La reinserción de los migrantes que retornan por la pandemia

La pandemia y la paralización de la actividad económica ha provocado la vuelta a casa de numerosas personas que habían emigrado años antes del campo a las grandes ciudades. Hoy, de vuelta a sus lugares de origen, viven el reto de reconstruir sus medios de vida.

La India es uno de los países más afectados por la pandemia de la Covid-19. El duro confinamiento que sufrieron durante meses provocó situaciones dramáticas en una población ya de por sí terriblemente empobrecida y vulnerable, que vive al día para poder subsistir.

Esta situación ha afectado muy especialmente al gran número de migrantes que, ante la falta de trabajo en las zonas rurales, salen de sus pueblos para trabajar en las ciudades y poder mantener a sus familias, y acaban viviendo en situación de hacinamiento en barrios marginales o en chozas de lona en los bordes de las carreteras, con empleos precarios de pago diario.

India - Foto Padres Carmelitas

Al detenerse toda actividad económica en las ciudades, muchas personas se vieron en la calle de un día para otro y tuvieron que volver a sus aldeas de origen, lo que originó impresionantes «riadas humanas» de millones de personas que atravesaban el país a pie durante semanas, en unas condiciones durísimas, para finalmente llegar exhaustos y sin dinero ni medio alguno para poder vivir en un entorno rural ya de por sí muy difícil.

India - Foto Padres Carmelitas

Ante este terrible escenario, la congregación de los Padres Carmelitas, que trabajan desde hace muchos años para estas comunidades rurales de la Diócesis de Nagpur (estado de Madhya Pradesh), plantearon una acción de emergencia de tres meses de duración con el objetivo de que esta población retornada pudiera salir de la difícil situación en la que se encontraban, a través de la generación de medios de vida alternativos e inmediatos.

Para ello, seleccionaron a sesenta migrantes –cabezas de familia sin tierras y muy necesitados­– que obtendrán ingresos a cambio de la realización de diversos trabajos, lo que les permitirá acceder a productos de primera necesidad durante varios meses. Manos Unidas ha sido la encargada de proveer las materias primas y el socio local en este proyecto tiene la función de «empleador», buscando para los participantes pequeños trabajos como la reparación de viviendas, la venta casa por casa de productos alimenticios, o la fabricación y posterior venta de cuerdas, escobas o pulseras; tareas todas ellas por los que reciben una retribución mensual. Al mismo tiempo, con el dinero obtenido por la venta de todos estos productos, se podrá apoyar a nuevos beneficiarios para que emprendan alguna de estas actividades.

Este proyecto ha permitido que las personas retornadas se integren de nuevo en las aldeas al encontrar una ocupación útil que les dignifica y mejora su autoestima, a la vez que les proporciona una fuente de ingresos para mantener a sus familias. Asimismo, se les anima a que intenten ahorrar parte del dinero obtenido para que puedan adquirir más material que les permita seguir fabricando más productos y seguir así adelante ya de forma autónoma e independiente.

India - Foto Padres Carmelitas

Matiya Bai y Asadu Dandoliya son un matrimonio de migrantes que tuvieron que volver a su aldea tras imponerse el confinamiento y perder su trabajo por el que cobraban un salario diario con el que alimentaban a sus cinco hijos.
Gracias al proyecto apoyado por Manos Unidas, comenzaron a fabricar escobas con hojas de palma, labor por la que reciben una retribución mensual. Han conseguido sufragar así sus gastos cotidianos y ahorrar una pequeña cantidad cada mes para comprar ellos mismos la materia prima y hacer de esta actividad su medio de vida.

(Elena Fernández de Valderrama, Manos Unidas)

Agencia SIC
Acerca de Agencia SIC 43329 Articles
SIC (Servicio de Información de la Iglesia Católica), es una agencia de noticias y colaboraciones referidas a la Iglesia en España, creada en noviembre de 1991 por el Episcopado español y dependiente de la Comisión Episcopal de Medios de Comunicación Social (CEMCS).