Carta pastoral de Mons. Ángel Pérez Pueyo: Aquellos y estos jóvenes

El Alto Aragón, regado con la sangre inocente de su Pastor, D. Florentino Asensio, de sus sacerdotes (los curetas de Monzón y otros 215 por beatificar), de sus religiosos (51 claretianos, 18 monjes benedictinos, 5 escolapios, 3 clarisas) y de sus fieles seglares (35) entre ellos el Presidente de la A.C. y el gitano Pelé, pasará a la historia como el en el que se escribió una de las actas más bellas del martirologio de la Iglesia. Desde que llegué a esta bendita tierra regada por la sangre de tantos mártires he visto peregrinar a cientos de jóvenes. Todos se marchan tocados ante el testimonio de esos otros jóvenes que murieron hace 85 años.

Inquebrantables por dentro y por fuera, parecieran de acero inoxidable. ¿Qué movió a estos jóvenes a dar la vida por el Señor? ¿Qué ha ocurrido para que la sensibilidad de los jóvenes españoles haya cambiado tanto? ¿Cómo llegar hoy a los que no frecuentan nuestros ambientes eclesiales? ¿Qué tenemos que ofrecerles? Al joven hoy no le basta tener un conocimiento teórico de Jesús, ni siquiera amarle idealmente, quiere encontrarse personalmente con Él y experimentar que su vida es el mejor regalo para los demás, que cuando se regalan incondicionalmente su vida se torna fecunda, libre, coherente y plena de sentido.

Tengo el presentimiento de que los padres de mi generación que se jactaban de ser ateorros o agnósticos para presumir de progres y modernos, han privado a sus hijos de una de las dimensiones constitutiva de toda persona: la de la trascendencia. La fe no te quita la enfermedad ni las contrariedades que la vida te depara pero te ayuda a mirarlas con las «gafas» de Dios.

La supuesta sociedad del bienestar de la que tanto se han ufanado los gobernantes no ha conseguido que nuestros jóvenes lleguen a ser más autónomos, libres, felices, fecundos y responsables sino que, en la mayoría de los casos, los ha hecho más frágiles, vulnerables y dependientes. Y eso que han sido las generaciones que más oportunidades y medios han tenido. También las mejor preparadas aunque paradójicamente sean carne de cañón del paro o de la emigración.

Estos jóvenes, que lo han tenido todo, te confiesan que muchas veces se sienten solos, incomprendidos, abandonados a su propia suerte, controlados y súper protegidos pero no queridos, escuchados, respetados y valorados. Sienten que son para sus padres, separados en la mayoría de los casos, un estorbo o cuando menos los perciben que andan en «otra guerra». La verdad es que no tengo otras claves que las que ya os he compartido estas semanas: recuperar la contraseña para que nuestros jóvenes puedan volver a conectarse personalmente con Jesucristo. La que nunca me ha fallado, ya os dije, era: [email protected]. Probad a poner vosotros vuestro nombre y me contáis.

