Carta pastoral de Mons. Salvador Giménez: Pascua

Os deseo

Queridos diocesanos:
Esta gran fiesta de la Pascua de la Resurrección de Jesucristo nos llena a todos los cristianos de alegría y de felicidad. Quiero que conste desde aquí me felicitación para todos. Lo hago este año con unas frases de un autor del siglo II, Melitón de Sardes. Es un himno precioso. Como podéis comprobar, la Iglesia lleva 2.000 años predicando y alegrándose con el mismo acontecimiento que fundamenta nuestra vida y nuestra fe:
“Yo –habla Cristo- he aniquilado a la muerte,
he triunfado sobre el enemigo,
he aplastado el reino de los muertos,
he atado al fuerte
y he liberado al hombre, elevándolo a las alturas del cielo
Ahora, pues, venid,
estirpes de todas las naciones
y recibid el perdón de los pecados…
Porque yo soy vuestra remisión,
Yo soy la Pascua de la salvación
yo soy el cordero degollado por vosotros,
yo soy vuestra redención,
yo soy vuestra vida,
yo soy vuestra resurrecció
yo soy vuestro rey
Yo os conduzco hasta lo alto del cielo.
Yo os hago subir allí.
Yo os muestro al Padre de la eternidad.
Yo os hago resucitar por mis méritos.
El es el que hizo el cielo y la tierra
el que formó al principio al hombre
el que fue anunciado por la Ley y los profetas
el que resucito de entre los muertos.
El es el comienzo y el fin
comienzo inexplicable y fin incomprensible.
El es el Cristo, el Señor.
A él la gloria y poder por los siglos.
Amén
…Y os pido
Al mismo tiempo que participamos de la alegría de esta gran fiesta, quiero lanzaros una petición. Con insistencia y con reiteración apelo a vuestra responsabilidad familiar y eclesial: que todos nos empeñemos en el gran asunto de la transmisión de la fe. Tanto la que se refiere a la infancia- juventud como aquella que dirigimos a los adultos. En estos momentos tan complicados que vivimos con ocasión de la pandemia no podemos olvidar nuestra responsabilidad de proponer con más convicción y coherencia el mensaje, la obra y la persona de Jesucristo.
Esta petición se convierte en una llamada especial para los padres y familia en general. Os pido vuestra colaboración con los catequistas y sacerdotes de vuestras parroquias. Que ningún niño se quede sin conocer a Jesucristo; utilizad palabras que expliquen o completen las reflexiones de las sesiones catequéticas; sed testimonios auténticos de la fe ante vuestros hijos; acompañadles y fortaleced las virtudes y los valores del evangelio. Cuando tanta gente lamenta la ausencia de convicciones, los católicos poseemos un gran acervo que estamos obligados a desarrollar y a transmitir. Los padres católicos deben exigirse, para ellos y para toda su familia, la educación espiritual.
Su vida no puede quedar reducida a la obligación o a la atención de la parte corporal o intelectual del ser humano. Tenéis que sentiros llamados a mirar a Cristo, a vivir coherentemente sus indicaciones y a explicarlas con cariño a los vuestros. Este compromiso es una clara respuesta agradecida
a la gracia que hemos recibido del mismo Señor. Y es muy apropiado en este día tan señalado. Gracias
por atender esta petición.
Con mi bendición y afecto
+Salvador Giménez,
Obispo de Lleida
Mons. Salvador Giménez Valls
Acerca de Mons. Salvador Giménez Valls 198 Articles
Mons. D. Salvador Giménez Valls nace el 31 de mayo de 1948 en Muro de Alcoy, provincia de Alicante y archidiócesis de Valencia. En 1960 ingresó en el Seminario Metropolitano de Valencia para cursar los estudios eclesiásticos. Es Bachiller en Teología por la Universidad Pontificia de Salamanca. Fue ordenado sacerdote el 9 de junio de 1973. Es licenciado en Filosofía y Letras, con especialización en Historia, por la Universidad Literaria de Valencia. CARGOS PASTORALES Inició su ministerio sacerdotal como párroco de Santiago Apóstol de Alborache, de 1973 a 1977, cuando fue nombrado director del Colegio “Claret” en Xátiva, cargo que desarrolló hasta 1980. Este año fue nombrado Rector del Seminario Menor, en Moncada, donde permaneció hasta 1982. Desde 1982 hasta 1989 fue Jefe de Estudios de la Escuela Universitaria de Magisterio “Edetania”. Desde 1989 a 1996 fue párroco de San Mauro y San Francisco en Alcoy (Alicante) y Arcipreste del Arciprestazgo Virgen de los Lirios y San Jorge en Alcoy (Alicante) entre 1993 y 1996. Desde este último año y hasta su nombramiento episcopal fue Vicario Episcopal de la Vicaría II Valencia Centro y Suroeste. Además, entre 1987 y 1989, fue director de la Sección de Enseñanza Religiosa, dentro del Secretariado de la Comisión Episcopal de Enseñanza y Catequesis de la CEE, y fue miembro del Colegio de Consultores entre 1994 y 2001. El 11 de mayo de 2005 se hacía público su nombramiento como obispo auxiliar de Valencia. Recibió la ordenación episcopal el 2 de julio del mismo año. Fue administrador diocesano de Menorca del 21 de septiembre de 2008 hasta el 21 de mayo de 2009, fecha en la que fue nombrado obispo de esta sede. Tomó posesión el 11 de julio del mismo año. El 28 de julio de 2015 se hacía público su nombramiento como obispo de Lleida. OTROS DATOS DE INTERÉS En la Conferencia Episcopal Española es miembro de la Comisión Episcopal de Medios de Comunicación Social desde 2014. También ha sido miembro de la Comisión Episcopal de Enseñanza y Catequesis de 2005 a 2014.