El papa Francisco llama a orar por el fin del conflicto en Siria

Tras el Ángelus, el papa Francisco lanzó un nuevo llamamiento a la comunidad internacional en favor de la «amada y martirizada Siria», diez años después del inicio del conflicto, para dar esperanza a la «población exhausta». El compromiso de todas las partes implicadas, dice, debe ser «constructivo y solidario» para que se silencien las armas, se pueda «recomponer el tejido social y comenzar la reconstrucción y la recuperación económica».

“Renuevo mi más sentido llamamiento a las partes en conflicto para que den muestras de buena voluntad, a fin de que se abra un resquicio de esperanza para la población exhausta”: fueron las palabras del papa Francisco tras finalizar la oración del Ángelus, en la vigilia del décimo aniversario del inicio del “sangriento conflicto de Siria, que ha provocado una de las más graves catástrofes humanitarias de nuestro tiempo”.

“También espero un decidido y renovado compromiso constructivo y solidario por parte de la comunidad internacional, para que, una vez depuestas las armas, se pueda recomponer el tejido social y activar la reconstrucción y la recuperación económica.”

El Pontífice recuerda también los sufrimientos de la “amada y martirizada Siria”:

“Un número incalculable de muertos y heridos, millones de refugiados, miles de desaparecidos, destrucción, violencia de todo tipo y un inmenso sufrimiento para toda la población, especialmente para los más vulnerables, como los niños, las mujeres y las personas ancianas.”

Y finalmente invita a orar al Señor “para que tanto sufrimiento en la amada y martirizada Siria no caiga en el olvido, y para que nuestra solidaridad reavive la esperanza”.

El último llamamiento de Iraq, durante el encuentro interreligioso de Ur

Siria está por cumplir el décimo aniversario del conflicto, iniciado el 15 de marzo de 2011 y que ha causado más de 400.000 víctimas, 12 millones de desplazados y 12,4 millones de personas, el 60% de la población, afectadas por la inseguridad alimentaria. Hace poco más de una semana, el 6 de marzo, en Iraq, en el encuentro interreligioso de la Llanura de Ur, el Papa invitó a todos los representantes de las religiones a pedir en la oración que todo Oriente Medio, en particular «la cercana y martirizada Siria», pase «del conflicto a la unidad», recorriendo el camino de la paz con «el compartir y la acogida».

La oración por Siria del 7 de septiembre de 2013

Recordando a los periodistas el sufrimiento del pueblo sirio en el vuelo de regreso a Roma, Francisco agradeció en particular a los países generosos, entre ellos el Líbano, que acogen a los migrantes, y se remontó con su recuerdo a la vigilia de oración por Siria del 7 de septiembre de 2013. «Recuerdo al inicio del pontificado aquella tarde de oración en la plaza de San Pedro, había adoración al Santísimo, se rezaba el rosario…. Pero cuántos musulmanes, cuántos musulmanes con alfombras rezaban con nosotros por la paz en Siria, para detener los bombardeos, en ese momento en el que se decía que tendría lugar un bombardeo feroz. Llevo a Siria en mi corazón».

En 2011, de la «primavera árabe» a la guerra civil

El inicio del conflicto en la «amada y martirizada Siria», como suele llamarla el Pontífice, está fechado 15 de marzo de 2011, pero a finales del verano el conflicto sufrió una escalada destinada a convertirlo en uno de los peores del mundo. Esto por el número de víctimas, los países implicados y por las reiteradas violaciones de los derechos humanos. El 15 de marzo, con la llegada de la «Primavera Árabe» a Damasco, decenas de miles de manifestantes salieron a las calles de las principales ciudades sirias, exigiendo reformas, más libertad y derechos. Quieren un cambio con respecto a las décadas anteriores, cuando el país estuvo dirigido por Hafiz al-Assad (de 1971 a 2000) y, tras su muerte, por su hijo Bashar al-Assad, el actual presidente sirio. Este último parecía estar a punto de responder positivamente a algunas de las demandas de los manifestantes, pero luego decidió cortar toda forma de protesta.

Rusia con Assad, EEUU contra las armas químicas

Así, desde finales del verano de 2011, los sirios luchan entre sí como nunca antes. Una verdadera guerra entre insurgentes y régimen: las comunidades sociales, económicas y políticas locales se enfrentan entre sí. Desde 2013, ha habido una importante presencia de actores externos en el conflicto sirio. Al mismo tiempo, se desarrolla un sectarismo cada vez más pronunciado dentro de las comunidades chiítas y sunitas. El mundo no se queda de brazos cruzados: por un lado, Rusia apoya al gobierno de Assad; por otro, Estados Unidos amenaza con atacar al ejército sirio si hace uso de armas químicas, como se le acusa de haber hecho en el ataque de septiembre de 2013 contra la zona de Ghuta, controlada por los rebeldes.

(Ciudad del Vaticano, vaticannews.va)

Agencia SIC
Acerca de Agencia SIC 43456 Articles
SIC (Servicio de Información de la Iglesia Católica), es una agencia de noticias y colaboraciones referidas a la Iglesia en España, creada en noviembre de 1991 por el Episcopado español y dependiente de la Comisión Episcopal de Medios de Comunicación Social (CEMCS).