Con mi afecto y bendición,

+ Ángel Pérez Pueyo

Obispo de Barbastro-Monzón

Mons. Ángel Pérez Pueyo
Acerca de Mons. Ángel Pérez Pueyo 129 Articles
- Mons. Ángel Javier Pérez Pueyo, natural de Ejea de los Caballeros (Zaragoza), nace el 18 de agosto de 1956. Es el segundo hijo del matrimonio (+) Rodrigo Pérez Fuertes (1.III. 1924 – 1.III.2012) y (+) Carmen Pueyo (21.II.1929 – 19.IV-2005). Su hermana, (+) Mª Concepción (19.V.1954 – 27.VII.1998), se queda paralítica cuando tenía catorce meses como consecuencia de una poliomielitis aguda. - A los 10 años de edad ingresa en el Seminario Metropolitano de Zaragoza. De 1966 a 1971 cursa sus estudios de bachillerato en el Seminario Menor. En 1972 pasa al Seminario Mayor donde estudia COU y como es demasiado joven para iniciar los Estudios Eclesiásticos los formadores le recomiendan que inicie la Etapa Introductoria y estudie Magisterio en la Escuela Universitaria de Formación del Profesorado de Educación General Básica “Virgen del Pilar” que se hallaba ubicada en el mismo edificio del Seminario. En 1974 inicia sus Estudios Eclesiásticos en el Centro Regional de Estudios Teológicos de Aragón (CRETA). - En 1977 va a Salamanca al Aspirantado “Maestro Ávila”, ¾casa de formación que los Sacerdotes Operarios tienen en España¾, donde cursa los tres últimos años de Teología en la Universidad Pontificia de Salamanca. Posteriormente realiza estudios de licenciatura en Filosofía y Ciencias de la Educación en la Universidad Civil de Salamanca. - A los 23 años, el día 19 de marzo de 1980, es ordenado sacerdote por Mons. Antonio Vilaplana Molina en Plasencia (Cáceres) donde había sido enviado por los Superiores de la Hermandad para realizar la Etapa de Pastoral como formador y profesor en el Seminario Menor de dicha Diócesis. - Al finalizar el curso 1979/80 es destinado al Seminario de Tarragona. Desde 1980 a 1985 desempeña su labor formativa en el Seminario Menor como responsable de los seminaristas y como tutor y profesor del Colegio-Seminario. - En 1985 es nombrado Rector del Aspirantado Menor de Salamanca. Colabora como profesor y tutor en el Colegio “Maestro Ávila” impulsando el trabajo de pastoral juvenil y vocacional con los alumnos y profesores del mismo colegio. - En julio de 1990, en la XVIII Asamblea General, es elegido miembro del Consejo Central y se le responsabiliza de la Coordinación Pastoral de la Hermandad. Durante este tiempo coordina la preparación y dirección de los Cursos para Formadores de Seminarios que se impartieron en Buenos Aires (Argentina), en Caracas (Venezuela), en Lima (Perú); colaboró en el diseño del Curso para Formadores de Seminarios organizado por la Comisión Episcopal de Seminarios y Universidades de la Conferencia Episcopal Española que se viene celebrando durante el verano en Santander; y colabora como profesor en el Curso para Formadores de Seminarios de lengua española-portuguesa, organizado por la Congregación para la Educación Católica, que se imparte en el Pontificio Colegio Español de San José y en el que participan formadores de diferentes países Lati­noamericanos. En 1994 participa en Itaicí (Brasil) en el I Congreso Continental Latinoame­ricano de Vocaciones. - En julio de 1996, en la XIX Asamblea General es elegido Director General de la Hermandad de Sacerdotes Operarios hasta el año 2002. En 1997 participa en el Congreso sobre secularidad del presbítero diocesano organizado por la Comisión Episcopal del Clero de la Conferencia Episcopal Española. – En julio de 2002, en la XX Asamblea General, celebrada en el Pontificio Colegio Español de San José de Roma (Italia) es reelegido por mayoría absoluta en primera votación. −El pasado 22 de mayo de 2008 la Hermandad ha recibido de la Santa Sede la aprobación como Asociación Sacerdotal de Derecho Pontificio, tal como soñó desde el comienzo Mosén Sol. Y en julio de 2008, por coincidir con el 125 aniversario de la Fundación de la Hermandad y el I Centenario de la muerte del Beato Manuel Domingo y Sol, se celebrará en Tortosa la XXI Asamblea General. – En septiembre de 2008, al concluir su mandato como Director General, es nombrado Director del Secretariado de la Comisión Episcopal de Seminarios y Universidades de la Conferencia Episcopal Española. – El 2 de agosto de 2013 es nombrado Rector del Pontificio Colegio Español de San José en Roma por la Congregación del Clero. – El 27 de diciembre de 2014 es nombrado por el Papa Francisco Obispo de Barbastro-Monzón.