Las facultades de Teología de la UPSA y San Esteban dialogan en torno a ‘Fratelli tutti’

La primera página de L'Osservatore Romano al día siguiente de la publicación de la Encíclica Fratelli tutti

En una mesa redonda virtual, organizada por las facultades de Teología de la Universidad Pontificia de Salamanca (UPSA) y San Esteban, los profesores José Luis Segovia Bernabé y Ricardo de Luis Carballada han dialogado en torno a la última encíclica del papa Francisco, Fratelli tutti, publicada el pasado mes de octubre.

La mesa redonda ha sido moderada por el decano de la Facultad de Teología de la UPSA, Francisco García Martínez, quien ha invitado a reflexionar sobre el sentido del magisterio y presentaba la encíclica “como una provocación, como una invitación a ser nosotros mismos, a descubrir nuestra identidad”. El decano considera el documento como una auténtica invitación a pensar la verdad de una expresión tan habitual como Fratelli tutti. “El Papa invita también a pensar la amplitud de ámbitos que abarca, cosa que no siempre está clara ni en nuestro pensamiento ni en nuestra vida”, ha enfatizado.

José Luis Segovia Bernabé

Tras esta breve introducción, ha tomado la palabra José Luis Segovia Bernabé, profesor titular de Teología Pastoral en el Instituto Superior de Pastoral de la UPSA y vicario episcopal de Pastoral Social e Innovación en la archidiócesis de Madrid. En su opinión, la última encíclica del papa Francisco pretende convocarnos a “una forma de vida con sabor a Evangelio”. El profesor Segovia Bernabé ha destacado el lenguaje vivaz, plástico y provocativo del Papa en un texto cuya pretensión es “hacer del mundo un auténtico lugar presidido por el amor fraterno de quienes compartimos la misma carne y participamos de la misma filiación”.

Segovia Bernabé ha advertido que el concepto de fraternidad que utiliza Francisco no se puede confundir con la simple filantropía o con la construcción de un mundo de meros socios. “La fraternidad no es la suma de individualidades. Se trata, sobre todo, de construir un nosotros tan ancho como el mundo, pero asentado en Él, en ese Dios del que con distintas confesiones religiosas participa de toda la humanidad”, ha subrayado.

El profesor ha destacado también algunos puntos clave del documento, de vital importancia para Francisco, como el derecho a emigrar, el trato a las personas emigrantes, la invitación a la hospitalidad, la fraternidad como fundamento de las relaciones. La encíclica suscita el desafío, en el mundo y en la Iglesia, tanto del cambio de las personas como de la transformación de las estructuras.

Ricardo de Luis Carballada

Por su parte, el dominico Ricardo de Luis Carballada, profesor y vicepresidente de la Pontificia Facultad de San Esteban y delegado diocesano de Pastoral Universitaria, ha realizado una caracterización del texto, en el que ha destacado la urgente y enfática llamada del Papa ante la deriva que la humanidad ha emprendido en los últimos años. “Es un grito para despertar conciencias y llamar al compromiso”.

Ricardo de Luis considera que, en esta encíclica, el Papa presenta un panorama general de la sociedad actual. “Es un panel en el que el Papa ha colgado los temas cruciales de su pontificado:  inmigración, integración, encuentro, diálogo y teología del pueblo. La llamada de Francisco no quiere solamente hacer pensar, reflexionar, sino provocar una reacción; es una llamada a la acción y al cambio de rumbo en la dirección que ha emprendido la humanidad en las últimas décadas y que amenaza con conducirnos a la inhumanidad, al enfrentamiento, a la ruptura e, incluso, a una posible guerra”, ha advertido el profesor De Luis.

La mesa redonda, celebrada de manera virtual, se encuentra disponible íntegramente en el canal de YouTube de la Facultad de San Esteban (San Esteban Comunicación).

(UPSA)

Agencia SIC
Acerca de Agencia SIC 42439 Articles
SIC (Servicio de Información de la Iglesia Católica), es una agencia de noticias y colaboraciones referidas a la Iglesia en España, creada en noviembre de 1991 por el Episcopado español y dependiente de la Comisión Episcopal de Medios de Comunicación Social (CEMCS).