Carta pastoral de Mons. Francesc Pardo: Cáritas en tiempo de pandemia

El año 2020 quedará para la historia como el año de la pandemia de la Covid-19. Nos cogió a todos por sorpresa, desorientados y desprevenidos: a los ciudadanos, a los políticos, a los sanitarios, a los servicios sociales, a la Iglesia, a Cáritas… a todos. Como una tormenta, la pandemia trastocó y transformó nuestra manera de vivir y de actuar, pero a la vez nos obligó a ser creativos y a buscar nuevas formas de actuar y de servir. Hasta el punto que hubo que repensar la misión de la Iglesia para adaptarla a la situación de confinamiento y para responder a los retos que se iban planteando. Por esto tengo presente la dimensión de caridad de la Iglesia y, concretamente, la labor de Cáritas diocesana de Girona.

Con ocasión de la fiesta de Corpus, cada año Cáritas presenta su memoria del año anterior, porque la celebración de la Eucaristía, la comunión con el Cuerpo de Cristo, siempre está unida a la comunión con los demás, y especialmente con quienes tienen más necesidades.

Por eso, a todos nos conviene conocer y valorar el trabajo de esta entidad, porque es nuestra Cáritas, la de todos. Y sobre todo tenemos que conocer lo que ha hecho en este año 2020, en tiempo de pandemia.

  • Recordemos que tenemos 52 Cáritas locales –entre parroquiales, arciprestales, interparroquial y agrupación de parroquias–, con 2.641 voluntarios y con 132 personas contratadas para trabajos técnicos. Hay que decir que entre marzo y diciembre se incorporaron 692 nuevos voluntarios, puesto que por motivos de edad algunos no pudieron ejercer.

Tenemos 2.142 socios y donantes, 743 entidades con corazón, y unas 500 donaciones vía web.

  • Durante el año 2020 hemos atendido a 29.915 personas. El incremento, en relación con el año pasado, ha sido del 21,8 %. Han sido 5.362 personas más que en 2019, principalmente a consecuencia de la crisis socioeconómica generada por la pandemia de Covid-19.

68.004 personas se han beneficiado de la acción de Cáritas durante el pasado año: han recibido directamente el apoyo y acompañamiento desde los proyectos y, en algunos casos, también se ha podido ayudar al resto de miembros de sus familias, mediante proyectos centrados en la recogida de alimentos, ropa, acogida… La cifra supone un 8 % de la población residente en el territorio del Obispado de Girona.

  • El incremento ha sido desigual: los proyectos de cobertura de necesidades básicas han crecido un 43,1 %, por el aumento de familias atendidas en los servicios de alimentos de la Diócesis. También se ha producido un incremento –del 18,2 %– de los proyectos educativos del programa de Infancia y familia.
  • En el caso de los proyectos de acogida y acompañamiento conviene destacar el impacto de la Covid-19 en la situación económica de las personas atendidas, que tenían más dificultades para cubrir necesidades básicas y para disponer de una vivienda. Ha habido dificultades, sí, pero también una apuesta clara y firme para garantizar la acogida y el acompañamiento presencial… Se ha intervenido también cuando no lo podían hacer los servicios sociales, para ayudar a personas que se quedaban sin puntos de referencia en momentos muy complicados.
  • En cuanto a asesoramiento jurídico, se tramitaron 148 escritos y recursos por vía administrativa. Se redactaron 54 escritos y recursos por vía judicial, el 67 % con sentencias favorables, de los 216 procedimientos de extranjería iniciados telemáticamente.
  • La empresa de inserción laboral Ecosol tiene en contrato a 146 personas con seis líneas de actividades, y 22 personas se han incorporado al mercado abierto de trabajo.
  • El 54,3 % de las familias acompañadas por Cáritas se encuentran en situación de paro.

Casi un 16 % de las personas atendidas por Cáritas trabaja, pero su trabajo no les permite cubrir las necesidades básicas. Uno de cada cinco hogares acompañados por Cáritas no tiene ingresos.

  • Inversión o gasto realizado durante el año: Cáritas, 6.914.257 €, Ecosol, 2.314.783 €. Total: 9.229.040 €.

Demos gracias a Dios y demos gracias a todos quienes somos Cáritas por el compromiso de amar y servir.

+ Francesc Pardo i Artigas

Obispo de Girona

Mons. Francesc Pardo i Artigas
Acerca de Mons. Francesc Pardo i Artigas 443 Articles
Francesc Pardo i Artigas nació en Torrellas de Foix (comarca del Alt Penedès, provincia de Barcelona), diócesis de Sant Feliu de Llobregat, el 26 de junio de 1946. Ingresó en el Seminario Menor de Barcelona y siguió estudios eclesiásticos en el Seminario Mayor, de la misma diócesis. Se licenció en Teología, en la Facultad de Teología de Cataluña. Es autor de diversos artículos sobre temas teológicos publicados es revistas especializadas. Recibió la ordenación presbiteral en la basílica de Santa María de Vilafranca del Penedès, el 31 de mayo de 1973, de manos del cardenal Narcís Jubany. El 16 de julio del 2008, el Papa Benedicto XVI lo nombró Obispo de Girona. Recibió la Ordenación Episcopal el dia 19 de octubre del 2008 en la Catedral de Girona, tomando posesión de la diócesis el mismo día.