Así se celebró San Antonio Abad en plena pandemia de Covid-19

El 17 de enero la Iglesia recuerda al «padre de los monjes» y al protector de los animales que, en este mismo día, son bendecidos. En los últimos años, los criadores de animales celebraban esta fecha especial estableciendo una pequeña granja en la Plaza de San Pedro.

La pandemia de Covid-19 modifica la celebración de San Antonio Abad

La emergencia sanitaria afecta a la vida de cada uno de nosotros y en muchos casos altera los hábitos y tradiciones.

El día de la fiesta litúrgica de San Antonio Abad, por ejemplo, siempre ha estado marcado por la bendición de los animales y momentos de convivencia. También en la Plaza de San Pedro, en años anteriores, Coldiretti ( la mayor asociación de agricultores y ganaderos de Italia) ofrecía la posibilidad de acercarse a los animales para conocerlos mejor y acariciarlos.

Una pequeña granja que hacía felices a los niños pero también una forma de honrar la figura de San Antonio. La misa matutina en la Basílica de San Pedro y la bendición de los animales al final de la celebración también se convirtió en costumbre.

Una bendición a través de las redes sociales

La pandemia de este año no ha permitido que la fiesta del Santo se celebre de esta manera. El lunes, la misa se celebrará en la Basílica Vaticana, pero sin la bendición de los animales. Sin embargo, la organización Copagri Lazio, (Confederación de Productores Agrícolas), ofrece la posibilidad de una bendición simbólica, a través de los canales sociales, que se dará en la misa celebrada en Rieti por Monseñor Benedetto Falcetti, párroco de la iglesia de San Miguel Arcángel.

Durante esta celebración, una delegación de Copagri donará cestas con productos agroalimentarios, típicos de la Región del Lazio que serán destinados a los necesitados.