Día Mundial del Medio Ambiente: reimaginar, recrear, restaurar los ecosistemas

El próximo 5 de junio se celebra el Día Mundial del Medio Ambiente bajo el lema “Reimagina, Recrea, Restaura” con la intención de abordar el problema de la acelerada pérdida de ecosistemas.

En el marco de esta celebración, Naciones Unidas inicia desde el 2021 hasta el 2030 el Decenio sobre la Restauración de Ecosistemas, se trata de una iniciativa y misión a escala global que pretende revivir miles de millones de hectáreas, desde bosques hasta tierras de cultivo, desde la cima de las montañas hasta las profundidades del mar. La pérdida de los ecosistemas es un problema muy serio, de hecho se ha demostrado que la aparición de la Covid-19 puede ser una de las consecuencias de la pérdida de ecosistemas, esto es así, porque al reducir el área de hábitat natural para los animales se han creado condiciones que permiten la propagación de patógenos, incluido los coronavirus.

Si trabajamos juntos por la salud y el cuidado de los ecosistemas podremos mejorar los medios de vida de muchas personas, contrarrestar el cambio climático y detener el colapso de la biodiversidad.

Recordemos que el pasado mes de mayo culminaba el año especial de la Encíclica Laudato si; sin embargo, la invitación del papa Francisco sigue siendo urgente: “Hago una invitación urgente a un nuevo diálogo sobre el modo como estamos construyendo el futuro del planeta. Necesitamos una conversación que nos una a todos, porque el desafío ambiental que vivimos, y sus raíces humanas, nos interesan y nos impactan a todos” (LS, 14).

Desde el área de Justicia y Solidaridad de CONFER se comparten algunas ideas y reflexiones en torno a las Orientaciones Pastorales sobre Desplazados Climáticos para unirnos a esta celebración. Puedes leerlas pinchando en el siguiente enlace

(CONFER)

Agencia SIC
Acerca de Agencia SIC 44520 Articles
SIC (Servicio de Información de la Iglesia Católica), es una agencia de noticias y colaboraciones referidas a la Iglesia en España, creada en noviembre de 1991 por el Episcopado español y dependiente de la Comisión Episcopal de Medios de Comunicación Social (CEMCS).