Carta pastoral de Mons. Vicente Jiménez: Día de la Iglesia Diocesana “Lo que tú nos ayudas a ser”

Queridos diocesanos: con el mes de noviembre llega el ‘Día de la Iglesia Diocesana’ y la ocasión para renovar nuestra pertenencia a la Iglesia particular de Zaragoza.

Nuestra diócesis —sede metropolitana desde el siglo XIV— tiene una identidad muy precisa: apostólica, por la predicación de Santiago, el Mayor; mariana, por la ‘Venida’ de la Virgen del Pilar; martirial, desde santa Engracia, hasta la persecución religiosa del siglo XX; eucarística, por el Misterio de Daroca. Todas estas señas son motivo de agradecimiento y estímulo para continuar la misión en este tiempo recio, marcado por la pandemia de la Covid-19.

Si “Dios jamás abandona a su pueblo, está siempre junto a él, especialmente cuando el dolor se hace más presente” (Francisco), nuestra Iglesia diocesana tampoco puede hacerlo. Estamos dispuestos a acompañar y servir a las personas y a las familias que se han visto más afectadas por la pandemia con una esperanza activa.

A finales de mayo, lanzamos la campaña ‘Hazlo posible’, dirigida a concienciar y a nutrir un fondo diocesano para hacer frente a las emergencias sociales provocadas por la Covid-19. Más de 100.000 € se recogieron y se distribuyeron entre los colectivos más golpeados. Después, a partir de julio, ‘Hazlo posible’ se dirigió a ayudar a las parroquias. ¿Sería posible la acción caritativa de la Iglesia al margen de las parroquias, de sus instalaciones y de sus miembros?

Hoy toca enfocar a la diócesis: “Una Iglesia diocesana con corazón en tiempos de pandemia”. Como creyentes, acogemos los desafíos que nos plantea esta grave crisis sanitaria, social, económica y laboral, como una llamada a la conversión pastoral, a la salida misionera, al testimonio personal y en la vida pública. Para ello, necesitamos el compromiso y la colaboración de todos: “Somos lo que tú nos ayudas a ser”, con tu tiempo, tus cualidades, tu apoyo económico y tu oración.

Colaboración económica. Una Iglesia diocesana con corazón ha de convertirse en “comunidad de bienes” espirituales y materiales. Para que sigamos cumpliendo nuestra misión, es necesaria la colaboración económica de los católicos y de todas las personas que valoran nuestra labor. Por ello, os invito a acoger iniciativas que canalizan la generosidad personal, como los portales www.donoamiiglesia.com y www.hazloposiblezaragoza.es. Las formas de colaboración son varias: con donativos, con las colectas, con la X en la Declaración de la Renta, con una cuota periódica, con legados y herencias.

Como administrador apostólico, agradezco de corazón vuestra entrega personal en los múltiples servicios de la Iglesia y vuestra generosa colaboración económica.

 

+ Vicente Jiménez Zamora

Administrador Apostólico de Zaragoza

Mons. Vicente Jiménez Zamora
Acerca de Mons. Vicente Jiménez Zamora 254 Articles
Mons. D. Vicente Jiménez Zamora nace en Ágreda (Soria) el 28 de enero de 1944. Fue ordenado sacerdote diocesano de Osma-Soria el 29 de junio de 1968. Es licenciado en Teología por la Pontificia Universidad Gregoriana de Roma, en Teología Moral por la Pontificia Universidad Lateranense de Roma y en Filosofía por la Pontificia Universidad Santo Tomás de Aquino de Roma. CARGOS PASTORALES Su ministerio sacerdotal y episcopal está unido a su diócesis natal, en la que durante años impartió clases de Religión en Institutos Públicos y en la Escuela Universitaria de Enfermería, además fue profesor de Filosofía y de Teología en el Seminario Diocesano. También desempeñó los cargos de delegado diocesano del Clero (1982-1995); Vicario Episcopal de Pastoral (1988-1993); Vicario Episcopal para la aplicación del Sínodo (1998-2004) y Vicario General (2001-2004). Fue, desde 1990 hasta su nombramiento episcopal,abad-presidente del Cabildo de la Concatedral de Soria. El 12 de diciembre de 2003 fue elegido por el colegio de consultores administrador diocesano de Osma-Soria, sede de la que fue nombrado obispo el 21 de mayo de 2004. Ese mismo año, el 17 de julio, recibió la ordenación episcopal. El 27 de julio de 2007 fue nombrado Obispo de Santander y tomó posesión el 9 de septiembre de 2007. Desde el 21 de diciembre de 2014 es Arzobispo de Zaragoza, tras hacerse público el nombramiento el día 12 del mismo mes. OTROS DATOS DE INTERÉS En la CEE es miembro del Comité Ejecutivo desde el 14 de marzo de 2017. Además, ha sido miembro de las Comisiones Episcopales para la Doctrina de la Fe (2007-2008) y Pastoral Social (2008-2011). Desde 2011 era presidente de la Comisión Episcopal para la Vida Consagrada, tras ser reelegido para el cargo el 13 de marzo de 2014. El sábado 29 de marzo de 2014 la Santa Sede hizo público su nombramiento como miembro de la Congregación para los Institutos de Vida Consagrada y las Sociedades de Vida Apostólica.