Carta pastoral de Mons. Francesc Pardo: ¿Jesús reina entre nosotros?

Hoy es el último domingo del año litúrgico. El próximo domingo empezamos el tiempo de adviento. Es la fiesta de Cristo Rey. Ciertamente Cristo es Rey, puesto que él mismo lo reconoció ante Pilatos en el momento dramático de su juicio civil. Ahora bien, contemplando el momento actual de nuestro mundo, leyendo datos estadísticos de una reflexión del centro de estudios Cristianismo y Justicia sobre “ser cristiano en Europa”, me he hecho la pregunta de si Jesús reina de verdad entre nosotros. Pienso en Cataluña, España, Europa…

Que Jesús sea el Rey del Reino de Dios, de eso no tenemos ninguna duda. Incluso Pilatos lo remarcó –si bien con ironía– con aquel letrero clavado en la cruz.

Jesús empieza su predicación anunciando que el Reino de Dios “está entre vosotros” (Lc.17,21), y que el Reino de Dios está cerca (Mt 1,15). Es lo que pide que anuncien sus discípulos antes de enviarlos en misión a los pueblos. Y Jesús también habla de ello a menudo, con parábolas.

Esto significa que el Reino ya está aquí, que ya ha llegado. Pero, ¿de qué reino se trata? En la plegaria del prefacio de esta fiesta lo recordamos con estas palabras: “Reino de verdad y de vida, Reino de santidad y de gracia, Reino de justicia, de amor y de paz”. También hay que notar que en las parábolas se habla del Reino como un tesoro y una perla fina, como una pequeña semilla de mostaza, como la levadura que hace fermentar la harina, como un banquete de boda al cual los primeros invitados renuncian a ir.

Desear y realizar todo lo que desea Dios, y desearlo siempre y en todas las circunstancias y sin limitaciones, esto es el Reino de Dios.

Pero sucede que, cuando contemplamos la realidad, nos quedamos perplejos. Aparentemente no parece que Dios reine, porque la justicia, la verdad, la vida, la paz, la santidad y el amor no son realidades prioritarias entre nosotros. Sí que encontramos hechos y señales de este Reino que nos hacen pensar en el crecimiento sencillo y lento anunciado en las parábolas. Pero, como ha dicho alguien, “no parece que Jesús reine entre nosotros”.

Además, la Iglesia, la comunidad de los discípulos, tendría que ser la punta de lanza de la realización del Reino, y algunos datos nos interrogan. España es el tercer país europeo en abandono del Cristianismo. Ocupa la decimosexta posición en la lista de países menos religiosos del mundo. Desde 2006 el número de católicos practicantes se ha reducido un 27 %, y las nuevas generaciones son cada vez menos creyentes. Ciertamente, hay un cambio de una religión sociológica a una religión del convencimiento, y esto es positivo.

Entonces, ¿qué podemos notar de la realización del Reino de Dios y del reinado de Cristo?

En Jesucristo ha empezado a estar presente el Reinado de Dios en la historia. Este Reinado de Dios no se ha cumplido del todo, y no lo hará con plenitud hasta el fin de los tiempos. Ahora ya podemos observar algunos hechos y signos de la presencia de este Reino, siempre desde las características que el mismo Jesús anuncia en las parábolas y que encontramos en muchas situaciones. Hechos de vida, de amor, de justicia, de paz… como pequeñas semillas sembradas que van creciendo para el bien de todo el mundo.

Al afirmar que Jesucristo es rey afirmamos que, a pesar de las dificultades, el Reino continúa realizándose entre nosotros.

+ Mons. Francesc Pardo i Artigas

Obispo de Girona

Mons. Francesc Pardo i Artigas
Acerca de Mons. Francesc Pardo i Artigas 412 Articles
Francesc Pardo i Artigas nació en Torrellas de Foix (comarca del Alt Penedès, provincia de Barcelona), diócesis de Sant Feliu de Llobregat, el 26 de junio de 1946. Ingresó en el Seminario Menor de Barcelona y siguió estudios eclesiásticos en el Seminario Mayor, de la misma diócesis. Se licenció en Teología, en la Facultad de Teología de Cataluña. Es autor de diversos artículos sobre temas teológicos publicados es revistas especializadas. Recibió la ordenación presbiteral en la basílica de Santa María de Vilafranca del Penedès, el 31 de mayo de 1973, de manos del cardenal Narcís Jubany. El 16 de julio del 2008, el Papa Benedicto XVI lo nombró Obispo de Girona. Recibió la Ordenación Episcopal el dia 19 de octubre del 2008 en la Catedral de Girona, tomando posesión de la diócesis el mismo día.