Mons. Luis Argüello: Tengo esperanza y creo que las cosas tienen remedio

El secretario general de la Conferencia Episcopal Española, Mons. Luis Argüello, ha pasado por los micrófonos de ‘Herrera en COPE’ con motivo de la presentación de la Memoria de Actividades de la Iglesia correspondiente al año 2019.

El también obispo auxiliar de Valladolid ha comentado a Carlos Herrera que con este informe corresponde a lo realizado por la Iglesia en 2019, “para lo cual recibimos todas las ayudas de los fieles que entregan su tiempo, sus horas y su ayuda económica, entre ellas las que realizan con la llamada asignación tributaria. Hemos presentado el conjunto de actividades que son de carácter litúrgico, educativa, de acción social, de presencia en todos los ámbitos sociales y ciudadana.

El portavoz de los obispos ha indicado durante la conversación con el comunicador mejor valorado de la radio española que la columna vertebral de esta Memoria brota, como cada año, de una acción sorprendente, y es “la manía que tenemos los católicos españoles de reunirnos los domingos para celebrar la Eucaristía, recibir el amor de Dios y a lo largo de la semana entregar ese amor en las diversas experiencias en las que la Iglesia está presente, muchas de ellas tienen que ver con los llamados pilares del Estado de Bienestar, que no solo puede resolver la acción estatal o administraciones públicas, sino que precisa de la iniciativa social en Educación, Sanidad, servicios sociales…”

Además, ha comentado que la Memoria de Actividades de 2019 se ha mirado “con el color del cristal de la pandemia, lo que nos hace valorar más lo que la Iglesia realiza, y que habla también de esperanza, con el que ni siquiera la muerte puede”.

Los datos que recoge el estudio revelan que la Iglesia atendió a más de cuatro millones de personas a través de los centros sociales con los que disponen: “En muchos de esos centros y parroquias hay acciones caritativas y, desde ahí, hay una cercanía que nos permite llegar a todos los barrios y pueblos de la nación. Nos permite un contacto directo”, comenta Mons. Argüello.

Asimismo, el secretario general del episcopado ha expresado que la Iglesia cuenta con congregaciones religiosas dirigidos a la atención de la mujer o a la acogida de inmigrantes. Ha tenido un mensaje también especial Mons. Argüello con los capellanes de hospitales y de las instituciones penitenciarias, que tan difícil labor han desarrollado en periodo de pandemia, especialmente durante el confinamiento domiciliario: “Los capellanes han sido el enlace de muchos presos y pacientes con sus familias. En un momento en el que las familias no podían ver a sus seres queridos, estos sacerdotes han ofrecido el consuelo a través de su compañía”.

En ‘Herrera en COPE’, el obispo auxiliar de Valladolid ha comentado que en 2019 la asignación tributaria superó los 300 millones de euros gracias a que casi ocho millones de contribuyentes marcaron la X de la Iglesia, lo que supone casi un tercio de los declarantes. En 2019 hubo más de 105.000 declaraciones nuevas en favor de la Iglesia, tal y como ha destacado Mons. Argüello: “En esa declaración de 2020 hubo un aumento de españoles que asignaron a favor de la Iglesia. A ello se suma que 2019 fue un buen año desde un punto de vista fiscal. Un año antes, en 2018, recibimos 285 millones de euros”, recordaba.

Preguntado por la existencia o no de una sintonía entre el Gobierno y la Iglesia en campos como la pobreza o las migraciones, el portavoz de los obispos reconoce que es factible ese acuerdo, a diferencia de lo que ocurre en temas de calado ético: “En asuntos concretos como la presencia de la Iglesia en muchos aspectos de la acción social, o cuestiones que tienen que ver con los números, el régimen fiscal o las inmatriculaciones hay posibilidad de diálogo y entendimiento con menos ruido del que aparece en los medios o el Congreso de los Diputados”.

Sin embargo, en cuestiones que supone una propuesta de comprensión de la persona y la organización de la vida social, las dificultades son mayores: “No es lo mismo organizar la vida social pensando que somos una suma de individuos o que la organización de la vida social se realiza desde la clave de la familia. Tengo que reconocer que las dificultades para el entendimiento son mayores. En los principios éticos tiene que ver la propuesta educativa. Hemos hecho un gran esfuerzo desde la CEE por el diálogo con la asignatura de Religión con una propuesta de pacto, pero vemos que en la compresión global de los temas antropológicos, que tiene que ver con proyectos de ‘ingeniería social’ tenemos más dificultades para entendernos”, ha sostenido.

En este sentido, Herrera cuestionaba a Mons. Luis Argüello si cree que es posible que en la política española se supere estos tiempos de convulsión y crispación, a lo que el obispo auxiliar de Valladolid ha respondido con esperanza: “Tengo esperanza y creo que las cosas tienen remedio. Ciertamente, creo que una clave para que esto tenga remedio y desde la Iglesia tanto insistimos, es que reconociendo las diferencias a la hora de plantear las soluciones políticas y económicas, vivimos en un periodo de emergencia, que exige una alianza por el bien común. Por tanto poner delante de cualquier tipo de interés o prejuicio la propuesta de convocarnos a todos a esta alianza. Estar dispuesto a sumar lo que desde la iniciativa estatal pudiera llevarse a cabo pero también lo que pueda ofrecerse desde la iniciativa social. La doctrina social de la Iglesia convoca a unir mercado ,estado y economía del don que en la vida de la Iglesia. La clave es marcar unos objetivos compartidos y una alianza por el bien común para que las iniciativas de las administraciones, las iniciativas sociales, empresariales, de los sindicatos y las que puedan brotar desde la economía del don del bien común es urgente e importante para construir nuestra vida social”, ha remarcado el secretario general de la CEE.

(COPE)

Agencia SIC
Acerca de Agencia SIC 43895 Articles
SIC (Servicio de Información de la Iglesia Católica), es una agencia de noticias y colaboraciones referidas a la Iglesia en España, creada en noviembre de 1991 por el Episcopado español y dependiente de la Comisión Episcopal de Medios de Comunicación Social (CEMCS).