Carta pastoral de Mons. Francisco Pérez: Sois presencia gratuita que respira el amor de Dios

Queridos misioneros y misioneras navarros:

Con alegría me acerco hasta vosotros a través de la revista que edita la Delegación diocesana de Misiones para enviaros un saludo agradecido por vuestra vida y la hermosa tarea evangelizadora que realizáis en distintos países del mundo.

Vuestra vocación es un regalo grande, para vosotros, sin duda, pero también para aquellos que reciben de vosotros el testimonio de una vida enamorada de Cristo, allí donde estáis y, por supuesto, también para nuestra Iglesia de Navarra. Mi gratitud porque, con vuestro apostolado, sois luz y sal junto a tantas personas que sufren a causa de la pobreza, la enfermedad y la soledad.

Sois presencia gratuita que respira el amor de Dios y que pone de manifiesto que la felicidad no consiste en hacer o en tener, sino en ser sencillamente testigo y espejo de Dios.

Como la levadura que no se ve ni se oye pero que hace fermentar la masa, muchas personas se benefician de vuestra presencia; una presencia discreta y reconfortante; una presencia gozosa en momentos de alegría y una presencia de compasión junto a quienes sufren, haciendo renacer en muchos de ellos el cariño y la esperanza. Gracias, queridos misioneros y misioneras, por vuestro testimonio de vida.

Y nos ayudáis a vivir la universalidad de la fe. Sin duda, gracias a vosotros, llegamos a entender lo que significa eso que el Papa Francisco nos repite con tanta insistencia: «salir a las periferias».

Damos gracias a Dios por vuestra vida, por vuestra entrega… ¡por vuestra vocación! Acción de gracias que se convierte en oración para que no decaiga vuestro entusiasmo, más si cabe en estos tiempos en que sufrimos las consecuencias de la pandemia de COVID-19. Pedimos al Señor que os acompañe siempre para que, con vuestro testimonio, ayudéis a muchas personas a encontrarse con Aquel que les ama con un amor infinito.

Quiero que, a través de esta carta, y a través de la Delegación de  Misiones   de   nuestra   diócesis,   os  llegue  mi  recuerdo, mi afecto y mi oración por vosotros, por vuestro trabajo, por vuestras necesidades y vuestras familias. Precisamente  algunos de vosotros pasaréis el verano junto a nosotros, disfrutando del cariño de la familia y de un merecidísimo descanso. Seguro que tendremos tiempo para compartir vuestra vida y vuestro trabajo.

Pongo a cada uno de vosotros en las manos entrañables de la Reina de las Misiones. Ella es madre, ella es la madre de esta gran familia que formamos todos los bautizados. Mirándola a ella, bajo la advocación de Santa María la Real, os bendigo con todo afecto.

+Francisco Pérez González

Arzobispo de Pamplona y Obispo de Tudela

Mons. Francisco Pérez
Acerca de Mons. Francisco Pérez 376 Articles
Nace el día 13 de enero de 1947 en la localidad burgalesa de Frandovínez. Estudió en los Seminarios diocesanos de Burgos, en la Pontificia Universidad Santo Tomás “Angelicum” de Roma y en la Universidad Pontificia de Comillas, donde se licenció en Teología Dogmático-Fundamental. Fue ordenado sacerdote el 21 de julio de 1973, incardinándose en la diócesis de Madrid, a la que sirvió como Vicario parroquial, en dos parroquias, entre 1980 y 1986. Con anterioridad, de 1973 a 1976, ejerció el ministerio parroquial en Burgos. Entre 1986 y 1995 fue formador y director espiritual del Seminario Diocesano de Madrid. Colaboró asimismo en los equipos de dirección espiritual del Seminario Diocesano de Getafe y del Seminario Castrense. El 16 de diciembre de 1995 fue nombrado Obispo de Osma-Soria, recibiendo la ordenación episcopal de manos del Santo Padre Juan Pablo II el 6 de enero de 1996. El 30 de octubre de 2003 se hacía público su nombramiento como nuevo Arzobispo Castrense y el 11 de diciembre tenía lugar la celebración de toma de posesión. CARGOS PASTORALES Desde el 12 de febrero de 2001 es el Director Nacional de Obras Misionales Pontificias, cargo pontificio para un periodo de cinco años para el que fue ratificado en el 2006. Este mismo mes de julio se hacía público su nombramiento como director de la recién erigida cátedra de Misionología de la Facultad de Teología de San Dámaso de Madrid por un periodo de tres años, tras ser designado para el cargo por el Arzobispo de Madrid, Cardenal Antonio María Rouco Varela, Gran Canciller de la citada Facultad. El 31 de julio de 2007 es nombrado por Benedicto XVI Arzobispo de Pamplona y Obispo de Tudela, en sustitución de monseñor Fernando Sebastián, que había regido estas diócesis desde 1993. Tomó posesión el domingo 30 de septiembre de 2007, en la Catedral de Pamplona. OTROS DATOS DE INTERÉS En la CEE es presidente de la Comisión Episcopal de Misiones y Cooperación entre las Iglesias, cargo para el que fue elegido el 14 de marzo de 2017. Fue miembro de las Comisiones Episcopales del Clero y de Seminarios y Universidades (1996-1999); de Misiones y Cooperación entre las Iglesias (1999-2011/2014-2017). Perteneció al Comité Ejecutivo durante el trienio 2011-2014. Ha sido miembro de la Comisión Permanente en representación de la Provincia Eclesiástica de Pamplona (2016-2017).