más ético» que estas vacunas se destinaran a personas necesitadas de países en desarrollo. Una idea con la que también ha coincidido el presidente de Médicos Sin Fronteras que ha señalado: «Hay que ser valiente, se tiene que salir y decir ‘sí, hay que vacunar antes a los médicos de África que a los adolescentes’».

Una situación sin precedentes

Por su parte, David Noguera, ha remarcado que se trata de una situación «absolutamente excepcional» y que, más allá de los países occidentales, la pandemia sigue descontrolada en muchos lugares.

«Estamos en una situación sin precedentes» ha asegurado Noguera quien ha remarcado que «La solución no es una bala mágica, sino un plan extraordinario que haga que se eliminen absolutamente todos los obstáculos para que la capacidad de producción y distribución de vacunas llegue a su máximo nivel para que frenemos este exceso de mortalidad y sufrimiento sin precedentes que marcará a una generación entera».

Una distribución de las vacunas muy inequitativa

En la misma línea, la responsable de la OMS, ha lamentado que hay países y compañías que tienen la capacidad para producir las vacunas pero que no pueden hacerlo porque no tienen las licencias.

«Si queremos que el problema se resuelva se tiene que resolver en todas partes. Con vacunar solamente a la población de los países desarrollados no basta. Sabemos que estamos en una situación de distribución de las vacunas muy inequitativa. Países en desarrollo están en una situación muy complicada. Hay una falta de fabricación de vacunas muy clara», ha remarcado Dueñas.

Liberar las patentes, una medida «contraproducente» e «innecesaria»

En contra, el director general la asociación de los fabricantes e investigadores de medicamentos innovadores Farmaindustria, Humberto Arnés, ha dejado muy claro que liberar las patentes de las vacunas contra la COVID-19 no es una solución efectiva para luchar contra la pandemia ni garantizaría un incremento a corto plazo de su producción y, además, sería una medida «contraproducente» e «innecesaria».

Primero ha asegurado que la fabricación de una vacuna es contraproducente porque requiere «un proceso realmente complejo que tiene que pasar por muchas fases y no está al alcance de todas las compañías». Por otro lado considera que es innecesario porque «se ha logrado ya multiplicar por tres la capacidad para fabricar vacunas. Antes de la pandemia el sector tenía capacidad de fabricar entre 3.000 y 4.000 millones de vacunas anuales. Hoy diferentes estudios de reputadas instituciones tanto públicas como privadas indican que a lo largo del 2021 se van a fabricar y a poner a disposición de toda la ciudadanía entre 12.000 y 15.000 millones de dosis», ha afirmado Arnés. Un número que llegaría a cubrir el 70% de población que se requiere para conseguir la inmunidad de grupo. Arnés también ha puesto en relieve que el principal desafío será «distribuir adecuadamente esas dosis».

En conclusión, mientras que el presidente de Médicos Sin Fronteras y la responsable de la OMS se han mostrado totalmente a favor de la liberación de las patentes y el presidente del Comité de Bioética español, con algunas reservas, también ha pronunciado su aprobación, el director general de Farmaindustria ha afirmado rotundamente que es una medida «innecesaria».

(Archidiócesis de Barcelona)

Agencia SIC
Acerca de Agencia SIC 44333 Articles
SIC (Servicio de Información de la Iglesia Católica), es una agencia de noticias y colaboraciones referidas a la Iglesia en España, creada en noviembre de 1991 por el Episcopado español y dependiente de la Comisión Episcopal de Medios de Comunicación Social (CEMCS).