Manos Unidas lanza la campaña «A veces el agua no cae del cielo»

Más de 2.000 millones de personas carecen de agua potable, lo que les impide tener acceso a una alimentación adecuada y suficiente, así como llevar a cabo medidas de higiene básicas; lo que, en muchos casos, les aboca al hambre y a la enfermedad. Porque el agua puede marcar la diferencia entre la vida y la muerte, y para concienciar a la sociedad sobre cómo su ausencia es una de las mayores amenazas a la que se enfrentan las poblaciones más empobrecidas del planeta, Manos Unidas lanza la campaña “A veces el agua no cae del cielo”.

Una campaña que pone de relieve cómo algo que “cae del cielo” y que, en muchos países del mundo, “nos llega sin más”, es, para otros muchos, un bien preciado que marca la diferencia entre vivir y no vivir, entre la salud y la enfermedad. A veces, especialmente en los países más empobrecidos, el agua no cae del cielo y lavarse las manos, un gesto tan cotidiano que puede salvar vidas, no está al alcance de todos.

La falta de agua, una amenaza

Y es que el agua es un derecho humano fundamental por el que trabaja Manos Unidas desde hace 61 años y que, ahora más que nunca, se ha convertido en una herramienta imprescindible para luchar contra el coronavirus, para prevenir y evitar contagios.

Pero la falta de agua es, además, una de las mayores amenazas a la que se enfrentan a diario las poblaciones más empobrecidas y que, cada año, provoca…

  • Enfermedades como el cólera, la disentería, el tifus, la polio, o parásitos intestinales, que alteran la salud de las personas y llegan a provocar, en muchos casos, la muerte.
  • Un aumento del hambreal afectar directamente a la agricultura y a la ganadería.
  • Un mayor abandono escolarde los niños que tienen entre sus “tareas” la de recoger agua para sus familias, restándoles horas de estudio y formación, tan necesarios para su futuro.
  • Lesionesde diversa índole, algunas graves, en las niñas y mujeres encargadas de recorrer largas distancias, cargando con pesados bidones de agua, para llevarla a sus poblados.
  • Conflictos y desplazamientosa otros territorios por el acceso y control del elemento natural.

El trabajo de Manos Unidas

Con la campaña “A veces el agua no cae del cielo”, queremos hacer hincapié en esta realidad y recordar que, diariamente, millones de personas se ven abocadas a una emergencia global como consecuencia de la falta de agua.

Para luchar contra esta situación, Manos Unidas trabaja, desde hace más de seis décadas, para garantizar el derecho humano al agua en los 57 países en los que está presente actualmente.

En 2019, financiamos 36 proyectos de desarrollo relacionados con agua que beneficiaron directamente a 131.045 personas, por un valor de 1.729.805,26 euros. Entre ellos:

  • Apoyamos a poblacionespara que tengan acceso al agua, perforando pozos, construyendo presas, haciendo canalizaciones de agua…
  • Promovemos la higiene, el saneamiento básico y la formaciónpara la buena gestión de las infraestructuras de agua y para su uso eficiente.
  • Apoyamos la gestión de recursos hídricos, así como la protección de los ecosistemas relacionados con el agua.

Para que el agua deje de marcar la diferencia entre la vida y la muerte en tantos y tantos países, Manos Unidas continuará su labor en este ámbito, llevando desarrollo y futuro a cientos de personas a través de ella. https://www.manosunidas.org/emergenciaagua/ 

(Manos Unidas)

Agencia SIC
Acerca de Agencia SIC 42439 Articles
SIC (Servicio de Información de la Iglesia Católica), es una agencia de noticias y colaboraciones referidas a la Iglesia en España, creada en noviembre de 1991 por el Episcopado español y dependiente de la Comisión Episcopal de Medios de Comunicación Social (CEMCS).