José A. Fernández Moreno, reelegido deán de la catedral de Cuenca

El sábado, 6 de marzo de 2021, el Cabildo de la Catedral de Cuenca en Sesión Ordinaria celebró la votación para la elección de los cargos de dicho Cabildo.

Comprobado el listado de Canónigos con derecho a voto y constituida la mesa procedieron a la votación los canónigos en activo presentes. Tras la votación fueron elegidos los siguientes Canónigos:

Deán: José Antonio Fernández Moreno.

Secretario: Declan Huerta Murphy.

Apuntador: Ildefonso Martínez Martínez.

Consejeros: Antonio Fernández Ferrero y Declan Huerta Murphy. Además, y por Estatutos, también es Consejero del Deán el Capellán Mayor.

Comisión de Protocolo: Ildefonso Martínez Martínez. Además, y por Estatutos, también pertenece a esta Comisión el Capellán Mayor.

Dichos cargos tienen una duración de cinco años.

El reelegido Déan del Cabidlo de la Catedral, José Antonio Fernández Moreno, nació en Belmonte (Cuenca) en 1968. Realizó sus estudios en los Seminarios Menor y Mayor de la diócesis de Cuenca. Cursó estudios musicales de Piano (Conservatorio de Cuenca) y Órgano (Conservatorio de Teruel). Ordenado sacerdote en 1992, es Licenciado en Sagrada Teología por la Facultad de Teología San Vicente Ferrer de Valencia (1997) y Doctor en Derecho Canónico por la Universidad Pontificia de Comillas (2019). Ha ejercido el ministerio sacerdotal como párroco de Tragacete, Vega del Codorno y Valdemeca (1992-1995); vicario parroquial de Ntra. Sra. de la Paz, en Cuenca (1996-2015), Delegado de Enseñanza Religiosa (2003-2015) y Profesor de Religión en el IES Pedro Mercedes de Cuenca (2001-2015). En la actualidad es Rector del Seminario Menor “Santiago Apóstol” y del Seminario Conciliar de San Julián; Juez del Tribunal Eclesiástico de la diócesis y Deán de la S. I. Catedral Basílica de Cuenca.

(Diócesis de Cuenca)

Agencia SIC
Acerca de Agencia SIC 43455 Articles
SIC (Servicio de Información de la Iglesia Católica), es una agencia de noticias y colaboraciones referidas a la Iglesia en España, creada en noviembre de 1991 por el Episcopado español y dependiente de la Comisión Episcopal de Medios de Comunicación Social (CEMCS).