Carta pastoral de Mons. Eusebio Hernández: Jornada Mundial de las Comunicaciones Sociales 2021 «Ven y lo verás» (Jn 1,46) “Comunicar encontrando a las personas donde están y como son”

En este día en el que celebramos la Ascensión del Señor a los cielos, la Iglesia nos invita a reflexionar sobre la importancia que tienen los medios de comunicación social en el anuncio del Evangelio en nuestra sociedad.

Los medios de comunicación nos ayudan a actualizar el mandato de Jesús que hoy hemos escuchado en el evangelio (Marcos 16,15-20): “Id al mundo entero y proclamad el Evangelio a toda la creación”.

Este año el lema elegido para esta Jornada es: “Comunicar encontrando a las personas donde están y como son”. Subraya este lema aquello que debe ser la comunicación de la Iglesia a través de los medios. Es decir, acercarnos a todos allí donde están, anunciando lo que la Iglesia vive y lo que anuncia.

Cercanía y encuentro que hemos vivido de un modo muy especial a causa de la pandemia que estamos sufriendo. Todos hemos sido testigos del gran esfuerzo que desde las diócesis, las parroquias y otros grupos se está realizando para salir al encuentro de aquel que quiera escuchar y ver. Sobre todo en el período en que estuvimos confinados, se cerraban las iglesias, los lugares de culto, no nos podíamos reunir para formarnos y encontrarnos. Pero, sin embargo pudimos entrar en tantas y tantas casas, para celebrar nuestra fe, para seguir formándonos y para poder encontrarnos.

A los ya clásicos medios como la radio, los medios impresos y la televisión se unen ahora los nuevos medios que con internet tantas posibilidades nos ofrecen para evangelizar y acercarnos a tantas personas.

En el mensaje del Papa para la Jornada de este año, subraya la importancia de “la verdad” en los medios: “Pensemos en cuánta elocuencia vacía abunda también en nuestro tiempo, en cualquier ámbito de la vida pública, tanto en el comercio como en la política”. Tomando unas palabras de Shakespeare, nos recuerda: “Sabe hablar sin cesar y no decir nada. Sus razones son dos granos de trigo en dos fanegas de paja. Se debe buscar todo el día para encontrarlos y cuando se encuentran, no valen la pena de la búsqueda”.

Nuestros medios de comunicación deben transmitir la experiencia de la fe, no lo hacemos para ser “más modernos” o para estar a la altura de otras instituciones, lo hacemos para dar testimonio de Jesús.

Por eso nos dice el papa Francisco: “Todos los instrumentos son importantes y aquel gran comunicador que se llamaba Pablo de Tarso hubiera utilizado el correo electrónico y los mensajes de las redes sociales; pero fue su fe, su esperanza y su caridad es lo que impresionó a los contemporáneos que lo escucharon predicar”.

Termino, felicitando en este día a todos los que os dedicáis a servir a la Iglesia a través de los medios. Adelante. Transmitid la verdad en la caridad.

+ Eusebio Hernández Sola

Obispo de Tarazona

Mons. Eusebio Hernández Sola
Acerca de Mons. Eusebio Hernández Sola 266 Articles
Nació en Cárcar (Navarra) el 29 de julio de 1944. Sus padres, Ignacio (+ 1973) y Áurea. Es el mayor de cuatro hermanos. Ingresó en el seminario menor de la Orden de los Padres Agustinos Recoletos, en Lodosa, el 12 de septiembre de 1955. En 1958 pasó al colegio de Fuenterrabía donde completó los cursos de humanidades y los estudios filosóficos. A continuación (1963-1964) ingresó en el noviciado del convento de la orden en Monteagudo (Navarra), donde hizo la primera profesión el 30 de agosto de 1964, pasando posteriormente a Marcilla donde cursó los estudios teológicos (1964-68). Aquí hizo la profesión solemne (1967); fue ordenado diácono (1967) y presbítero el 7 de julio de 1968. Su primer oficio pastoral fue el de asistente en la Parroquia de "Santa Rita" de Madrid, comenzando al mismo tiempo sus estudios de Derecho Canónico en la Universidad de "Comillas", de la Compañía de Jesús. Al curso siguiente (1969) fue traslado a la residencia universitaria "Augustinus", que la orden tiene en aquella ciudad. Se le confió la misión de director espiritual de sus 160 universitarios, continuó sus estudios de derecho canónico, que concluyó con el doctorado en 1971, e inició los de Derecho en la universidad complutense de Madrid (1969-1974). Durante el curso 1974-75 hizo prácticas jurídicas en la universidad y en los tribunales de Madrid. El 3 de noviembre de 1975 inició su trabajo en la Congregación para los Institutos de vida consagrada y Sociedades de vida apostólica. Desde 1976 fue el director del departamento de la formación y animación de la vida religiosa, siendo el responsable de la elaboración y publicación de los documentos de la Congregación; además dirige una escuela bienal de teología y derecho de la vida consagrada. Desde 1995 es "capo ufficio" del mismo Dicasterio. Por razones de trabajo los Superiores de la Congregación le han confiado multitud de misiones en numerosos países del mundo. Ha participado en variados congresos de vida consagrada, de obispos y de pastoral vocacional. Durante este tiempo ha ejercido de asistente en el servicio pastoral de la orden en Roma. El día 29 de enero de 2011 fue publicado su nombramiento como Obispo de Tarazona y fue ordenado el 19 de marzo, fiesta de San José, en la Iglesia de Ntra. Sra. de Veruela.