Carta del CELAM a los obispos de Colombia

Apoyamos su propósito valiente de ser los artesanos de la paz, la esperanza y la reconciliación, ante “la espiral de violencia y el círculo de muerte que se está impulsando”. Es lo que puede leerse en la carta que el Consejo Episcopal Latinoamericano ha dirigido a la Conferencia Episcopal de Colombia.

Con una misiva, el Consejo Episcopal Latinoamericano (CELAM), expresa su solidaridad a la Iglesia y al pueblo colombiano ante la crítica situación que atraviesa el país.

Los obispos de América Latina y El Caribe nos unimos a ustedes en este difícil momento, para rechazar los actos de violencia, venga de donde venga, porque ‘la violencia no soluciona nada; produce sufrimiento y muerte’”: son palabras de los obispos del CELAM en la misiva dirigida al presidente de la Conferencia Episcopal de Colombia, Mons. Óscar Urbina Ortega, en respaldo al Comunicado 62 de la Conferencia Episcopal de Colombia, en el que se denuncia “la violación de los derechos humanos, el vandalismo, la desaparición de personas y los atentados contra la integridad física, que ya deja decenas de fallecidos y cientos de heridos”.

En la carta, que lleva la firma de Mons. Miguel Cabrejos Vidarte y Mons. Jorge Eduardo Lozano, presidente y secretario general del Consejo Episcopal Latinoamericano, respectivamente, los obispos se unen al «dolor del pueblo colombiano, que ha hecho tantos esfuerzos por alcanzar la reconciliación y la paz nacional”,  recordando las palabras del Papa Francisco en su visita a Colombia, en 2017: “cada violencia cometida contra un ser humano es una herida en la carne de la humanidad”.

Ante “la espiral de violencia y el círculo de muerte que se está impulsando”, el CELAM reconoce que la mayor parte de la ciudadanía ha hecho uso de la protesta pacífica como “alternativa válida para lograr respuesta a las necesidades y reclamos sociales”, como han ponderado los obispos colombianos en su mensaje del pasado 4 de mayo. Al mismo tiempo, expresan su preocupación “por el impacto de la emergencia sanitaria por la pandemia del Covid-19, a lo que se suman los bloqueos en la movilidad, la inseguridad en las ciudades, el desabastecimiento de alimentos y los sensibles daños causados a la infraestructura y a los bienes públicos y privados”.

Artesanos de paz y reconciliación

Los apoyamos en su propósito valiente de ser los artesanos de la paz, la esperanza y la reconciliación, abriendo canales para el diálogo social y la construcción de consensos que apunten al bien común”, aseguran asimismo los obispos del Consejo Episcopal Latinoamericano. “Gracias por los múltiples esfuerzos que realizan como pastores, caminando con el pueblo –junto con los sacerdotes, las religiosas y los religiosos, las laicas y los laicos del país– para garantizar la cultura del cuidado y del encuentro, el respeto a la vida y la garantía de corredores humanitarios que permitan el acceso a los bienes esenciales, sobre todo a los más vulnerables, a los empobrecidos y a quienes requieren atención médica sin dilación”, concluye la misiva.

El CELAM se unirá a la jornada de oración convocada por el episcopado de Colombia para el próximo viernes 7 de mayo, “pidiendo por la reconciliación del pueblo colombiano, la justicia y la solidaridad fraterna”.

(Ciudad del Vaticano, vaticannews.va)

Agencia SIC
Acerca de Agencia SIC 43938 Articles
SIC (Servicio de Información de la Iglesia Católica), es una agencia de noticias y colaboraciones referidas a la Iglesia en España, creada en noviembre de 1991 por el Episcopado español y dependiente de la Comisión Episcopal de Medios de Comunicación Social (CEMCS).