Carta pastoral de Mons. Amadeo Rodríguez: Día Internacional de la Fraternidad Humana

Día Internacional de la Fraternidad Humana

Hoy, 4 de febrero, celebramos el Día Internacional de la Fraternidad Humana. Ha sido declarado por la Asamblea General de las Naciones Unidas. Es evidente que este deseo universal que se propone a todos lo asumiremos con convicción los hombres y mujeres del mundo más sensibles a este bien universal.

Los católicos nos sentimos especialmente motivados por el Papa Francisco, tras haber recibido como don la Encíclica Fratelli tutti, que también está dirigida a hombres y mujeres de buena voluntad. Por eso, os invito a vivir esta jornada como una suma de deseos con otros hombres y mujeres del mundo y con los de otras religiones, para que aumente y se consolide la toma de conciencia de que todos somos hermanos y, sobre todo, para que se fomente el compromiso de participar en la construcción de un mundo cada vez más fraterno.

La lectura y la reflexión de Fratelli tuti es para todos nosotros una preciosa fuente en la que cultivar la fraternidad de todo el género humano. Es por eso que el obispo os invita a todos a no dejar pasar este día sin un pensamiento, una oración o un propósito en orden a cultivar la fraternidad y la amistad social. Los católicos lo hacemos con la convicción de que la dignidad humana tiene sus claves de interpretación en la paternidad de Dios y en la fraternidad de todos en Cristo.

Os animo especialmente a que sigáis el encuentro que se que se retransmitirá en diferentes idiomas, a partir de las 14,30 horas, en la página web Vatican News; en el participará el Papa Francisco y el Gran Imán Ahmad Al-Tayyeb.

+ Amadeo Rodríguez Magro
Obispo de Jaén

Mons. Amadeo Rodríguez
Acerca de Mons. Amadeo Rodríguez 183 Articles
Mons. Amadeo Rodríguez Magro nació el 12 de marzo de 1946 en San Jorge de Alor (Badajoz). Realizó los estudios eclesiásticos en el Seminario diocesano de Badajoz, del que luego sería formador. Recibió la ordenación sacerdotal el 14 de junio de 1970. Su primer destino pastoral fue de coadjutor de la parroquia emeritense de San Francisco de Sales (1970-1974), de la que posteriormente sería párroco (1977-1983). Tras obtener la licenciatura en Ciencias de la Educación (sección Catequética) en la Universidad Pontificia Salesiana de Roma (1983-1986), D. Amadeo fue nombrado por su Obispo, D. Antonio Montero, vicario episcopal de Evangelización y director de la Secretaría Diocesana de Catequesis (1986-1997), siendo también designado vicario territorial de Mérida, Albuquerque y Almendralejo; y finalmente vicario general (1996-2003). Fue además secretario general del Sínodo Pacense (1988-1992) y secretario de la conferencia de Obispos de la Provincia Eclesiástica de Mérida-Badajoz (1994-2003). En 1996 fue nombrado canónigo de la Catedral de Badajoz, cuyo cabildo presidió de 2002 a 2003. Realizó su labor docente como profesor en el Seminario, en el Centro Superior de Estudios Teológicos, en la escuela diocesana de Teología para Laicos (1986-2003) y de Doctrina Católica y su Pedagogía en la Facultad de Educación de la Universidad de Extremadura (1987-2003). También formó parte del consejo asesor de la Subcomisión Episcopal de Catequesis de la Conferencia Episcopal Española. El 3 de julio de 2003 San Juan Pablo II le nombra obispo de Plasencia y recibe la ordenación episcopal en la Catedral de Plasencia el 31 de agosto de 2003. En la Conferencia Episcopal Española es el vicepresidente de la Comisión Episcopal de Enseñanza y Catequesis y presidente de la Subcomisión Episcopal de Catequesis desde 2014, de la que ya era miembro desde 2003. También ha formado parte de la Comisión Episcopal de Misiones y Cooperación entre las Iglesias de 2005 a 2011. El 9 de abril de 2016 se hizo público su nombramiento como obispo de Jaén. Tomó posesión de su cargo el día 21 de mayo de 2016.