Comienza Betania, un itinerario vocacional

El próximo 15 de noviembre comienza de nuevo en la diócesis de Ciudad Real el itinerario vocacional Betania, una oportunidad para ayudar en el discernimiento vocacional.

El itinerario, que comenzó en el año 2002, consta de una serie de materiales reformados y perfeccionados durante años para ayudar a los participantes a reflexionar y rezar a la luz del Evangelio. Estos materiales se trabajan en casa, con el seguimiento de los encargados de la Pastoral Vocacional.

[Al final de la noticia puedes ver una entrevista a dos jóvenes que ya hicieron Betania]

Además, una vez al mes, el grupo de participantes se reúne en la casa natal de san Juan de Ávila, el lugar en el que este santo discernió su vocación y que sirve como marco e inspiración para la formación, la oración y compartir las experiencias.

En el recorrido del itinerario se proponen acompañantes espirituales, que ayudan en el proceso de discernimiento.

Para inscribirse o solicitar información hay que ponerse en contacto con la Delegación de Pastoral Vocacional a través del correo electrónico: [email protected]

Betania

Betania cumple este curso diecinueve años, en total, veinte ediciones que comenzaron adaptando la experiencia del curso de Fundamentación del Seminario para el proceso de discernimiento de los jóvenes. A través de distintas sesiones con materiales elaborados desde la Delegación de Pastoral Vocacional, cada participante puede ir recorriendo un camino junto a Jesús, siguiendo sus pasos y conociéndole más.

Este «encuentro» con Jesús a la luz del Evangelio es el centro de Betania, que toma su nombre del pueblo en el que Jesús se retiraba a descansar, a pensar, a pasar el tiempo con sus amigos más cercanos. Y ese mismo es el objetivo, «retirarse» a Betania para pasar un tiempo al lado de Jesús.

(Diócesis de Ciudad Real)

Agencia SIC
Acerca de Agencia SIC 43528 Articles
SIC (Servicio de Información de la Iglesia Católica), es una agencia de noticias y colaboraciones referidas a la Iglesia en España, creada en noviembre de 1991 por el Episcopado español y dependiente de la Comisión Episcopal de Medios de Comunicación Social (CEMCS).