El Papa invita a ser sabios y prudentes y convertirse hoy, no mañana

Ángelus (Vatican Media)
Convertirse hoy, no mañana. No esperar el último momento para corresponder a la gracia de Dios, sino hacerlo activamente de inmediato. Lo dijo el papa Francisco a la hora del Ángelus dominical del 8 de noviembre, reflexionando sobre la parábola de las diez vírgenes que propone el Evangelio del día. Con la Parábola de las diez vírgenes, Jesús “quiere decirnos que debemos estar preparados para el encuentro con Él”, pero “no solo para el encuentro final, sino para los pequeños y grandes encuentros de cada día, en vista de ese encuentro”.
Asomado como cada domingo a la ventana del Palacio Apostólico Vaticano para rezar el Ángelus con los fieles en la Plaza de San Pedro, el Santo Padre continuó, a partir del Evangelio del día, la reflexión sobre la vida eterna, iniciada con motivo de la Fiesta de Todos los Santos y la Conmemoración de los fieles difuntos. Recorrió la parábola de las diez vírgenes invitadas a una fiesta de bodas, «símbolo del Reino de los cielos».

En tiempos de Jesús existía la costumbre de que las bodas se celebraran de noche; por lo tanto, el cortejo de los invitados debía hacerse con las lámparas encendidas. Algunas damas de honor son necias: toman las lámparas, pero no llevan consigo aceite; las prudentes, en cambio, junto con las lámparas también llevan aceite. El novio tarda, tarda en llegar y todas se adormentan. Cuando una voz advierte que el novio está llegando, las necias en ese momento se dan cuenta de que no tienen aceite para sus lámparas; se lo piden a las prudentes, que responden que no pueden darlo, porque no sería suficiente para todas. Mientras las necias van a comprar aceite, llega el novio. Las muchachas prudentes entran con él en el salón del banquete y se cierra la puerta. Las otras llegan demasiado tarde y son rechazadas.

Convertirse hoy, no mañana

El Santo Padre explicó que, con la Parábola de las diez vírgenes, Jesús “quiere decirnos que debemos estar preparados para el encuentro con Él”, pero “no solo para el encuentro final, sino para los pequeños y grandes encuentros de cada día, en vistas de ese encuentro”. Para ello “no basta la lámpara de la fe, también se necesita el aceite de la caridad y las buenas obras”. Ser sabios y prudentes, como esas vírgenes de la Parábola, «significa no esperar el último momento para corresponder a la gracia de Dios, sino hacerlo activamente de inmediato, comenzar ahora».

“Sí… más adelante me convertiré…” ¡Conviértete hoy!¡Cambia tu vida hoy! “Sí, sí… mañana”. ¿Es lo mismo decir “mañana”? Si queremos estar preparados para el último encuentro con el Señor, debemos cooperar con él a partir de ahora y realizar buenas acciones inspiradas en su amor.

Haciendo el bien esperamos serenamente la llegada del Señor

Sucede, lamentablemente “que nos olvidamos de la meta de nuestra vida, es decir, la cita definitiva con Dios”, dijo el pontífice. Así se pierde “el sentido de la espera”, de la bella expectativa que es el encuentro con el Señor, esa que nos «saca de las contradicciones del momento». Así, se «absolutiza el presente». Y, cuando esto sucede, “hacemos todo como si nunca tuviéramos que partir para la otra vida”.

Entonces sólo nos preocupa poseer, emerger, acomodarnos…. Siempre másSi nos dejamos guiar por lo que nos parece más atractivo, también por lo que nos gusta, por la búsqueda de nuestros intereses, nuestra vida se vuelve estéril; no acumulamos reservas de aceite para nuestra lámpara, y se apagará antes del encuentro con el Señor.

Vivir el hoy que va hacia el mañana: al encuentro con Dios

Es por ello que es necesario vivir el hoy, pero “el hoy que va hacia el mañana”, es decir hacia el encuentro con Dios -subrayó el papa Francisco: si estamos atentos y hacemos el bien correspondiendo a la gracia de Dios, podemos esperar serenamente la llegada del novio. «Y el Señor «también puede venir mientras dormimos – concluyó. Pero esto «no nos preocupa, porque tenemos la reserva de aceite acumulada con las buenas obras de cada día, acumulada con aquella espera del Señor».

Invoquemos la intercesión de María Santísima, para que nos ayude a vivir, como ella, una fe activa: ella es la lámpara luminosa con la que podemos atravesar la noche más allá de la muerte y alcanzar la gran fiesta de la vida.

(Ciudad del Vaticano, vaticannews.va)

 

El Papa reza por la paz en Etiopía y Libia

Al final de la oración del Ángelus, el Papa dirigió su pensamiento a lo que está sucediendo en Etiopía, exhortando al diálogo y a «rechazar la tentación del conflicto armado». Para Libia espera en el fin del sufrimiento de la población y el respeto del alto el fuego permanente.
El papa Francisco sigue con preocupación las noticias que llegan de Etiopía, donde el primer ministro Abiy Ahmed sigue adelante con la campaña militar que anunció el miércoles, a pesar de los pedidos a nivel internacional para que se prosiga el diálogo con el Frente de Liberación Popular de Tigray (TPLF) en lugar de arriesgarse a una guerra civil.

Tras la oración mariana del Ángelus, Francisco exhortó a todos a «rechazar la tentación de los conflictos armados» e invitó también a todos «a la oración y al respeto fraterno, al diálogo y a la resolución pacífica de las diferencias”.

El llamamiento del Papa se produce cuando las Naciones Unidas advierten que nueve millones de personas corren el riesgo de ser desplazadas por la escalada del conflicto en la región de Tigray, en Etiopía. Los observadores de la ONU también dijeron hoy que la declaración del estado de emergencia por parte del gobierno estaba bloqueando las ayudas alimentarias y de otro tipo.

Foro de Diálogo Político de Libia

El Sumo Pontífice dirigió luego sus pensamientos a la búsqueda de la estabilidad en Libia. Hizo presente las reuniones del Foro de Diálogo Político de Libia que comienza hoy, y señaló la importancia de este evento: «Espero sinceramente que en este delicado momento se encuentre una solución al largo sufrimiento del pueblo libio».

Expresando su esperanza de que el reciente acuerdo de un alto al fuego permanente «sea respetado y concretizado», pidió oraciones para los delegados del Foro, por la paz y la estabilidad en Libia.

El Foro de Diálogo Político Libio (LPDF) es un diálogo político intra-Libio plenamente inclusivo establecido por los resultados de la Conferencia de Berlín, el pasado mes de enero, que fueron respaldados por las resoluciones del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas. Representa a una variedad de grupos de interés diferentes, basados en los principios de inclusividad, justa representación geográfica, étnica, política, tribal y social.

Día de Acción de Gracias en Italia

Por último, Francisco también recordó el Día de Acción de Gracias en Italia hoy, que este año está dedicado al agua.

El agua es vital para la agricultura; ¡también es vital para la vida! Estoy cerca con la oración y el afecto al mundo rural, especialmente a los pequeños agricultores. Su trabajo es más importante que nunca en estos tiempos de crisis. Me uno a los obispos italianos en el llamamiento para que el agua sea salvaguardada como un bien común, cuyo uso debe respetar su destino universal.

(Ciudad del Vaticano, vaticannews.va)

Agencia SIC
Acerca de Agencia SIC 44270 Articles
SIC (Servicio de Información de la Iglesia Católica), es una agencia de noticias y colaboraciones referidas a la Iglesia en España, creada en noviembre de 1991 por el Episcopado español y dependiente de la Comisión Episcopal de Medios de Comunicación Social (CEMCS).