Encuentro de la Provincia Eclesiástica de Oviedo

Los obispos de la Provincia Eclesiástica de Oviedo, compuesta por las diócesis de Oviedo, León, Santander y Astorga, mantuvieron el pasado miércoles, en la Casa de Espiritualidad de San Isidoro, en León, la segunda reunión del curso.

En ella, entre otros aspectos, se avanzó en el trabajo ya perfilado el pasado mes de octubre, para dar un impulso definitivo a la creación en cada diócesis de una oficina especializada en la atención y el acompañamiento a las víctimas de abusos. A partir de un protocolo conjunto, y siguiendo la petición que hacía el papa Francisco en el motu proprio “Vos estis lux mundi”, según explicó nuestro arzobispo Mons. Jesús Sanz, “los obispos trabajamos para que cada diócesis tenga su oficina o delegación, para cuando se pudieran dar algún caso de estos, se aborde de una manera sensata y respetuosa. Queremos  poner al frente de cada estas oficinas a una mujer, que esté preparada, con una identidad eclesial clara, y que desde su pericia profesional pueda realizar esta labor de dirección y acompañamiento junto con un equipo con el que cada oficina o delegación pueda contar”.

En la segunda parte de la reunión se abordó la situación actual de la vida eclesial tras el impacto de la pandemia, y en este análisis se constató que la Covid-19 “ha tenido y está teniendo una incidencia directa en los tres elementos en los que se constituye una comunidad cristiana, la catequesis donde se forma a los cristianos, la liturgia y los sacramentos donde se recibe la gracia de Dios, y también en Cáritas, donde se testimonia, desde la paz y la justicia, el compromiso con los más desfavorecidos, tal y como ha afirmado el arzobispo de Oviedo, Mons. Jesús Sanz, quien recalcó que “Es el momento de saber acompañar, de un rearme moral y de esperanza y de cercanía cariñosa”.

(Archidiócesis de Oviedo)

Agencia SIC
Acerca de Agencia SIC 43456 Articles
SIC (Servicio de Información de la Iglesia Católica), es una agencia de noticias y colaboraciones referidas a la Iglesia en España, creada en noviembre de 1991 por el Episcopado español y dependiente de la Comisión Episcopal de Medios de Comunicación Social (CEMCS).