Carta pastoral de Mons. Salvador Giménez: Deseo de informar

Queridos diocesanos:

Intento aprovechar estos comentarios dominicales para acompañar vuestra vida cristiana con algunos consejos o prácticas que nos acerquen a la persona de Jesucristo. Todos los miembros del Pueblo de Dios, obispos, sacerdotes, religiosos y laicos, estamos obligados a vivir y a procurar credibilidad ante los demás de una fe aprendida y aceptada con todas sus consecuencias.

Algunas veces me parece conveniente dar información sobre determinadas realizaciones que la comunidad diocesana, siguiendo las indicaciones de la Iglesia, propone para el bien de todos. Es el caso de hoy en el que os doy noticias y os pido vuestra adhesión y, sobre todo, vuestras oraciones.

 

1.- Fiesta de san Antonio, abad. Su celebración coincide con este domingo, 17 de enero. La fiesta tiene mucho arraigo popular y el santo ha adquirido a lo largo de los siglos una intensa y amplia devoción. Su vida, austera y silenciosa, se remonta al siglo III-IV en tierras de Egipto y es considerado uno de los padres del monacato. Cuando se convierte a Cristo, vende sus propiedades, las regala a los pobres y se retira a la soledad del desierto. Además de su amor al prójimo, admira y respeta a los demás seres de la creación. Desde muy antiguo es considerado como patrón de los animales.

En nuestra diócesis la mencionada fiesta consiste en una celebración de la Eucaristía en el oratorio de La Sang y en una posterior bendición de animales a las puertas del referido templo. Acude gran cantidad de devotos pidiendo la intercesión de san Antonio para ellos mismos y para sus mascotas. Intervienen con mucha eficacia algunas agrupaciones de labradores. Este año sólo se mantendrá la celebración de la Santa Misa.

 

2.- Semana de Oración por la Unidad de los Cristianos, desde el 18 al 25 de enero. Son ocho días en los que las distintas confesiones cristianas dedican celebraciones y momentos de oración para pedir a Dios la unidad de todos los que confiesan que Jesús es el Hijo de Dios. Es una iniciativa que lleva más de cien años y en nuestra diócesis tiene una tradición muy aceptada por las distintas comunidades que periódicamente se reúnen y programan diversas actividades recordando a todos que esta semana es muy importante pata este motivo concreto. El lema de este año está recogida   del evangelio de san Juan: “Manteneos en mi amor y daréis mucho fruto” (15, 5-9). Si no podéis participar con vuestra presencia física en los actos, rezad por la unidad de todos.

 

3.- Celebración de los XXV años del Concilio Provincial Tarraconense (1995), El próximo jueves, día 21, fiesta de san Fructuoso en Tarragona, los obispos con sede en Cataluña firmarán un documento recordando aquel acontecimiento tan significativo para nuestras diócesis y animando a profundizar en una vivencia auténtica de la fe y en una evangelización a nuestra sociedad actual con mayor coraje y alegría afrontando los consiguientes retos pastorales. Es un compromiso que nos afecta a todos. Por las circunstancias actuales no se podrá realizar una celebración con asistencia de los participantes en aquel evento ni los responsables y colaboradores actuales. Queda reducido a este acto de la firma de los obispos pero ampliado a las oraciones que todas las comunidades de nuestras diócesis dirigirán al Señor para agradecer y actualizar esta importante obra de nuestra Iglesia.

Como podéis comprobar son muchas y constantes iniciativas eclesiales que requieren nuestra atención y nuestro compromiso.

Con mi afecto y bendición.

 

+Salvador Giménez,

Obispo de Lleida

Mons. Salvador Giménez Valls
Acerca de Mons. Salvador Giménez Valls 194 Articles
Mons. D. Salvador Giménez Valls nace el 31 de mayo de 1948 en Muro de Alcoy, provincia de Alicante y archidiócesis de Valencia. En 1960 ingresó en el Seminario Metropolitano de Valencia para cursar los estudios eclesiásticos. Es Bachiller en Teología por la Universidad Pontificia de Salamanca. Fue ordenado sacerdote el 9 de junio de 1973. Es licenciado en Filosofía y Letras, con especialización en Historia, por la Universidad Literaria de Valencia. CARGOS PASTORALES Inició su ministerio sacerdotal como párroco de Santiago Apóstol de Alborache, de 1973 a 1977, cuando fue nombrado director del Colegio “Claret” en Xátiva, cargo que desarrolló hasta 1980. Este año fue nombrado Rector del Seminario Menor, en Moncada, donde permaneció hasta 1982. Desde 1982 hasta 1989 fue Jefe de Estudios de la Escuela Universitaria de Magisterio “Edetania”. Desde 1989 a 1996 fue párroco de San Mauro y San Francisco en Alcoy (Alicante) y Arcipreste del Arciprestazgo Virgen de los Lirios y San Jorge en Alcoy (Alicante) entre 1993 y 1996. Desde este último año y hasta su nombramiento episcopal fue Vicario Episcopal de la Vicaría II Valencia Centro y Suroeste. Además, entre 1987 y 1989, fue director de la Sección de Enseñanza Religiosa, dentro del Secretariado de la Comisión Episcopal de Enseñanza y Catequesis de la CEE, y fue miembro del Colegio de Consultores entre 1994 y 2001. El 11 de mayo de 2005 se hacía público su nombramiento como obispo auxiliar de Valencia. Recibió la ordenación episcopal el 2 de julio del mismo año. Fue administrador diocesano de Menorca del 21 de septiembre de 2008 hasta el 21 de mayo de 2009, fecha en la que fue nombrado obispo de esta sede. Tomó posesión el 11 de julio del mismo año. El 28 de julio de 2015 se hacía público su nombramiento como obispo de Lleida. OTROS DATOS DE INTERÉS En la Conferencia Episcopal Española es miembro de la Comisión Episcopal de Medios de Comunicación Social desde 2014. También ha sido miembro de la Comisión Episcopal de Enseñanza y Catequesis de 2005 a 2014.