Nota de Lumen Dei sobre las declaraciones de algunos antiguos miembros

Ante el reciente alud de noticias que se han filtrado interesadamente por exmiembros de Lumen Dei, mostrando una imagen falaz, manipulada y equívoca de la actuación de Mons. Jesús Sanz Montes como Comisario Pontificio al frente de esta entidad religiosa, hemos publicado un comunicado en nuestra página web, del que extractamos lo siguiente:

Nota de Lumen Dei

1.– La Asociación Lumen Dei es una entidad de la Iglesia Católica, fundada por el padre Rodrigo Molina, SJ, que fue intervenida por la Santa Sede en 2008 debido a diversas denuncias efectuadas por miembros internos de la citada asociación, que acusaban de graves e irregulares comportamientos morales, financieros y de control de conciencias a algunas personas que estuvieron en la cúpula de Lumen Dei.

2.- La Santa Sede nombró Comisario Pontificio de Lumen Dei al Cardenal D. Fernando Sebastián Aguilar (ya fallecido). Un grupo numeroso de miembros de Lumen Dei se opusieron tenazmente a su nombramiento y gestión. Interpusieron numerosas querellas, denuncias y demandas, lo que propició la dimisión de Mons. Sebastián, abrumado por la actuación de estos miembros. En mayo de 2009, la Santa Sede, nombró nuevo Comisario Pontificio y Superior de Lumen Dei a Mons. D. Jesús Sanz Montes, actualmente arzobispo de Oviedo. Con Mons. Sanz la situación se pacificó.

3.– Cinco años más tarde, en mayo de 2014, un grupo importante de miembros de Lumen Dei se dio de baja voluntariamente de la Asociación, mediante escritos firmados personalmente: no estaban de acuerdo con el itinerario canónico que la Santa Sede había dispuesto para ellos.

4.- Lumen Dei quedó en esa época en una situación financiera insostenible por falta de liquidez con que afrontar las deudas hipotecarias contraídas años antes por los luego dimisionarios. Por ello, y con plena aquiescencia de los miembros de la Asociación y a petición de los mismos, se vendieron algunos inmuebles para saldar deudas y evitar ejecuciones hipotecarias.. El importe de las ventas lo ha ingresado, obviamente, Lumen Dei, y no Mons. Sanz, como insidiosamente se deja caer por algunas noticias insinuándolo una y otra vez. La cantidad total de lo que Mons. Sanz Montes se ha llevado por estas operaciones asciende a CERO CÉNTIMOS.

5.- Las ex miembros de Lumen Dei que filtran su versión interesada a los medios se presentan como “hermanas” o “misioneras” religiosas, y no lo son. Desde la Santa Sede ya les ha pedido que no se presenten como religiosas, pues cometen un fraude de simulación. Comenzaron en 2015 una campaña eclesial, judicial y mediática contra Mons. Sanz Montes, similar a la que hicieron contra Mons. Sebastián. Todo ello mediante numerosas cartas a la Santa Sede, multitud de querellas, denuncias y demandas judiciales, y filtraciones a determinados medios de comunicación. Defendían el falso argumento de que no existía un Lumen Dei sino dos. Mediáticamente el asunto se fue apagando a medida que los tribunales fueron fallando en contra de las ex miembros de la Asociación.

6.– Resumimos la situación judicial al día de la fecha de las actuaciones emprendidas contra Mons. Sanz por las ex asociadas de Lumen Dei: a) Causas penales promovidas por las ex miembros: 20 (todas archivadas y favorables a Mons. Sanz Montes); b) Pleitos Civiles promovidos por las ex miembros: 9 (todos pendientes actualmente por causa de prejudicialidad penal). Las ex miembros han solicitado medidas cautelares en 5 de ellos (todas con resoluciones favorables a Mons. Sanz); c) Otras actuaciones: 4 reclamaciones administrativas (archivadas) y 2 recursos contenciosos-administrativos (también favorables a Mons. Sanz). El resultado actual es, pues, 31 a 0 favorable a Mons. Sanz Montes. Esto puede explicar el natural nerviosismo de las ex miembros ante los juicios que se avecinan, y que se presten a programas mediáticos hostiles a nuestro superior para intentar obtener ante la opinión pública lo que no les dan en los juzgados.

7.- La actuación de las ex miembros constituye un auténtico abuso y fraude procesal. A título de ejemplo, mencionamos el Auto de archivo (definitivo) de la querella interpuesta por este colectivo de ex miembros, dictado por la Audiencia Provincial de Madrid (Secc. 3ª), que pone de manifiesto la conducta de los citados ex miembros de Lumen Dei: 1º) Declara la existencia de un único Lumen Dei (F. Jco. 1º), y no varios como usualmente dicen las ex asociadas, autodesignándose ellas la primacía y la herencia de cuanto tiene la Asociación Lumen Dei de la que libremente se dieron de baja; 2º) Niega legitimación a las ex miembros para comparecer en nombre de la Asociación Lumen Dei (F. Jco. 1º), a la que no pertenecen desde mayo de 2014; 3º) Afirma la plena legitimidad de la actuación de Mons. Sanz Montes (F. Jco. 2º): Es suficiente para excluir cualquier ilicitud penal con la comprobación aludida de que la actuación del inicialmente denunciado estaba plenamente enmarcada en el ámbito de nombramiento como Comisario Pontificio de Lumen Dei, y con las facultades propias de Presidente General, designación que efectuó la Autoridad Eclesiástica competente (con aprobación explícita del Papa); 4º) Por último, impone a la querellantes las costas causadas por una clara temeridad, mala fe y abuso procesal (F. Jco. 3º).

8.- Lumen Dei manifiesta su asombro ante el hecho de que algunos medios recojan, sin verificación previa, las manifestaciones interesadas de esta personas, que están plagadas de falsedades: no se trata de monjas, el inmueble mencionado en las noticias no se ha vendido a ningún fondo buitre ni de inversión, Mons. Sanz no ha desahuciado a nadie, las actuaciones que estén emprendiendo actualmente los compradores del inmueble frente a los ocupantes ilegales y sin justo título del inmueble no es de incumbencia de Lumen Dei ni son atribuibles a Mons Sanz, etc. Por supuesto, la Archidiócesis de Oviedo no tiene nada que ver con toda esta trama lamentable, aunque hayan intentado también confundir en este punto.

10.- Lumen Dei, el único que hay y que es fiel a la Iglesia, aprueba plenamente y agradece la gestión efectuada por Mons. Jesús Sanz Montes. Asimismo, rechaza contundentemente la actuación de las ex miembros, y en particular la especial inquina con que vienen atacando a Mons. Sanz Montes, insinuando, de forma insidiosa, actos que él no ha cometido.